sábado, 20 de agosto de 2016

TALLARINES CASEROS CON LA MEJOR SALSA DE TOMATES

Para una  Clase para Parejas de anoche, los chicos eligieron como temática pastas. Comenzamos con estos tallarines caseros con para mí una de las mejores salsas de tomate, bastante tradicional en Italia pero no tan conocida por estos lares. Comparto la receta, para 4 personas, abundante:

PASTA
- 400 g de harina, (empleamos en esta oportunidad 000 y quedó muy bien)
-     4 huevos
-     1 cucharadita al ras de sal

SALSA
-          1,2 kg tomates perita maduros, pelados, despepitados y cubeteados
-     2 cucharadas de aceite de oliva + adicional para servir
-     1 cebolla mediana finamente picada
-     2 dientes de ajo en rodajas delgadas
-     1 puñado de ramitas de albahaca fresca
-     1 cucharada de aceto balsámico

En un bol mezclamos la harina con la sal, hacemos un hueco en su centro y volcamos dentro los huevos. Con un tenedor los vamos batiendo e incorporando de a poco la harina. Con un cornete y luego con las manos vamos formando la masa; volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa suave, sedosa y firme. Envolvemos en papel film y dejamos reposar al menos por 30´.

Aplastamos un poco la masa con la mano o palo de amasar y la pasamos por el punto más ancho de la máquina; doblamos en 3 y volvemos a pasar, por la parte abierta. Repetimos 3 veces y luego pasamos una vez por cada punto hasta el penúltimo o último más delgado, según nos guste.

Dividimos cada tira en 2 ó 4 y cortamos con la máquina del ancho deseado. Si queremos cortar la pasta a cuchillo, previo generoso enharinado la enrollamos por la parte más ancha dando vueltas de los extremos al centro. Cortamos con un cuchillo grande y filoso según el ancho deseado, pasamos luego el canto del cuchillo por debajo de la pasta y levantamos por el medio y ya está.  Con la máquina cortaremos también según el ancho deseado. Dejamos orear sobre superficie enharinada.  

Picamos groseramente las hojas de albahaca reservando algunas para decorar y finamente los tallos.

En una sartén mediana calentamos el aceite a fuego medio-bajo, incorporamos la cebolla y salteamos hasta que se vuelva translúcida, unos 7’; agregamos los ajos y los tallos picados y cocinamos por otros 2’ó 3’.

Incorporamos luego los tomates y el aceto; salpimentamos ligeramente.

Llevamos a hervor, reducimos el fuego a mínimo y cocinamos por unos 45’mezclando cada tanto; 5’antes incorporamos las hojas de albahaca picadas. Si aún no está la pasta mantenemos a fuego corona.

Ponemos a hervir la pasta en abundante agua con sal, retiramos al dente, no más de 2', escurrimos, volcamos dentro de la sartén junto con una cucharada del líquido de la cocción y mezclamos bien.

Servimos en platos hondos precalentados espolvoreando con parmesano rallado y regando con un chorro de aceite de oliva.