miércoles, 21 de diciembre de 2016

RAVIOLES DE BERENJENA AHUMADA, NUECES, RICOTA Y PARMESANO


Una riquísima pasta que preparamos en una Clase Privada de Cocina con una pareja suizo-alemana que me había propuesto el desafío de que viéramos, en una sola clase, ravioles, pan casero y empanadas, desafío que acepté y resultó mucho más gratificante que agotador...La receta, para 4 personas:

MASA
-200 g de harina 0000 (refinada)
-    2 huevos medianos
-   1/2 cucharadita de sal

RELLENO
-     1 berenjena de 300 g aproximadamente
- 200 g de ricota fresca bien escurrida
-     1 diente grande de ajo picado
-     1 cucharada de aceite de oliva
-     2 cucharadas de nueces, picadas
-     2 cucharadas de parmesano rallado
-     1 huevo chico
-        sal y pimienta negra recién molida

SALSA
-   4 cucharadas de manteca
- 15 a 20 hojas de salvia fresca troceadas
-   1 cucharada de nueces, picadas
-      hojas de albahaca fresca para decorar
-      parmesano rallado
-      sal y pimienta negra recién molida

En un bol mezclamos la harina con la sal, hacemos un hueco en su centro y volcamos dentro los huevos. Con un tenedor vamos incorporando de a poco la harina y luego con un cornete y finalmente con las manos vamos formando la masa. Volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa suave, sedosa y firme. Envolvemos en papel film y dejamos reposar al menos por 30´.

Colocamos directamente la berenjena sobre una hornalla a fuego medio durante 10', rotándola; la piel deberá quedar completamente quemada y el interior tierno. Retiramos, dejamos entibiar, cortamos al medio y con una cuchara quitamos la carne y la dejamos escurrir unos minutos sobre un colador.

En una sartén salteamos el ajo con el aceite de oliva por 1', incorporamos la berenjena y continuamos cocinando por otros 2'.

Procesamos por unos instantes, agregamos el huevo y la ricota y procesamos por unos instantes más.Agregamos el parmesano y las nueces picadas, salpimentamos, mezclamos y llevamos a frío.

Aplastamos la masa con la mano y la pasamos por el punto más ancho de la máquina; doblamos en 3 y volvemos a pasar, por la parte abierta. Repetimos 3 veces y luego pasamos una vez por cada punto hasta el n* 7; dividimos en 4 tiras de tamaño similar.

Colocamos una tira sobre el molde elegido previamente enharinado y con una cucharita vamos colocando el relleno; cubrimos con la otra tira, presionamos suavemente para quitar el aire y pasamos varias veces un palo por encima de modo de sellar y cortar.

Volcamos sobre una superficie enharinada, con un cortapastas completamos el cortado, cubrimos con un repasador y reservamos. Repetimos con las otras tiras recuperando y volviendo a estirar los restos de masa.

En una cacerola ponemos a hervir abundante agua.

En una sartén grande derretimos la manteca a fuego suave, esperamos unos minutos a que comience a oscurecerse, agregamos las hojas de salvia, salpimentamos y luego de 1’reducimos el fuego a corona.

Cuando el agua rompió el hervor la salamos y echamos dentro la pasta; retiramos al dente, unos 2´, escurrimos, volcamos en la sartén y mezclamos. Añadimos si encontramos necesario un poco del líquido de la cocción.

Servimos en platos precalentados, espolvoreando con las nueces picadas y parmesano rallado y decorando con las hojas de albahaca.




·

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!