viernes, 11 de noviembre de 2016

TORTA PASCUALINA, UNA BUENA RECETA!

Una receta que preparamos en una "Private Cooking Lesson" con una turista de Vietnam, residente en Estados Unidos, abogada y amante de la cocina. Para una tartera alta de 26-28 cms de diámetro:

MASA
- 400 g harina 0000
- 130 ml agua
- 130 ml aceite
-    1 cucharadita al ras de sal

RELLENO
-     2 paquetes grandes de espinacas
- 300 g ricotta fresca
-     2 cebollas medianas picadas
-     ½ pimiento rojo picado
- 150 g de muzzarella fresca
-   75 g de parmesano rallado
-    8 huevos chicos
-    1 cucharada de aceite de oliva
-       sal, pimienta negra y nuez moscada
- 100 g mozzarella cortada en trozos pequeños
-        azúcar para espolvorear la tarta

En un bol mezclamos los ingredientes de la masa hasta integrar, volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa suave y sedosa. Envolvemos en papel film y reservamos al menos por 30’.

Quitamos la raíz y tallos gruesos de las espinacas, lavamos las hojas, las escurrimos bien y cocinamos por tandas en microondas en bol cubierto hasta que comiencen a marchitarse, unos 2’ por vez. Retiramos, dejamos entibiar y escurrimos muy bien presionando con las manos.

En una sartén grande salteamos la cebolla y el morrón con el aceite de oliva y una pizca de sal hasta que las cebollas comiencen a colorear. Agregamos las espinacas y cocinamos a fuego fuerte por 1 minuto mientras revolvemos con una cuchara de madera.

Retiramos del fuego, agregamos los quesos y 4 huevos ligeramente batidos (reservamos un poco para pintar la masa); condimentamos y mezclamos.

Dividimos la masa en 3/5 y 2/5. Con la ayuda de un palote estiramos la más grande de forma circular y un diámetro que cubra en exceso la base de la tartera y sus bordes. Estiramos también la otra con un diámetro algo menor.

Forramos la tartera con la tapa más grande volcando hacia afuera los excesos de masa. Pincelamos la base con huevo y volcamos por encima el relleno; hacemos 4 orificios equidistantes y echamos dentro los huevos crudos. Con el canto de un cuchillo cortamos los excedentes de masa.

Forramos con la otra tapa, sellamos bien uniendo las dos masas y realizando si gustamos algún repulgue.

Pintamos con huevo, espolvoreamos opcionalmente con azúcar y pinchamos con un tenedor.

Horneamos a 180* por unos 45’ hasta que la masa se vea bien cocida.

Retiramos y dejamos entibiar antes de desmoldar y servir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!