sábado, 12 de noviembre de 2016

PATÉ DE ZANAHORIAS, JENGIBRE Y SEMILLAS DE SÉSAMO TOSTADAS

Un paté sabroso, fresco, liviano y relativamente fácil de preparar. Para 2  ó 3 personas como entrada o varias más como aperitivo sobre pan tostado o crostines, o similar:

-   1/2 kg de zanahorias
-    20 g de jengibre fresco, pelado y rallado
       2 cucharadas de semillas de sésamo
-      1 tacita de aceite de oliva
-     1/2 tacita de jugo de limón fresco
-         ciboulette o verdeo picados para decorar
-         sal y pimienta negra recién molida

Pelamos, troceamos y hervimos las zanahorias hasta tiernizar, unos 20'.

En una sartén pequeña y a fuego bajo tostamos las semillas de sésamo hasta que comiencen a saltar. Retiramos del fuego y reservamos.

Procesamos conjuntamente las zanahorias, el jengibre rallado, el aceite de oliva y el limón; salpimentamos a gusto. Revisamos y eventualmente ajustamos consistencia y sabor.

Colocamos el paté en una fuente o bol de servicio y decoramos con el ciboulette picado y, generosamente, con las semillas de sésamo tostado.

Llevamos a frío al menos por 2 horas antes de servir; podemos prepararlo también con anticipación y conservarlo en heladera por varios días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!