jueves, 27 de octubre de 2016

RAVIOLES DE RICOTA Y LIMÓN CON MANTECA NEGRA Y SALVIA, EMPLEANDO ACCESORIO RAVIOLERO

HOGARIS, fábrica argentina de máquinas de pastas y sponsor oficial de El Arte de Amasar, nos proveyó para nuestras clases de sus máquinas PastaHogar, con accesorio raviolero, un accesorio que no dejarán de usar una vez le tomen la mano. La receta, empleando el referido accesorio, junto con algunos tips respecto de su uso, para 4 porciones:

MASA
- 200 g de harina 0000
- 2 huevos grandes
- 1/4 cucharadita de sal

RELLENO
- ½ kg de ricota fresca
- ralladura de un limón grande
- sal y pimienta negra recién molida

SALSA
- 100 g de manteca
- 15 a 20 hojas de salvia fresca medianas
- 4 cucharadas de parmesano rallado
- 20 a 25 hojas medianas de salvia fresca
- Jugo de ½ limón
En un bol mezclamos los ingredientes de la masa, volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa suave; envolvemos en papel film y dejamos reposar.

Procesamos por unos instantes la ricota con la ralladura de limón, sal y pimienta y reservamos en la heladera.

Estiramos la masa hasta el punto 8 de la máquina de pastas y dividimos en 2 tiras de tamaño similar, las cuales espolvoreamos generosamente en una de sus caras y doblamos al medio con la parte enharinada por fuera.

Colocamos el extremo doblado de la tira entre los rodillos, giramos la manija media vuelta para asegurarla y despegamos del rodillo la primera hilera de masa para que no se pegue (importante).

Volcamos las tiras sobre ambos rodillos y colocamos de a 2 ó 3 cucharas de relleno entre las mismas, las cuales las distribuimos uniformemente con una leve presión.

Vamos girando el rodillo y reponiendo el relleno según sea necesario. Unos centímetros antes que se termine la tira de masa retiramos el relleno para evitar se ensucie la máquina.

Espolvoreamos con harina las planchas de ravioles y llevamos de inmediato a la heladera para facilitar su separación. Podemos también conservar en el freezer.

Ponemos a calentar abundante agua en una cacerola.

Mientras se calienta el agua, en una sartén grande derretimos la manteca y cocinamos a fuego suave hasta que comience a oscurecerse; añadimos las hojas de salvia y luego de 1’agregamos el jugo de limón y retiramos del fuego.

Una vez el agua rompió el hervor, la salamos y echamos dentro la pasta.

Retiramos al dente, unos 3', escurrimos y volcamos dentro de la sartén con la salsa junto con 1/2 taza del líquido de la cocción. Agregamos el parmesano, mezclamos y servimos de inmediato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!