domingo, 9 de octubre de 2016

RAVIOLES DE POLLO, PUERROS Y RICOTA CON SALSA DE TOMATES FRESCOS Y ALBAHACA

Una pasta rescatada de una Clase de Cocina + Cena del 2014, tan sencilla como sabrosa. Para 4 personas:

MASA
- 200 g de harina 0000
-    2 huevos grandes
-  1/4 cucharadita de sal

RELLENO
- 250 g de supremas de pollo cortadas en cubos pequeños
- 200 g de ricota fresca
-     2 puerros, parte blanca y verde tierna, en rodajas delgadas
-     2 cebollas de verdeo parte blanca y verde tierna en rodajas delgadas
-     1 huevo ligeramente batido
-     1 cucharada de aceite de oliva
-     1 cucharada de manteca
-        Sal y pimienta negra recién molida
SALSA
- 6 a 8 tomates perita maduros (1 kg)
- 2 dientes de ajo picados
- 4 cucharadas de aceite de oliva
- 1 puñado de hojas de albahaca fresca troceadas
-    Sal y pimienta negra recién molida
-    Parmesano recién rallado

En un bol mezclamos los ingredientes de la masa, volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos hasta obtener una masa suave; envolvemos en papel film y dejamos reposar.

En una sartén derretimos la manteca y blanqueamos los trozos de pollo: retiramos, agregamos el aceite y salteamos el puerro y las cebollas de verdeo hasta que comiencen a colorear; volvemos a incorporar los trozos de pollo, mezclamos, salpimentamos, retiramos del fuego, dejamos entibiar y
procesamos junto con el huevo. Agregamos la ricota, mezclamos y revisamos sabor.

Estiramos la masa hasta el punto 8 de la máquina de pastas y dividimos en 2 tiras de tamaño similar.

Ubicamos una tira sobre un molde de pasta previamente enharinado y con una cucharita vamos colocando el relleno; cubrimos con la otra tira y pasamos varias veces por encima un palo de modo sellar y cortar. Volcamos sobre la superficie de trabajo y con un cortapastas terminamos de separar las piezas si hiciera falta. Reservamos sobre superficie enharinada y cubiertos y volvemos a estirar los restos de masa repitiendo el procedimiento.

Ponemos a hervir abundante agua con sal.

Para la salsa, pelamos los tomates, despepitamos y procesamos. En una sartén salteamos los ajos picados, incorporamos los tomates y cocinamos a fuego suave mezclando cada tanto hasta que se reduzca aproximadamente a la mitad; salpimentamos.

Una vez el agua rompió el hervor echamos dentro los ravioles y cocinamos al dente, no más de 3`.

Mientras, incorporamos a la salsa las hojas de albahaca en la salsa, mezclamos y mantenemos a fuego suave.

Escurrimos la pasta, emplatamos en platos precalentados, regamos con la salsa y floreamos con parmesano rallado y, hojas de albahaca picada. Una pasta a prueba de los paladares más diversos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!