jueves, 20 de octubre de 2016

RAVIOLES DE DOS COLORES, ESPINACAS Y TRES QUESOS

Un sabroso y colorida plato de pastas, rescatado de una Clase Personalizada de Cocina del 2014, para 4 personas:

MASA DE ESPINACAS
- 100/120 g de harina 0000 (refinada)
-     1 huevos grandes
-    20 g de espinacas, una vez blanqueadas y muy bien escurridas (o 100 g congeladas)
-     1 pizca de sal

MASA COMÚN
- 100 g de harina 0000 (refinada)
-     1 huevo grande
-     1 pizca de sal

RELLENO
-     1 paquete de espinacas frescas (o 400g congeladas)
- 150 g de muzzarella en trozos pequeños
- 100 g de corazón de reggianito rallado
- 100 g de sardo fresco o semiestacionado rallado
-     1 huevo
-        sal, pimienta negra recién molida y nuez moscada

SALSA
- 6 tomates perita maduros pelados y sin semillas
- 2 dientes grandes de ajo picados
- 4 cucharadas de aceite de oliva
- 1 puñado de hojas de albahaca fresca cortadas groseramente
-    sal y pimienta negra recién molida
-    Parmesano recién rallado para espolvorear

Para la masa, si trabajamos con espinacas frescas, las lavamos, quitamos los tallos gruesos y cocinamos en microondas por 2'en recipiente tapado; retiramos, dejamos entibiar y escurrimos muy bien. Si trabajamos con espinacas congeladas seguimos las indicaciones del envase para cocinar y luego dejamos entibiar y escurrimos muy bien. Tomamos unos 20 g y procesamos junto con los huevos, la sal y la pimienta.

Hacemos una corona con la harina (puede ser dentro de un bol), volcamos en su centro la mezcla anterior y con un tenedor vamos incorporando la harina al centro mientras revolvemos. Continuamos integrando con la ayuda de un cornete, volcamos sobre la superficie de trabajo y amasamos por unos minutos hasta obtener una masa suave. Hacemos un bollo, envolvemos en papel film y dejamos reposar.

Para la masa al huevo tradicional seguimos el mismo procedimiento sin añadir las espinacas.

Para el relleno picamos groseramente la espinaca remanente, mezclamos con los quesos y el huevo y condimentamos ligeramente.

Estiramos la masa hasta el penúltimo punto de la máquina y dividimos en 2 ó 4 tiras de tamaño similar. Con una cucharita vamos colocando el relleno dejando unos 5 cms entre cada uno; cubrimos con la otra tira, presionamos suavemente con los dedos alrededor de los rellenos para quitar el aire y con un cortapastas sellamos y cortamos. La masa excedente podemos recuperar y volver a estirar.

Para la salsa, pelamos los tomates, despepitamos y procesamos. En una sartén a fuego bajo salteamos los ajos picados, incorporamos los tomates y continuamos la cocción mezclando cada tanto y hasta que se reduzca aprox a la mitad; salpimentamos.

Ponemos a hervir abundante agua y una vez rompió a hervir salamos, echamos dentro los ravioles y cocinamos al dente, no más de 3`.

Mientras, incorporamos las hojas de albahaca a la salsa, mezclamos y mantenemos a fuego suave.

Escurrimos la pasta, volcamos dentro de la sartén con la salsa, mezclamos y servimos de inmediato en platos precalentados, espolvoreando con el queso rallado y pimenta negra y rociando con un chorro de aceite de oliva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!