lunes, 8 de agosto de 2016

TARTA DE RICOTA, QUESO AZUL, MUZZARELLA Y SARDO FRESCO, SIMPLEMENTE

En una lindísima Clase de Cocina para Parejas con Paola y Pablo, por pedido de ellos preparamos como entrada esta tarta experimental de quesos  que resultó buenísima, así que les agradezco de paso que me hayan estimulado a crear esta torta de "sólo que quesos", ya que ellos no querían saber de nada de verduras... He aquí la receta, muy sencilla y, casi que aseguraría "apta para todo público": para una tartera de 28 cms de diámetro:

MASA
- 200 g de harina 0000
- 65 ml de agua (una tacita)
- 65 g de manteca derretida
- ½ cucharadita de sal

RELLENO
- 150 g ricota fresca
- 100 cc de crema de leche,
- 150 g de muzzarella rallada o en trozos pequeños
- 100 g de queso azul desmenuzado
- 50 g de sardo preferentemente fresco rallado
-   3 huevos grandes

En un bol mezclamos los ingredientes de la masa, volcamos sobre la superficie de trabajo apenas enharinada y amasamos hasta obtener una masa suave. Envolvemos en papel film y llevamos a frío al menos por 30’.

En otro bol batimos conjuntamente la ricota con la crema, el queso azul y los huevos; agregamos la muzzarella y revolvemos.

Con la ayuda de un palote estiramos la masa delgada y de forma redondeada, con un diámetro algo mayor que la tartera; la desplegamos sobre esta (si es de teflón no hace falta engrasar) y volcamos los excedentes hacia afuera. Echamos dentro el relleno y espolvoreamos con el sardo rallado y con el canto de un cuchillo cortamos la masa excedente.

Horneamos a 180* (3/4 temperatura de horno normal) por unos 45’, hasta que la masa se vea crocante y el queso haya gratinado.

Retiramos, resistimos unos minutos a que se atempere y disfrutamos!





Retiramos del horno y esperamos unos minutos antes de desmoldar y servir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!