martes, 17 de mayo de 2016

SORRENTINOS INTEGRALES DE CALABAZA, SALVIA, CEBOLLA COLORADA Y SARDO

A pedido de una persona muy querida preparé estos sorrentinos con harina integral, tan sabrosos que no requerirán ninguna salsa "importante" para acompañarlos, bastará la sencillísima que empleamos o, incluso, manteca y queso... Para 4 a 6 porciones, unas 36 unidades:


MASA
- 150 g harina integral
-   50 harina común
-     2 huevos grandes
-     ½ cucharadita de sal
-     ¼ cucharadita pimienta blanca

RELLENO
-    1/2 calabaza chica, de 1 kg o algo menos total
- 100 g de queso crema
-   50 g de sardo o parmesano rallado
-     1 ó 2 cucharadas de pan rallado
-   12 hojas de salvia cortada en rodajas delgadas
-     1 cebolla colorada mediana picada
-     1 cucharada de aceite de oliva + adicional para la calabaza
-     1 huevo ligeramente batido
-        Sal, pimienta, negra nuez moscada y peperoncino o ají molido

SALSA
-       Aceite de oliva
-        Parmesano rallado
-        Perejil picado
-        Pimienta negra

Preparamos la masa del modo habitual, ver "Masa para pasta al huevo, técnicas básicas".

Cortamos la calabaza al medio longitudinalmente, le hacemos algunos cortes en la cáscara y horneamos sobre papel manteca con un poco de aceite de oliva hasta que esté tierna, unos 40'. Retiramos y dejamos enfriar.

En una sartén pequeña a fuego bajo calentamos el aceite de oliva y salteamos la cebolla colorada hasta tiernizar; a mitad de la cocción incorporamos las hojas de salvia. Apagamos el fuego y reservamos.

Procesamos la calabaza junto con el huevo y el queso crema, adicionando 1 ó 2 cucharadas de pan rallado para darle más densidad. Incorporamos la cebolla y el sardo, condimentamos y mezclamos.

Ponemos a hervir abundante agua.

Estiramos la masa hasta el penúltimo punto de la máquina y la dividimos en 2 ó 4 tiras de tamaño similar. Colocamos una tira sobre un molde para sorrentinos enharinado y con una cucharita vamos poniendo el relleno; cubrimos con otra tira, presionamos suavemente para quitar el aire y hacemos rodar un palo por encima de modo de sellar y cortar. Volcamos sobre una superficie enharinada, enharinamos también por encima y cubrimos con un repasador. Repetimos con la/s otra/s tira/s y volvemos también a estirar los restos de masa.

Cuando el agua rompió a hervir la salamos, y volcamos dentro la pasta.

Retiramos al dente y servimos en platos hondos precalentados, rociando con aceite de oliva, pimentando generosamente y distribuyendo por encima perejil picado y parmesano rallado.

Una pasta integral realmente sabrosa!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!