martes, 31 de mayo de 2016

PASTA CASERA AGLIO E OLIO (oliva, perejil, ajo y peperoncino), UNA SIMPLÍSIMA DELICIA!


Esta tradicional pasta la preparamos en una Clase de Cocina Privada tomada por dos Chef de los Estados Unidos que la pidieron a los efectos de revisar y mejorar algunas técnicas, un honor y un desafío para mí, de paso...Es una salsa sumamente sencilla y sabrosa, que nos puede sacar también muchas veces de apuro, incluso con una buena pasta seca. Para 4 porciones


PASTA (o 500 g de buena pasta seca) 
- 400 g de harina 0000 (refinada)
-      4 huevos grandes
-      1 cucharadita de sal no muy colmada

SALSA
-      1 tacita de aceite de oliva
-      2 dientes grandes de ajo en rodajas delgadas
-     ¼ cucharadita de peperoncino o en su defecto ají molido
-      ½ taza de parmesano o sardo rallado + adicional para espolvorear
-      2 cucharadas de perejil picado

Preparamos la pasta del modo habitual (ver "Como hacer una buena pasta al huevo")

Estiramos hasta el penúltimo punto de la máquina y cortamos también con la máquina la pasta del ancho deseado. Si quisiéramos cortar a cuchillo: dividimos en tiras de unos 25 cm de largo.
Enharinamos generosamente cada tira, la enrollamos de los costados al centro y con un cuchillo grande cortamos tiras de aprox 3/4 cm cm de ancho. Pasamos el canto por debajo y levantamos de modo de desenrollarlos (si cortamos con la máquina elegiremos un punto intermedio). Los enharinamos y dejamos orear cubiertos por un repasador.


En abundante agua hirviendo con sal cocinamos la pasta y la retiramos al dente, no más de 2', reservando ¾ taza del agua de la cocción.

Mientras, en una sartén mediana calentamos el aceite de oliva a fuego bajo y salteamos los ajos por unos 2’, mezclando cuidando no se quemen. Agregamos el peperoncino molido y cocinamos por otros 30”.

Incorporamos el agua reservada de la cocción de la pasta y llevamos a hervor; reducimos el fuego, salamos y cocinamos por unos 5’, de modo que se concentre la salsa.

Volcamos dentro la pasta, mezclamos, apagamos el fuego e incorporamos el perejil picado y el parmesano revolviendo bien. Esperamos unos minutos antes de servir.

Servimos en platos precalentados espolvoreando con un poco más de parmesano. Una pasta rapidísima de preparar y sumamente sabrosa, por algo es un clásico!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!