sábado, 9 de abril de 2016

RAVIOLES DE RICOTA Y OLIVAS NEGRAS CON POMODORO Y BASILICO

En una Clase de Cocina + Cena Degustación preparamos como Principal estos sencillísimos y sabrosos ravioles en los cuales la ingredientes del relleno y la salida "maridan"a la perfección! La receta, para 4 personas:

MASA
- 200 g de harina 0000 (refinada)
-     2 huevos grandes
-    1/2 cucharadita al ras de sal

RELLENO
- 250 g de ricota fresca
- 100 g de aceitunas negras descarozadas y picadas
-     1 cucharada de parmesano o sardo rallado
-     1 huevo chico ligeramente batido
-        sal, pimienta, nuez moscada

SALSA
- 3/4 kg de tomates frescos maduros
-    2 dientes de ajo grandes cortados en rodajas delgadas
-    4 cucharadas de hojas de albahaca fresca groseramente picadas
-    4 cucharadas de aceite de oliva
-       sal, pimienta y peperoncino o ají molido
-       queso parmesano recién rallado, opcional

Mezclamos la ricota con los quesos, las aceitunas y el huevo y condimentamos.

Preparamos la masa del modo habitual, ver "Masa para pasta al huevo, técnicas básicas".

Estiramos la masa hasta el punto 8 de la máquina y la dividimos en 2 ó en 4 tiras de tamaño similar. Colocamos una tira sobre un molde para ravioles enharinado (raviolones en realidad o agnolotis) y con una cucharita vamos poniendo el relleno; rociamos luego apenas con agua o pincelamos sus bordes, cubrimos con otra tira, presionamos suavemente para quitar el aire y hacemos rodar un palo por encima de modo de marcar y sellar.

Volcamos sobre una superficie enharinada y si hace falta con un cortapastas completamos el cortado; enharinamos también por encima y cubrimos. Repetimos con las otras tiras. (Recuperamos la masa que nos sobró y la volvemos a estirar)

En una sartén salteamos los ajos con 3 cucharadas de aceite de oliva. Cuando comienzan a colorear agregamos los tomates y salamos. Continuamos la cocción por unos 15´más hasta que los tomates se hayan reducido y comiencen a separarse del aceite.

Cuando ponemos la pasta a hervir incorporamos las hojas de albahaca y el peperoncino o ají molido en la salsa a fuego bajo.

Mezclamos con la pasta al dente adicionando la cucharada de aceite de oliva reservada.


Servimos de inmediato en platos precalentados, esparciendo parmesano rallado por encima.

Un plato de pastas sabroso, liviano, saludable y fácil de preparar, no es poco...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!