viernes, 18 de marzo de 2016

FUGAZZETA RELLENA, PORTEÑÍSIMA!


En un Taller de Pizza Tradicional Porteña preparamos esta fugazzeta que resultó excelente y que puede replicarse perfectamente en cualquier horno especialmente si se dispone de una piedra pizzera o ladrillos refractarios, aunque esto no es excluyente. Para 1 fugazzeta grande en una pizzeras de 35 cms de diámetro:

MASA
- 500 g de harina 000 (convencional)
- 300 ml de agua
-   15 g de levadura fresca
-     1 cucharada de aceite
-     1 cucharadita de sal
-     1 cucharadita de azúcar

RELLENO Y COBERTURA
-    1/2 kg de cebolla cortada en juliana delgada
- 150 g de muzzarella en trozos pequeños o rallada
- 200 g de queso cremoso tipo cuartirolo
-     1 cucharada de orégano seco
-       sal y pimienta negra recién molida

En un bol mediano volcamos la harina mezclada con la sal, hacemos un hueco en el centro, echamos dentro el agua y disolvemos la levadura junto con el azúcar. Vamos incorporando de a poco la harina al centro y cuando comienza a formarse la masa añadimos el aceite; amasamos hasta obtener una masa suave y sedosa. Cubrimos y dejamos reposar unos minutos. Encendemos el horno.

Ponemos la juliana de cebolla en un bol con agua tibia y un poco de sal y la dejamos al menos por una hora. Enjuagamos, escurrimos, embadurnamos con un poco de aceite y reservamos.

Dividimos la masa en 2 partes una de 475 g y otra del resto, las bollamos, cubrimos y dejamos reposar  por 10' a 15'en un lugar templado y sin corriente de aire.

Sobre una superficie enharinada estiramos de forma redondeada el bollo más grande, lo llevamos a la pizzera previamente aceitada y lo estiramos por toda la superficie cubriendo incluso los bordes. Estiramos el otro bollo con un diámetro similar al de la pizzera.

Distribuimos el queso sobre la pizzera con un poco de orégano, cubrimos con la otra tapa de pizza y sellamos los bordes.

Distribuimos por encima la juliana de cebolla aceitada floreando opcionalmente con algunos granos de sal gruesa.

Horneamos en horno bien caliente y a temperatura máximo por unos 20', si es sobre la piedra tanto mejor.

Retiramos, contenemos a los comensales, y esperamos unos minutos antes de servir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!