martes, 5 de enero de 2016

TALLARINES CASEROS 100% INTEGRALES CON SALSA DE LANGOSTINOS Y MEJILLONES

Una pasta que preparé hoy al mediodía para recibir a mi hijo Hernán quien a eso de las 12.00 me mandó un mensaje diciendo algo así como: "qué hacés pa, almorzamos..." A las 13.30 estábamos disfrutando esta pasta la cual, además de liviana y saludable salió riquísima; no se extraña para nada la harina refinada. La receta, para 2 ó 3 personas:

PASTA
- 200 g de harina integral extra fina
-     2 huevos grandes
-    1/4 cucharadita de sal
-          aceite de oliva c/n

SALSA
- 250 g de langostinos pelados (empleamos congelados)
- 250 g de mejillones cocidos  (empleamos congelados cocidos)
-     4 tomates perita maduros pelados, sin semillas y cubeteados
-     2 dientes grandes de ajo cortados en rodajas delgadas
-     2 cucharadas de aceite de oliva
-   1/2 taza de vino blanco seco
-        sal, pimienta y peperoncino o, en su defecto, ají molido
-       hojas de perejil groseramente picadas


Preparamos la pasta del modo habitual ( ver "Masa para pasta al huevo, técnicas básicas") sólo que en esta oportunidad probablemente nos sea necesario adicionarle aceite de oliva ya que la harina integral absorbe un poco más de líquido. 

Estiramos hasta el punto 7 de la máquina y dividimos en tiras de unos 25 cm de largor. Enharinamos generosamente cada tira, la enrollamos de los costados al centro y con un cuchillo grande cortamos tiras de aprox 3/4 cm cm de ancho. Pasamos el canto por debajo y levantamos de modo de desenrollarlos (si cortamos con la máquina elegiremos un punto intermedio). Los enharinamos y dejamos orear cubiertos por un repasador.

En una sartén grande salteamos los ajos en el aceite de oliva a fuego bajo y cuando comienzan a tomar color echamos dentro los frutos de mar ya descongelados junto con su líquido; cocinamos a fuego fuerte por 3', los retiramos, reducimos el fuego al mínimo e incorporamos los tomates cubeteados; salpimentamos y continuamos la cocción por unos 30' mezclando cada tanto. Ponemos a hervir abundante agua.

Cuando el agua rompió a hervir, salamos y volcamos dentro la pasta. Mientras, reincorporamos los lagostinos y mejillones a la sartén con la la salsa y agregamos abundante peperoncino.

Retiramos la pasta al dente, escurrimos reservando 1/taza del líquido de la cocción y la volcamos dentro de la salsa junto con la pasta.

Mezclamos bien, distribuimos por encima el perejil picado y servimos de inmediato en platos hondos precalentados.

Un riquísimo, saludable y relativamente sencillo plato de pastas. Como para gratificarnos con nuestros queridos en un día cualquiera...





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!