jueves, 29 de octubre de 2015

GRISINES CASEROS, MI RECETA FAVORITA

Una receta muy sencilla, producto de la pura experiencia, y excelente en mi opinión, tanto por lo sencilla como por lo sabrosos y crocantes que quedan los grisines. Para 2 fuentes de horno:

- 250 kg de harina 000 (común o de panadería)
- 150 ml de agua corriente
-   10 g de levadura fresca
-     1 cucharada de aceite
-     1 cucharadita colmada de azúcar
-    1/2 cucharadita de sal
-        semolina para espolvorear c/n

Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera, volcamos en su centro los líquidos y disolvemos la levadura y el azúcar.

Vamos incorporando de a poco la harina, mezclamos y amasamos hasta obtener una masa sedosa y elástica.

Bollamos, colocamos en un bol, cubrimos y dejamos leudar hasta que duplique su volumen, unos 60´.

Desgasificamos, volvemos a bollar, cubrimos y dejamos reposar de 15´a 30´. Encendemos el horno.

Con un palo estiramos hasta formar un rectángulo de unos 25 cms de ancho y 1/2 cm de grosor (también podemos emplear una máquina de pastas, nos permitirá estirar la masa delgada y pareja). Mientras estiramos la masa iremos agregando la semolina necesaria..

Con un cortapastas o cuchillo cortamos en tiras del ancho deseada y vamos colocando las piezas en una asadera espolvoreada también con semolina.

Horneamos en horno a 150* (mínimo) por unos 30´ hasta que los grisines estén bien crocantes.

Unas vez fríos podemos guardarlos en envase de vidrio o bolsa de nylon. Pueden durar varias semanas, si están suficientemente bien escondidos...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO!