jueves, 3 de abril de 2014

BUÑUELOS AL HORNO DE ESPINACAS: LIVIANOS, SABROSOS Y NUTRITIVOS!

También en la última clase con Carola y a su pedido preparamos estos buñuelos al horno, que sin entrar a competir con los fritos, invitaban siempre a un bocado más.... Para una asadera grande:

- 400 g de espinacas congeladas
-     1 cebolla chica picada
-     2 cucharadas de aceite
-     1 huevo grande
-   50 g de queso duro rallado a elección
-     2 cucharadas de harina leudante
-     1 tacita de leche, aprox
-     Sal (poca, por el queso) y pimienta negra

Descongelamos las espinacas, les quitamos el líquido y picamos groseramente.

En una sartén con el aceite de oliva salteamos la cebolla picada y cuando comienza a colorear incorporamos las espinacas continuando la cocción por otro minuto.

Batimos los huevos junto con la leche y, mientras continuamos batiendo, vamos agregando la harina hasta lograr una masa bastante espesa. Agregamos el queso rallado y las espinacas, salpimentamos y revolvemos.

Con la ayuda de una cucharada vamos formando los buñuelos que colocamos en una placa de horno previamente lubricada.

Horneamos en horno medio hasta dorar.

Resultan unos buñuelos muy livianos y sabrosos, ideales para acompañar alguna carne o como plato único vegetariano acompañado con arroz o alguna ensalada.

4 comentarios:

  1. Salieron riquísimos!! busque muchas recetas de buñuelos al horno, porque los fritos siempre me salen aceitosos, y está me vino bárbara.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU COMENTARIO!