martes, 29 de abril de 2014

PANES PITA (FIGAZAS ÁRABES)

Estos tradicionales panes del Medio Oriente tienen la particularidad de inflarse durante su horneado lo cual facilita luego "llenarlos" con un montón de ingredientes. En Egipto, Siria, Jordania e Israel (al menos), rellenan estos panes con falafel (ver:    
http://www.elartedeamasar.com/2011/05/falafel-de-garabanzos-dedicado-mi-amigo.html), unas bolitas fritas de garbanzos muy sabrosas, tahini o hummus, rodajas de tomates y cebolla, pepinos, perejil, etc. Hace unos años publiqué una receta que funcionaba bien y creo que esta es más sencilla y aún mejor. Para unos 18 panes pita grandes:

-     1 kg de harina 000 (común o de panadería)
- 650 cc de agua
-   25 g de levadura fresca
-   25 g de sal
-     1 cucharada colmada de azúcar

Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera y en su centro volcamos el agua y disolvemos la levadura junto con el azúcar. Con cuidado vamos incorporando al líquido la harina mientras mezclamos. Una vez integrados los ingredientes amasamos hasta lograr una masa suave y sedosa, cuidando siempre añadir la menor cantidad de harina posible.

Dejamos levar en bol pincelado con aceite y cubierto hasta que duplique su volumen, aprox 1 hora.

Encendemos el horno. Volcamos sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada,
desgasificamos, hacemos un chorizo con la masa y dividimos en 18 partes iguales, de unos 95g c/u.- Bollamos y dejamos reposar unos 15´sobre superficie enharinada y cubiertos.

Aplastamos los bollos con la mano y con la ayuda de un palote estiramos dando forma redondeada de unos 20 cms de diámetro. Los colocamos en una asadera enharinada dejando cierto espacio entre ellos y horneamos a horno caliente y temperatura alta (200* - 225*) por 5´a 7´. En cocinas comunes harán falta varias horneadas pero como se hacen muy rápido no es problema, lo que según mi experiencia no es aconsejable es poner de a 2 bandejas. Si salieron como es de esperar tendrán una forma similar a los de las fotos.

Retiramos, dejamos entibiar y envolvemos en un repasador o guardamos en bolsas de nylon para que no se sequen. Pueden freezzarse perfectamente.

Buenísimos para sándwiches y no solo de falafel...

domingo, 27 de abril de 2014

PATÉ DE BERENJENAS Y CHAMPIÑONES

Un sabrosísimo paté vegetariano, ideal para servirlos sobre craquers, crostini, o como aderezo o principal de un buen sandwich de pan casero. Para 4 a  porciones:

-     2 berenjena medianas
-     1 cebolla mediana picada, pref colorada
-     2 dientes de ajo picados
- 250  g de champiñones picados
-     2 cucharadas de aceite de oliva
-  1/4 cucharadita de ají molido
-     1 cucharada colmada de perejil picado

Quemamos las berenjenas sobre el fuego hasta que se hayan tiernizado y reservamos.

Sofreímos la cebolla, el ajo y el ají molido con el aceite de oliva y una pizca de sal hasta apenas comience a colorear; añadimos los champiñones picados y cocinamos hasta que el líquido de los champiñones se haya evaporado.

Quitamos la piel de las berenjenas, combinamos con los champiñones, procesamos y salpimentamos revisando sabor.

Llevamos a frío unas horas antes de servir.

Un excelente paté vegano; queda muy bien por ejemplo acompañado con rodajas de aceitunas negras y sobre una rodaja de buen pan casero apenas tostado.



sábado, 26 de abril de 2014

PIZZA A LA PIEDRA DE BERENJENAS ASADAS Y FONTINA

Las pizzas son ricas es así, a casi todos nos gustan casi todas (las pizzas!). Pero hay algunas que se destacan, que luego de comerlas no queda un excelente sabor en el paladar, que nos cuesta resistirnos a comer otra porción aún cuando ya no tenemos "más lugar", que nos resultan memorables... Y en un divertidísimo y también memorable Taller de Pizzas + Cena con 6 hombres-cocineros y 6 esposas-comensales preparamos esta que mereció los aplausos de todos aún de alguno  a quien jamás le había gustado la berenjena, resultó excelente! La receta (por si no pueden venirse a un Taller a El Arte de Amasar...):

MASA, para 4 pizzas medianas
- 500 g de harina 0000 (refinada)
-     5 a 10 g de levadura fresca
- 300 cc de agua
-   50 cc de aceite de oliva
-    1 cucharadita colmada de sal
- 1/4 cucharadita de pimienta blanca

COBERTURA, por pizza
-    1 berenjena mediano-grande
-   75 g de muzzarella rallada o troceada
-   75 g de queso fontina rallado
-     1 diente de ajo finamente picado
-        aceite de oliva
-        salsa de tomates frescos (ver abajo)
-        sal, pimienta negra recién molida y peperoncino

Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera y en su centro volcamos el agua y disolvemos la levadura; incorporamos con cuidado la harina y cuando comienza a formarse la masa agregamos el aceite.

Amasamos por unos minutos (la masa debe quedar relativamente húmeda), cubrimos y esperamos unas 3 hs hasta a que duplique su volumen. El tiempo de levado depende de la cantidad de levadura empleada y la temperatura ambiente; es conveniente reducir la cantidad de levadura y dejar levar más lentamente la masa, incluso en la heladera; los resultados bien valen el tiempo de espera.

Cortamos la berenjena en rodajas de aprox 1/2 cm de grosor, las embadurnamos con aceite de oliva mezclada con el ajo picado y horneamos a temperatura alta hasta que se hayan tiernizado, unos 15´ Reservamos sobre papel absorbente.

La salsa de tomates propuesta es simplemente tomate maduro procesado y condimentado con sal pimienta, orégano, ají molido y un poco de aceite de oliva. Si no es época de tomates o estamos muy apurados podemos también emplear tomate triturado de buena calidad.

Pasado el tiempo de levado volcamos la masa sobre la superficie de trabajo, desgasificamos, dividimos en 4 partes, bollamos y dejamos reposar en superficie enharinada y cubiertos al menos por 30´ y hasta unas 2 hs (al emplear poca levadura la masa se mantiene relajada y sin levar por bastante tiempo).

Encendemos el horno con mucha anticipación, las piedras refractarias deben estar tan calientes como sea posible.

Con la mano o ayuda de un palote estiramos los bollos delgados dándoles forma rectangular y alargada, de modo de facilitar cortar porciones pequeñas y comerlas con la mano.

Pincelamos con la salsa de tomates y con una pala vamos depositando las pizzas de inmediato sobre la piedra del horno muy caliente y a máxima temperatura. La idea es marcarlas de 3´ a 5´ -dependiendo del horno- y así facilitarnos el trabajo al recibir a los comensales.

A la hora del servicio distribuimos sobre la pizza la muzzarella, por encima las rodajas de berenjena, el fontina rallado y peperoncino.

Horneamos sobre la piedra bien caliente y el horno a temperatura máxima hasta que el queso se haya gratinado y la masa se vea crujiente.

Al retirar rociamos con aceite de oliva y servimos de inmediato.

Exquisita, sencillamente...

viernes, 25 de abril de 2014

SOUFFLÉ DE 5 QUESOS: RÁPIDO DE PREPARAR Y MUUUUY SABROSO

Este soufflé lo preparamos como entrada en la "Clase de Cocina para Parejas" con Cami y Ale y, al decir de ellos (espero lo ratifiquen fehacientemente...) estuvo sorprendentemente liviano y sabroso apreciación que el que suscribe adhiere completamente! Para 8 a 10 ramekines individuales:

-   40 g fontina rallado
-   40 g de gouda rallado
-   40 g de provolone rallado
-   40 g de danbo rallado
-   50 g de sardo rallado
-     6 huevos grandes
-   50 g de manteca
-   50 g de harina
- 500 cc de leche
-        sal, mix de pimientas y nuez moscada

Preparamos la salsa blanca (ver: "Salsa Blanca o Bechamel..." ) y dejamos entibiar.

Tomamos los ramekines, enmantecamos y reservamos en la heladera.

Adicionamos a la salsa blanca las yemas de a una, siempre mezclando, y luego los quesos salvo el sardo y pimentamos a gusto.

Batimos las claras con una pizca de sal a punto de nieve.

Incorporamos a la mezcla de quesos 1/3 de las claras, mezclamos bien y luego añadimos el resto efectuando con una cuchara de madera movimientos suaves y envolventes.

Retiramos los moldes de la heladera, los llenamos con la mezcla hasta 3/4, floreamos con el parmesano reservado y llevamos a horno a 180* por unos 18´cuidando no abrirlo antes de los 15´. Retiramos y servimos de inmediato.

En la foto se ven lindos, y saben aún mejor!

(Y si llegaran a sobrar son también exquisitos aún al día siguiente, solo no tan "soufflé)



miércoles, 23 de abril de 2014

RAVIOLES DE BRÓCOLI Y RICOTA CON CREMA DE HONGOS DE PINO Y PORTOBELO

En una "Clase de Cocina + Cena para Parejas" con Camila y Alejandro, Camila me propuso preparar una pasta rellena acompañada de una salsa de hongos. Y el "desafío" era encontrar un relleno que no compitiera con la salsa; en general una salsa de este tipo se recomienda para una pasta simple le decía, no rellena, pero insistía... Sugerí entonces un relleno suave de ricota y nueces, pero a los chicos no les gustaba la ricota con nueces y sí por ejemplo la ricota con espinacas... Vamos pues con la ricota con espinacas les dije. Pero a mí no terminaba de cerrarme la combinación de relleno de espinacas y salsa de hongos, qué lío! Finalmente y sólo unas horas antes de la clase decidí reemplazar las espinacas por brócoli; la suerte acompañó y la pasta resultó ex-qui-si-ta, super recomendable! Para 4 personas:

MASA
- 200 g de harina 0000 (refinada)
-     2 huevos grandes
-     2 cucharaditas de aceite de oliva
-  1/2 cucharadita al ras de sal
-     1 pizca de pimienta blanca

RELLENO
- 250 g de brócolis congelados (o flores de brócoli frescas, no conseguimos)
- 250 g de ricota fresca
-     1 cucharada de aceite de oliva
-     1 cucharada de manteca
-     1 diente de ajo picado
-     1 huevo
-        sal, pimienta, nuez moscada

CREMA DE HONGOS DE PINO Y PORTOBELOS
-  200 g de portobelos frescos fileteados
-    25 de hongos secos de pino
-  100 g de crema de leche
-      2 cucharadas de cebolla de verdeo picada (parte blanca y verde tierna)
-      1 diente de ajo picado
-      1 tacita de vino blanco seco
-         algunas gotas de tabasco
-         parmesano recién rallado

En un recipiente chico cubrimos los hongos secos con agua caliente y dejamos hidratar al menos una hora. Una vez hidratados escurrimos bien y picamos, reservando el líquido que luego emplearemos en la salsa.

Preparamos la masa del modo habitual, ver "Masa para pasta al huevo, técnicas básicas".

Cocinamos los brócolis congelados 2´ en microondas a temperatura máxima y retiramos.

En una sartén derretimos la manteca con el aceite y una pizca de sal y salteamos el ajo. Apenas comienza a colorear incorporamos las flores de brócoli, cocinamos por 3´ más, condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada, retiramos, dejamos entibiar y procesamos junto con la ricota y el huevo; revisamos sabor.

Estiramos la masa hasta el penúltimo punto de la máquina y la dividimos en 2 ó 4 tiras de tamaño similar.

Colocamos una tira sobre un molde para ravioles (grandes) enharinada y con una cucharita vamos poniendo el relleno; rociamos apenas con agua o pincelamos sus bordes, cubrimos con otra tira, presionamos suavemente para quitar el aire y hacemos rodar un palo por encima de modo de marcar y sellar. Volcamos sobre una superficie enharinada y si hace falta con un cortapastas completamos el cortado; enharinamos también por encima y cubrimos con un repasador. Repetimos con la/s otra/s tira/s.

Ponemos a hervir abundante cantidad de agua que salamos cuando rompió el hervor.

En una sartén con el aceite, la manteca y una pizca de sal salteamos el ajo con la cebolla; una vez transparentados añadimos los hongos secos y luego de 3´ los portobelos fileteados. Pasados otros 5´ desglasamos con una tacita de vino blanco y una vez evaporado añadimos 2 tacitas del líquido reservado de la hidratación. Reducimos el fuego a mínimo y luego de unos minutos agregamos la crema; cocinamos hasta que la salsa se haya reducido aprox un 50%. Condimentamos con sal, pimienta y unas gotas de tabasco y reservamos a fuego corona mientras hierve al pasta.

Una vez el agua rompió el hervor, salamos, echamos dentro la pasta y retiramos al dente, unos 3´.

Escurrimos reservando un poco del agua de la cocción que añadimos a la salsa; volcamos dentro los ravioles, mezclamos, floreamos con parmesano rallado, emplatamos y....bon apetit!




lunes, 21 de abril de 2014

TARTA INTEGRAL DE CEBOLLA CARAMELIZADA, QUESO AZUL, YOGUR Y TOMATES CHERRY

Para una de las últimas "Clases de Cocina a tu Medida" preparamos, entre otras tartas, esta bastante original y sabrosísima tarta integral en donde sabores y texturas combinan como "a medida"... Para una tartera de aprox. 25 cms de diámetro:

MASA
- 150 g de harina integral
-   50 g de harina leudante
-  1/4 cucharadita de sal fina
-  65 cc de aceite
-  65 cc de agua

RELLENO
- 300 g de cebolla caramelizada (aprox 3/4 kgs crudas sin pelar)
-   50 a 75 g de queso azul desgranado (según gusto personal e intensidad de sabor del queso)
-     1 pote de yogur natural o el equivalente en queso crema
-     4 huevos
-     6 tomates cherry maduros cortados al medio
-        sal y pimienta negra recién molida

En un bol combinamos las harinas y la sal, añadimos el agua y el aceite, mezclamos hasta integrar, volcamos sobre una superficie apenas enharinada y amasamos por unos minutos. Envolvemos en papel de nylon o similar y dejamos reposar unos 30´.

Para caramelizar las cebollas las cocinamos a fuego muy suave con 1 cucharada de aceite y 2 de agua mezclando con frecuencia. Luego de 30´-40´ las cebollas comenzarán a cambiar de color, señal que se están caramelizando. Añadimos una cucharadita de azúcar morenea y 2´más tarde un chorro de aceto balsámico. Apagamos el fuego y reservamos.

Batimos los huevos con el yogur y salpimentamos recordando que el queso azul ya contiene sal.

Con la ayuda de un palote estiramos la masa en forma redondeada y de un diámetro al menos 5 cms mayor al de la tartera. Volcamos sobre la masa la cebolla carameliza, sobre esta el huevo con el yogur y distribuimos por encima el queso azul desgranado y los tomates cherry boca arriba.

Cortamos los excedentes de la masa y ,opcionalmente (como en la foto), les damos algunas formas y distribuimos también sobre el relleno.

Horneamos a 180*  por unos 35* hasta que veamos la masa cocida y el queso azul haciendo un poco de "espumita".

Retiramos y dejamos entibiar antes de servir.

Aquellos que la probamos la encontramos deliciosa, esperamos compartan vuestras experiencias!



jueves, 17 de abril de 2014

ROSCA DE PESTO DE ALBAHACA

Una sabrosa y aromática rosca salada hecha y publicada hace ya tiempo, un día en el cual las albahacas de la terrazas estaban increíblemente frondosas y rozagantes. Recuerdo la llevamos en un servicio de catering para una película y resultó al decir de los que la probaron...de película! Para una rosca grande o 2 medianas:

ROSCA DE PAN
- 500 g de harina 000 (común o de panadería)
- 325 cc de agua
-   20 g de levadura fresca
-     1 cucharadita colmada de sal
-     1 cucharadita colmada de azúcar
-     1 huevo batido para pincelar
-        parmesano rallado para florear


PESTO
-     1 manojo generoso (muy) de hojas de albahaca
-     2 dientes de ajo
-     1 tacita de aceite de oliva
-     2 cucharadas de nueces (o almendras o piñones)
-     2 cucharadas de parmesano rallado
-        sal y pimienta negra

Procesamos las hojas de albahaca, los ajos, 3/4 parte de las almendras y el aceite de oliva; añadimos luego el parmesano rallado y el resto de las almendras cortadas a cuchillo, salpimentamos y procesamos por unos instantes más. Es siempre conveniente preparar el pesto algunas horas antes de emplearlo.


Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera, vertemos el agua en el centro y disolvemos la levadura con el azúcar. Vamos incorporando la harina al agua con cuidado, mezclamos, integramos y amasamos por unos 10´ hasta obtener una masa suave y sedosa. Dejamos reposar en bol pincelado con aceite y cubierto hasta que duplique su volumen, aprox 1 hora.

Retiramos la masa del bol, la desgasificamos, bollamos,  cubrimos y dejamos reposar por unos 15´. Sobre superficie enharinada y con la ayuda de un palote hacemos un rectángulo de aprox 1/2 cm de grosor. Volcamos sobre este el pesto y lo distribuimos de modo parejo dejando libres los bordes.

Enrollamos la masa hacia nosotros desde el lado más largo, la sellamos y con un cuchillo filoso cortamos longitudinalmente por la mitad.

Juntamos las 2 tiras con la parte abierta para arriba, sellamos de un extremo y vamos trenzando rapidamente una tira sobre la otra cuidando que siempre quede la parte abierta para arriba.

Hacemos un círculo, colocamos sobre una asadera enharinada, cubrimos y dejamos levar por unos 30´ en ambiente cálido y sin corriente de aire.

Horneamos a 180´ por unos 30´ hasta que la rosca se vea dorada.

Retiramos, pintamos con el huevo y dejamos orear sobre rejilla.

Tibia, fría, caliente, en cualquier caso deliciosa!

viernes, 11 de abril de 2014

ENSALADA TIBIA OTOÑAL DE ZUCCHINI, TOMATES, OLIVAS NEGRAS Y VINAGRETA DE DIJON Y MIEL

En la "Clase de Cocina + Cena" del miércoles último preparamos como entrada esta exquisita ensalada tibia, sobre la base de una que ya publicáramos hace algunos años pero aún mejor...Para 6 personas

-  2 zuchinis medianos-grandes
-  3 ó 4 tomates redondos maduros
-  2 cucharadas de aceitunas negras trozadas
-  4 cucharadas de aceite de oliva para la vinagreta + c/n para rociar las verduras
-  2 cucharada de aceto balsámico
-  1 cucharada de mostaza de dijon
-  1 cucharadita de mile
-  1 cucharadita de  finas hierbas
-     sal y pimienta negra recién molida
-     perejil fresco picado, opcional

Cortamos los zuchini y los tomates en rodajas de aprox 1 cms de grosor y los ponemos alternadamente en una bandeja circular de vidrio o barro; los rociamos con aceite de oliva y floreamos con sal, pimienta negra y finas hierbas.

Llevamos a horno moderado hasta que las verduras se hayan tiernizado, unos 15´.

Preparamos una vinagreta emulsionando bien el aceite de oliva con el aceto balsámico, la mostaza, el aceite y una pizca de sal (solamente, las verduras ya fueron saladas).

Retiramos del horno, dejamos entibiar, regamos con la vinagreta, distribuimos por encima las aceitunas negras y, opcionalmente, un poco de perejil picado. Servimos tibio.

Los cocineros, comensales invitados y el que suscribe, encantados con esa ensalada!

miércoles, 9 de abril de 2014

EMPANADAS DE MERLUZA, NO SOLO PARA LA VIGILIA

Por pedido de algunos lectores estaba viendo de preparar alguna comidas para vigilia sabrosa y accesible y se me ocurrieron estas empanadas de merluza que si las prueban estoy seguro no esperarán hasta la vigilia del año próximo para volver a comerlas! Para 12 empanadas:

MASA
- 225 g de harina 0000 (refinada)
-   80 cc de agua
-   60 cc de aceite
-  1/2 cucharadita al ras de sal
-     1 pizca de pimienta blanca
-     1 huevo para pincelar

RELLENO
- 500 g de filetes de merluza troceados
-     1 cebolla chica picada
-  1/2 morrón rojo
-    2 tomates maduras pelados, despepitados y picados
-  50 g de aceitunas verdes troceadas
-    2 huevos duros (opcional), picados
-    2 cucharadas de aceite
-    1 cucharada de fécula de maíz disuelta en una tacita de agua
-       sal y pimienta

En un bol mezclamos los ingredientes de la masa, volcamos sobre superficie ligeramente enharinada y amasamos hasta obtener una masa suave y elástica. Dejamos reposar en bol cubierto o bolsa de nylon.

En una sartén salteamos la cebolla y los morrones y cuando transparentó la cebolla incorporamos los filetes de merluza troceados y mezclamos. Luego de 2´ añadimos los tomates picados y cocinamos por unos 5´más, la merluza ya se habrá desmenuzado casi completamente. Agregamos la fécula de maíz, mezclamos, salpimentamos y retiramos del fuego.

Una vez fría la mezcla le agregamos las aceitunas verdes y los huevos duros picados; revisamos sabor.

Con la ayuda de un palote o la máquina de pasta estiramos la masa hasta obtener un grosor de aprox 1/2 cm. Con un cortante de 12 a 14 cms de diámetro hacemos las tapas, recuperando la masa remanente para volver a estirarla.

Ponemos una cucharada generosa de relleno en cada tapa, mojamos apenas los bordes, repulgamos, pincelamos con huevo y horneamos en horno caliente y a fuego máximo hasta que se vean doradas, entre 20´ y 30´ según el horno.

Muy ricas, y no solo para la vigilia!





lunes, 7 de abril de 2014

ÑOQUIS FRITOS DE PAPA ASADA CON LIMÓN, OLIVA Y ALBAHACA

Como cada tanto sucede mi amigo Gaby K. me invitó a su casa...a cocinar! Y esta vez la idea fue preparar "ñoquis diferentes";  Gaby propuso -y preparamos- "ñoquis fritos con ricota , tomillo y arvejas" y yo subí la apuesta con estos que publicamos ahora y salieron buenísimos. Así como los de ricota y tomillo podrían funcionar muy bien como plato principal, estos con limón y albahaca nos parecieron excelentes como entrante, con el riesgo eso sí que si hay suficientes para repetir nos quedemos luego "sin espacio" para el plato siguiente...En ambos casos empleamos papas asadas en lugar de hervidas lo cual es un plus importante en cuanto a menor humedad (y consecuente menor requerimiento de harina) y concentración de sabor. Para 4 a 6 personas:

-  1 kg de papas medianas y parejas
-  2 huevos chicos
-  1,5 taza de harina, aprox
-  2 limones, jugo y ralladura
-  3 cucharadas de manteca
-  1 puñado de hojas de albahaca groseramente picadas
-  3 cucharadas de aceite de oliva
-     parmesano rallado
-     sal, pimienta y nuez moscada

Lavamos las papas y horneamos sin pelar hasta que estén tiernas, de 30´a 45´ según tamaño.

Retiramos del horno, pelamos,  hacemos el puré, condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada y dejamos entibiar.

Batimos ligeramente los huevos con la ralladura del limón y mezclamos con el puré. Mientras amasamos suavemente, sin apretar, vamos adicionando la harina hasta que la masa se despegue de los bordes del bol, no más.

Sobre una superficie generosamente enharinada hacemos un rectángulo de aprox 2 cm de grosor y lo enharinamos también por encima. Con un cuchillo cortamos tiras de ancho similar a la altura y la hacemos rodar por la mesa enharinada; juntamos las tiras, volvemos a cortar del tamaño deseado, hacemos rodar nuevamente y ya tenemos los ñoquis! Para quitar el exceso de harina si hubiera, antes de cocinarlos los pasamos por un colador. Ponemos a hervir abundante agua.

En una sartén grande derretimos la manteca con el aceite de oliva y el jugo de limón, cocinamos por unos minutos a fuego suave de modo que se concentre el sabor, salpimentamos, retiramos la mitad de la salsa y mantenemos a fuego corona.

Una vez rompió a hervir el agua, salamos y volcamos dentro la mitad de los ñoquis.

Retiramos apenas van subiendo a la superficie, escurrimos bien y volcamos sobre la sartén a fuego fuerte mientras echamos el resto en el agua hirviendo. Freímos de un lado o ambos según gusto, incorporamos hacia el final la mitad de las hojas de albahaca y reservamos en una fuente de servicio precalentada.

Repetimos con la otra tanda, mezclamos ambas y servimos floreando con parmesano rallado.

Un plato fácil de preparar, liviano y exquisito, nada mal...


sábado, 5 de abril de 2014

LOS KNISHES SUPER PREMIUM DE EL ARTE DE AMASAR, CUÁNTAS DOCENAS TE MARCHAMOS?


Recontrariquísimos!!!!


KNISHES DE PAPA Y CEBOLLA, LOS CLÁSICOS: $ 90.- x doc.

KNISHES DE BERENJENAS: $ 120.- x doc.

KNISHES DE ESPINACAS Y RICOTA: $ 120.- x doc.

KNISHES DE SALMÓN AHUMADO: $ 150.- x doc.


Pedidos: 4541-4791   15-5051-8817      elartedeamasar@gmail.com


jueves, 3 de abril de 2014

BUÑUELOS AL HORNO DE ESPINACAS: LIVIANOS, SABROSOS Y NUTRITIVOS!

También en la última clase con Carola y a su pedido preparamos estos buñuelos al horno, que sin entrar a competir con los fritos, invitaban siempre a un bocado más.... Para una asadera grande:

- 400 g de espinacas congeladas
-     1 cebolla chica picada
-     2 cucharadas de aceite
-     1 huevo grande
-   50 g de queso duro rallado a elección
-     2 cucharadas de harina leudante
-     1 tacita de leche, aprox
-     Sal (poca, por el queso) y pimienta negra

Descongelamos las espinacas, les quitamos el líquido y picamos groseramente.

En una sartén con el aceite de oliva salteamos la cebolla picada y cuando comienza a colorear incorporamos las espinacas continuando la cocción por otro minuto.

Batimos los huevos junto con la leche y, mientras continuamos batiendo, vamos agregando la harina hasta lograr una masa bastante espesa. Agregamos el queso rallado y las espinacas, salpimentamos y revolvemos.

Con la ayuda de una cucharada vamos formando los buñuelos que colocamos en una placa de horno previamente lubricada.

Horneamos en horno medio hasta dorar.

Resultan unos buñuelos muy livianos y sabrosos, ideales para acompañar alguna carne o como plato único vegetariano acompañado con arroz o alguna ensalada.

martes, 1 de abril de 2014

ÑOQUIS DE SÉMOLA A LA ROMANA, RICOS RICOS!

Un plato tradicional de la zona de la Lazio en Italia, muy sabroso y relativamente fácil de preparar, con la ventaja que puede realizarse con antelación y hornearlo o incluso sólo terminar de hornear a la hora de servirlo. (Los preparamos en una clase con Carola, y su novio, quien "cayó" hacia el final de la clase quedó encantado...). Para 4 porciones

- ½ litro de leche
- 125 g de sémola de trigo
-   75 g de manteca
-   50 g de parmesano rallado
- 2 yemas de huevo batidas
- Sal, pimienta negra y nuez moscada

Ponemos a calentar la leche en una cacerola con la mitad de la manteca y una pizca de nuez moscada. Una vez rompe a hervir vertemos la sémola en forma de lluvia batiendo intensamente de modo de evitar se formen grumos y cocinamos a fuego suave sin dejar de revolver por 5´ a 10´ según el tipo de sémola; debe quedar una mezcla bien espesa pero no dura (todavía puede caer de la cuchara de madera).

Encendemos el horno.

Retiramos del fuego y mientras revolvemos vamos incorporando las yemas. Añadimos luego la mitad del queso rallado, salpimentamos y dejamos entibiar.

Estiramos la preparación sobre una superficie aceitada o humedecida (una asadera de bordes bajos por ejemplo) de modo de lograr una superficie pareja de un espesor de aprox 1,5 cms. Pincelamos con la manteca reservada derretida. llevamos un rato a la heladera.

Con la ayuda de un cortante redondo (o vasito) de 5 cms de diámetro vamos cortando las piezas y colocando sobre una asadera enmantecada, ligeramente superpuestos (ver foto).

Espolvoreamos con el queso rallado y llevamos a horno a 200* hasta que se les haya formado una crosta dorada, 15´ a 20´

Pueden comerse acompañados por una ensalada, como acompañamiento de una carne, o así, simplemente, basta y sobra…