viernes, 15 de abril de 2011

BIZCOCHITOS DE MANTECA, MENOS GRASOS Y AÚN RERICOS!

Vez pasada publiqué unos "bizcochitos de grasa" que son "riquisimísimos", pero de...grasa; y aún cuando no les puse tanta grasa como en la mayoría de las panaderías, aún llevan un 40% en relación a la harina. Como algun@s lector@s me preguntaron si podían reemplazar la grasa por manteca o margarina, y también en menor proporción, preparé estos con manteca  en una proporción del 30% en relación con la harina. Los llevé al Taller de los Martes de Luz de Luna y los comensales quedaron encantados, salieron muy ricos! Para completar una asadera grande de horno:

- 500 g de harina 000 (de fuerza)
- 150 g de manteca blanda o margarina
- 250 cc de agua
-   15 g de levadura fresca (o 5 de levadura seca)
-   15 g de sal
-     1 cucharadita de miel

En un bol mezclamos el agua con la mitad de la harina,  la levadura y la miel, cubrimos y esperamos unos 30' hasta que comience a espumar.  Incorporamos el resto de los ingredientes, integramos, volcamos sobre superficie ligeramente enharinada y amasamos unos 10' hasta que la masa quede suave y sedosa. Hacemos un bollo y dejamos levar en bol cubierto por una bolsa de nylon hasta que duplique su volúmen, unos 60'.

Encendemos el horno. Retiramos del bol, desgasificamos y, sobre superficie enharinada, con un palote estiramos la masa formando un rectángulo; la volcamos sobre si misma, volvemos a estirar y repetimos la acción por 3 ó 4 veces. (Si floreamos apenas la masa con harina cada vez que la doblamos los bizcochos tendrán una apariencia más hojaldrada).

Estiramos finalmente la masa hasta un grosor de aprox 2 cms y con un molde cortante del diámetro deseado damos forma a las piezas y las vamos colocando en una placa de horno pincelada previamente con materia grasa; cubrimos y dejamos levar otros 30'.

Llevamos a horno bien caliente y 3/4 temperatura por 10' a 12',  hasta que hayan tomado su característico color doradito.

Como con los bizcochitos de grasa, dejamos enfriar sobre rejilla antes de comenzar a comerlos. Si logramos resistir la tentación....