sábado, 15 de octubre de 2011

BUDÍN DE RÚCULA Y PISTACHO

La idea de este delicioso plato está tomada de una receta de mis clases de cocina francesa: "Roquette et pignons", una suerte de budín de rúcula y piñones. Como me constaba que con piñones era buenísimo, decidí probarlo con pistachos que maridan muy bien con la rúcula y en Buenos Aires son bastante más asequibles; el resultado me dejó más que satisfecho, en ambos casos este budín es excelente. Para una budinera de teflón 25 x  10 cms:

- 180 g de harina
- 100 g de yogurt natural
- 150 g de hojas de rúcula
-   60 g de queso parmesano rallado
-     3 huevos grandes
-     1 tacita de aceite de oliva
-     1 diente grande de ajo
-   25 g de pistachos pelados, tostados y partidos
-     5 g de polvo de hornear (1/2 cucharadita)
-  1/2 cucharadita de azúcar
-     1 pizca de sal y de pimienta

Pelamos y aplastamos el ajo y lo doramos en una sartén con la mitad del aceite de oliva; desechamos la mitad del ajo, incorporamos la rúcula lavada y escurrida y cocinamos 2´ mezclando. Salpimentamos y mixamos.

Batimos los huevos con el yogurt, el resto del aceite, azúcar, sal y pimienta.

Tamizamos la harina con el polvo de hornear, la mezclamos con el líquido, el parmesano rallado y 3/4 de los piñones; volcamos dentro de la budinera, decoramos con el resto de los piñones y horneamos a 180* por unos 45´ cuidando no se seque.

Desmoldamos y esperamos a que entibie para cortar y servir.

Una entrada muy recomendable, sugiero acompañarla por una ensalada de tomates y suave vinagreta.

1 comentario:

  1. !Exquisito y muy original!!!!.Me encanta, lo haré pronto.
    Saludos.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU COMENTARIO!