martes, 7 de junio de 2011

SOUFFLÉ DE ZANAHORIAS: RIQUISIMO, LIVIANISIMO Y FACILISIMO DE PREPARAR

Este interesante souflé lo preparamos junto con mamá Golde en su casa, y en base a una idea que traía ella. Es sabroso, liviano y muy fácil y rápido de preparar. Puede comerse como plato único en una comida vegetariana, como entrada, o acompañando alguna carne suave. Para 2 personas y un savarín o budinera medianos:

- 1/2 kg de zanahorias peladas y troceadas
- 1/4 l de leche
-    3 huevos grandes
-    3 cucharadas de parmesano recién rallado
-    1 cucharada de avena arrollada o pan rallado
-       sal, pimienta negra, ají molido y/o jengibre (opcional)

Encendemos el horno. Procesamos conjuntamente las zanahorias con la leche y las yemas; agregamos 2 cucharadas del queso rallado, mezclamos y condimentamos. Batimos las claras a nieve, las incorporamos realizando con una espátula movimientos suaves y envolventes y volcamos dentro de la budinera previamente engrasada y floreada con avena arrollada; distribuimos por encima la cucharada remanente del queso rallado y llevamos a horno moderado por unos 40´. Retiramos del horno y servimos de inmediato.

Un soufflé sabroso, liviano, rápido y fácil de preparar. Excelente idea de mamá Golde!

2 comentarios:

  1. Qué pinta tiene, un colorcito envidiable, debe ser delicioso sin dudas

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! Y, si, salió muy rico...

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU COMENTARIO!