sábado, 31 de diciembre de 2011

ENSALADA DE CHOCLOS FRESCOS, PALTA Y TOMATES CHERRY

Una ensalada veraniega, sabrosa, nutritiva y colorida, apropiada incluso como una, entre varias otras, ensalada en una mesa festiva de Fin de Año... Para 4 personas:

-    2 choclos frescos
-    2 paltas
- 1/2 kg de tomates cherry
-    1 tacita de jugo de limón
-    1 tacita de aceite de oliva
-    1 cucharada de aceto balsámico
-       ralladura de 1 limón
-       algunas gotas de tabasco, opcional
-       sal

Hervimos los choclos hasta que estén tiernos, dejamos entibiar, desgranamos y reservamos.

Pelamos y cortamos la pasta en daditos o esferas. Cortamos al medio los los tomates cherry.

Hacemos una vinagreta con el limón, el aceite, el aceto, la ralladura, la sal y el tabasco (lo recomiendo).

Disponemos los vegetales en una ensaladera grande, rociamos con la vinagreta y reservamos en heladera hasta servir.

Una ensalada apropiada como plato único para cualquier mediodía veraniego, y que tampoco desentonará en una mesa festiva de Fin de Año.

Y los mejores deseos de paso para el 2012, llenos de salud, amor, alegría y...el dinero que haga falta!

viernes, 30 de diciembre de 2011

NUECES DE PECÁN CON AZÚCAR NEGRA Y CINCO ESPECIAS: IRRESISTIBLES!

Un sorprendente platillo aperitivo basado en una receta de www.epicurious.com,  exótico, fragante y súper sabroso, como para ofrecérselo a quienes queremos mucho  (y cuidarlo muy bien de los demás....):

- 100 g de nueces de pecán
-     2 cucharadas de aceite neutro
-     1 cucharada de azúcar negra
-     2 cucharadas de agua
-     1 cucharadita de polvo de 5 especias
-     1 pizca de comino molido
-     1 pizca de pimienta negra recién molida
-     1 pizca de sal

Encendemos el horno. En una sartén mediana calentamos el aceite a fuego medio, agregamos el polvo de 5 especias, el comino y la pimienta y luego de 1´el agua y el azúcar negra.

Llevamos el fuego al mínimo y cocinamos hasta que el azúcar se haya disuelto y la mezcla comience a burbujear.

Agregamos las nueces y continuamos la cocción, mezclando, hasta que se hayan embebido completamente y el líquido desaparecido, unos 3´.

Distribuímos las pecán sobre una asadera de teflón (o una común con papel para horno),  salamos ligeramente y horneamos en horno medio (180*) hasta que se hayan tornado crocantes y fragantes, unos 10`.

Retiramos, resistimos la tentación, y dejamos enfriar completamente antes de comerlas.

Para un paladar como el mío, irresistibles! (o sea que, debo confesar, me comí algunas antes que se enfriaran completamente...)

jueves, 29 de diciembre de 2011

GAMBAS AL AJILLO, UNA ENTRADA FESTIVA!

Un plato no tan barata por estos lares, es cierto, pero sabrosísimo, fácil de preparar y muy festivo! Para 2 a 4 personas, según tamaño del plato, cazuelita o bolsillo...:

- 500 g de camarones (empleé cocidos)
-     5 dientes de ajo picados
-     4 cucharadas de aceite de oliva
-     1 cucharadita de ají molido
-     1 cucharada de perejil picado + adic p decorar
-  1/2 cucharadita de sal

(Si las gambas a emplear son congeladas y cocidas cual fue mi caso, dejarlas descongelar completamente y escurrir el agua)

Calentamos un poco el aceite en una cacerola de barro o pesada, añadimos el ají molido y los ajos picados y apenas comienzan a tomar color agregamos el perejil picado, las gambas y la sal.

Cocinamos por 2´ ó 3´ y servimos bien caliente decorando con un poco de perejil picado.

Nos deseo un muy buen año y mejor Vida para todos!!!

miércoles, 28 de diciembre de 2011

PASTA FRESCA CON VERDURAS SALTEADAS AD HOC

Un sabroso y nutritivo plato de pastas, muy fácil y rápido de preprarar, aún con pasta casera. Las verduras son de estación y pueden perfectamente emplearse las que compramos ya cortadas en algunas verdulerías; están preparadas con salsa de soja y miel (ad hoc...) lo cual le da un sabor bastante particular y que gustó mucho a mis comensales de turno, mis hijos Ceci y Hernán (salvo que no hayan dejado ni rastros en los platos porque tenían demasiado hambre...).  Para 4 personas:

PASTA
- 400 g de harina 0000 (refinada)
- 4 huevos
- 1 ó 2 cucharadas de aceite de oliva, s/tamaño huevos
- 1 cucharadita de sal
- 1/4 cucharadita de pimienta blanca

SALTEADO DE VERDURAS
-     1 cebolla en juliana
-     1 diente de ajo en láminas finas
- 3/4 kg aprox de verduras de estación cortadas en cubos o bastones según corresponda  (zanahorias, morrones, berenjenas, puerros, zuchini, remolachas, arvejas, coliflor, brócoli, champignones etc).
- 1/2 chile picante sin semillas troceado
-    2 cucharadas de aceite de oliva
-    2 cucharadas de salsa de soja
-    2 cucharadas de miel
-   1 cucharada de perejil picado
-      sal y pimienta negra recién molida

Podemos por supuesto emplear una buena pasta seca, pero si nos animamos, bien vale la pena intentar sorprender a nuestros comensales con una pasta amasada por nosotros  (ver: "Masa para Pasta al Huevo, Técnicas Básicas").
En una sartén grande o wok salteamos el ajo, el chile y la cebolla en el aceite con una pizca de sal; en cuanto transparentó la cebolla incorporamos el resto de los vegetales, comenzando por los que requieren más cocción y los cocinamos hasta tiernizar; adicionamos la miel y la salsa de soja,  salpimentamos y mantenuemos a fuego corona mientras se termina de cocinar la pasta.

Hervimos la pasta en abundante agua con sal, retiramos bien al dente sin escurrir del todo y volcamos sobre la sartén con las verduras; completamos la cocción mezclando bien.

Emplatamos decorando con perejil picado.

Una sabrosa pasta vegetariana, rápida y relativamente fácil de preparar!

martes, 27 de diciembre de 2011

FLAN DE ZANAHORIAS, YOGURT Y JENGIBRE CON CULIS DE TOMATE

Un plato fresco, aromático y bastante original, una interesante entrada que sorprenderá muy gratamente a aquellos comensales amantes de los platos especiados o que disfruten experimentando sabores y aromas diferentes...Para 4 a 6 porciones, como entrada:


- 1/2 kg de zanahorias ralladas
- 300 cc de leche
- 200cc de yogurt natural (o un pote de 190)
      3 huevos
-     1 cucharada colmada de jengibre fresco rallado
-  1/2 cucharadita de comino molido
-  1/2 cucharadita de pimienta de jamaica (allspices)
-     2 cucharadas de aceite de oliva
-       sal y mix de pimientas recién molidas
-       perejil picado, para decorar

CULIS DE TOMATES
-    2 tomates maduros pelados sin semillas
-    1 diente de ajo
-    1 cucharada de hojas de albahaca u orégano
-    1 cucharada de aceite de oliva
-       sal y pimienta negra

Es conveniente preparar previamente el culis y reservarlo en la heladera; para ello procesamos simplemente sus ingredientes salpimentando a gusto, no debe resultar muy líquido.

Encendemos el horno. En una sartén grande calentamos el aceite de oliva y salteamos por 1´ el jengibre rallado y el comino con una cucharadita de sal; agregamos las zanahorias ralladas y cocinamos a fuego bajo por unos 10´ mezclando cada tanto; corregimos sal y pimentamos.

Batimos los huevos con la leche y el yogurt y mezclamos con las zanahorias ralladas.

Enmantecamos una budinera (si queremos asegurarnos que no se pegue en la base podemos ponerle un papel para horno enmantecado), volcamos dentro la mezcla y cocinamos a baño maría en el horno a 180*  por aprox 60´. Si vemos que se está dorando demasiado rapidamente podemos taparlo con papel metálido.

Retiramos del horno, dejamos entibiar y desmoldamos. Servimos acompañado por un culis de tomates y perejil picado.

Espero algunos lectores se animen a preparar este plato un tango "jugado" y que a mí me gustó mucho;  es barato y bastante fácil de preparar, no pierden tanto...

lunes, 26 de diciembre de 2011

PIZZA VEGANA A LA PIEDRA DE BERENJENAS ASADAS, TOMATES Y OLIVAS NEGRAS

En esta oportunidad nos aventuramos en una pizza sin nada de queso, ni fiambres ni huevos, una pizza vegana, súper sana, liviana, nutritiva y aún así sabrosa, como para comerla de tanto en tanto u ofrecérsela a algún comensal vegetariano o vegano.

MASA, para 3 pizzas
- 500 g de harina 0000 (refinada)
- 300 cc de agua
- 5 a 10 g de levadura fresca
- 50 cc de aceite de oliva
- 1 cucharadita de sal
- 1/4 cucharadita de pimienta blanca

COBERTURA, por pizza
-   2 berenjenas medianas
-   2 tomates maduros en rodajas delgadas
- 12 puñado de aceitunas negras descarozadas
-   1 diente de ajo picado
-      salsa de tomates
-      cucharadas de aceite de oliva
-      ají molido a gusto
-       sal y pimienta negra recién molida
-       granos de sal gruesa (opcional)

Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera; volcamos en su centro el agua y disolvemos la levadura; le incorporamos la harina con cuidado y cuando comienza a integrarse agregamos el aceite.

Amasamos por unos minutos hasta lograr una masa suave y liviana (no hace falta mucho amasado para la pizza a la piedra). Cubrimos y esperamos unas 2 hs hasta que duplique su volúmen (el tiempo depende siempre de la cantidad de levadura empleada y la temperatura ambiente).

Asamos las berenjenas sobre la hornalla a fuego máximo hasta que estén tiernas, las dejamos entibiar y pelamos.

En una sartén pequeña salteamos el ajo picado junto con el ají molido (a gusto) y aceite de oliva. Mezclamos con las espinacas, hacemos un puré rústico y salpimentamos.

La salsa de tomate que sugiero es simplemente tomate maduro procesado y condimentado con sal, pimienta, orégano, ají molido y un poco de aceite de oliva.
Pasado el tiempo de levado volcamos la masa sobre la superficie de trabajo, desgasificamos, dividimos en 3 partes, bollamos, cubrimos y dejamos reposar por unos 30´.

Al momento del estirado debemos sentir la masa relajada y elástica. La estiramos bien delgada con la mano o la ayuda de un palote dejando los bordes un poco más gruesos; la pincelamos con la salsa de tomate, distribuimos por encima, las berenjenas asadas, los tomates, las olivas negras, un chorro de aceite de oliva, unos granos de sal gruesa (opcional) y pimienta negra recién molida.

Con la ayuda de una pala depositamos de inmediato la pizza sobre la piedra en el horno muy caliente y a temperatura máxima. Retiramos luego de 5´ a 10´, dependiendo del horno y lo crocante que nos guste.

Una pizza vegana que hará el deleite de unos cuantos carnívoros!

domingo, 25 de diciembre de 2011

PITAS INTEGRALES, MUY BUENAS!

Hace poco publiqué una buena receta de pitas árabes "comunes" (Pitas Árabes, cómo prepararlas...)  y como justamente me habían salido muy bien decidí experimentar incorporándoles harina integral; resultaron excelentes! Les paso la receta con algunos "secretitos" que fue descubriendo con la experiencia:

-  350 g de harina 000 (común o de fuerza)
-  250 g de harina integral
(las proporciones pueden variarse)
-  325 cc de agua
-   20 g de levadura fresca
-      4 cucharadas de aceite
-      1 cucharada de azúcar
-      1 cucharadita colmada de sal

En un bol mezclamos la levadura con el agua, el azúcar y la mitad de la harina común; esperamos entre 15´ y 30´ hasta que comience a espumar.

Incorporamos el resto de los ingredientes, mezclamos, volcamos sobre superficie de trabajo enharinada y amasamos por 10´ a 15´ hasta que la masa se vuelva suave y sedosa. Hacemos un bollo. lo colocamos en un bol pincelado con aceite que cubrimos y dejamos levar hasta que duplique su volúmen, unos 60´.

Encendemos el horno. Volcamos el bollo sobre la superficie de trabajo, desgasificamos, hacemos un chorizo relativamente delgado, dividimos en 20 partes de aprox 50 g c/u, las bollamos, cubrimos y dejamos reposar por 15´.

Con la ayuda de un palote estiramos los bollos y les damos forma redondeada cuidando no presionar demasiado de modo que puedan durante el horneado inflarse con facilidad, condición necesaria para lograr buenas pitas. Las colocamos en una asadera grande enharinada o pincelada con aceite, deberían entrar 12 unidades. Cubrimos y dejamos levar por unos 20´ en ambiente cálido.

Con el horno muy caliente colocamos la asadera en la rejilla inferior (si es a gas),  a temperatura máxima por 4´ ó 5´, hasta que las veamos bien infladitas, deben como máximo comenzar apenas a dorarse. Retiramos y dejamos orear sobre rejilla.

Son riquísimas rellenadas  al estilo de medio oriente con hummus, falafel y tomate, lechuga, etc, con jamón, queso y tomate, y casi con cualquier cosa que les sugiera la imaginación para un buen sandwich.  Luego de la pasada Nochebuena seguramente tendrán infinidad de cosas ricas para ponerles...

Pueden conservarse por varios días en la heladera dentro de una bolsa de nylon, incluso frizarse.


sábado, 24 de diciembre de 2011

FUSILLI CON CACHETES DE ABADEJO

Descansando unos días en la costa argentina y sin posibilidades de amasar, preparé una pasta seca (de muy buena calidad, hace diferencia) con cachetes de abadejo que resultaron, además de rápidos y fáciles de preparar, súper sabrosos en su sencillez. Aquí la receta, para 2 personas:

- 250 g de fusilli tricolor (o no)
- 500 g de cachetes de abadejo
-     1 diente de ajo picado
-     1 tacita de vino blanco
-     3 cucharadas de aceite de oliva
-        sal y pimienta negra recién molida
-        ají molido
-        perejil picado

Al comenzar a hacer la salsa ya podemos poner a hervir unos 3 litros de agua con sal.

En una sartén grande salteamos el ajo y el ají molido en el aceite de oliva con una pizca de sal; cuando el ajo comienza a colorear incorporamos los cachetes de abadejo y luego de 3´ desglasamos con el vino blanco y continuamos la cocción a fuego suave por unos 15´; salpimentamos.

Ponemos a hervir la pasta, retiramos 1´ antes de lo indicado por el fabricante y volcamos en la sartén con un poco del agua de la cocción; mezclamos, completamos la cocción y servimos de inmediato, esparciendo por encima un poco de perejil picado (omitido en la foto).

Una pasta con sabor a mar, muy sencilla y sabrosa.

viernes, 23 de diciembre de 2011

PAN TRENZADO TIPO KOILICH, TAN SABROSO EN RECUERDOS

Kolich, así lo llamábamos en Moisés Ville, mi pueblito natal, al infaltable pan trenzado de los viernes; estaban también los "bulkalaj", unos panes grandes conformados por bollos que parecían unos globos dorados y crujientes, en dos filas de cuatro y pegaditos unos a otros; los "cornitos" (así llamaba a los cuernitos don Riveles el panadero); los "bollitos" que no eran bollitos (y no encuentro otro nombre, parecidos tal vez a las ensaimadas) pero eran riquísimos....Recuerdo que cuando íbamos a la escuela por la tarde pasábamos siempre por "lo de Riveles a  a comprar algo", yo compraba en general un bollito dulce y un "cornito" salado...

El asunto es que mi amigo y coterráneo Enrique G. me invitó este fin de semana a su casa de la costa atlántica,en  donde festejaremos Navidad por supuesto, con la condición de que hiciera unos... "koilich"!

 Dentro de la tradición judía más conocida se prepara para el "kabalat shabat" de los viernes la "jalá", un pan trenzado mucho más dulce que el referido koilich de mi infancia; lo recuerdo más bien saladito, con una miga muy blanca y liviana y la costra dorada y crujiente (y se me va haciendo agua la boca mientras escribo...).

Vaya una honra con mis modestos panes a aquellos "kolich" que aún perduran en la memoria de mi paladar, reviven bellos recuerdos de una bella infancia y dibujan, aquí y ahora, una sonrisa grande en mi rostro...(y otra más ahora que reviso lo escrito, mientras observo que también se me empañan los ojos, un poquito...)

 La receta entonces, para hacer unos  buenos "koilich", aunque por supuesto no tan buenos como los de Riveles o Fistemberg, o Kurupatkin, los panaderos del pueblo de mi primera infancia,  con sus enormes, en mis ojos de niño, hornos a leña. Para 2  trenzas que cubren casi completamente una asadera grande de horno:

-      1 kg de harina 000 (común o de fuerza)
-  600 cc de agua
-    25 g de levadura fresca
-    50 g de manteca pomada
-      2 cucharadas de miel
-      1 cucharada colmada de sal
-      1 huevo para pintar
-         semillas de amapola para decorar ( los " koilich originales" no tenían según me recordó mi amigo Carlos J. "el memorioso", pero estoy seguro que hubieran llevado, de haber sido "económicamente" posible...)

En un bol mezclamos la mitad de la harina con la levadura, el agua y la miel y esperamos unos 30´ hasta que comience a espumar.

Agregamos el resto de los ingredientes, mezclamos, volcamos sobre superficie de trabajo ligeramente enharinada y amasamos por unos 15´ hasta obtener una masa suave y sedosa, añadiendo siempre la menor cantidad de harina posible.

Hacemos un bollo y dejamos levar en bol cubierto y pincelado con aceite hasta que doble el volúmen, unos 60´. Desgasificamos y repetimos la operación.

Encendemos el horno. Volcamos la masa sobre la superficie de trabajo, desgasificamos y dividimos en 6 partes iguales; las bollamos, cubrimos y dejamos reposar por 15´ a 30´.

Estiramos los bollos hasta obtener unos chorizos de aprox 50 cm de largo, efectuamos las trenzas sellando bien los bordes, pintamos con huevo, esparcimos por encima las semillas de amapola, colocamos en la asadera previamente enharinada, esperamos que seque un poco, cubrimos con un repasador y dejamos levar por 45´ en ambiente cálido y sin corriente de aire.

Llevamos a horno caliente (200* / 220*) y prehumidificado por unos 25´ hasta que las trenzas se vean bien doradas y su base suene hueca. Retiramos y dejamos orear sobre rejilla.

Me resulta particularmente grato escribir esta receta-con-cuentito-incluido, me siento muy agradecido a la vida de tener tan honrosa oportunidad...


jueves, 22 de diciembre de 2011

ENSALADA TABULE, FRESCA, SABROSA Y NUTRITIVA

Una ensalada típica del medio oriente, muy sabrosa, fresca y nutritiva, puede incluso resultar un interesante plato único para de un cálido mediodía cualquiera...Para 4 personas como acompañamiento:

- 150 g de trigo bourgol
-     1 diente de ajo picado
-     1 cebolla de verdeo en láminas delgadas, parte blanca y verde tierna
-     2 cucharadas de perejil picado
-     1 cucharada de hojas de menta picada
-  3/4 kg de tomates maduros sin semillas cortado en trozos pequeños
- 1/2 tacita de jugo de limón
- 1/2 tacita de aceite de oliva
-       sal

Colocamos el trigo bourgol en 250 cc de agua hirviendo, cocinamos por 1´ mezclando, retiramos y dejamos hidratar por lo menos 30´, los granos deben sentirse tiernos. (Si empleamos cous cous, que es el trigo bourgol precocido, seguimos las instrucciones del envase, rinde un poco menos)

Escurrimos el agua excedente del bourgol si la hubiera y mezclamos con el ajo, el jugo de limón y el aceite de oliva; luego de un rato adicionamos el resto de los ingredientes y llevamos a heladera por lo menos por una hora antes de servir.

Si la prueban verán por qué es tan popular eensalada del Medio Oriente!

(hace unos meses publiqué "Taboule Clásico..."; hay casi siempre más de una buena "versión original" de cada receta, si no pensemos en las empanadas, el locro, el cebado del mate, los latkes de papa...)

miércoles, 21 de diciembre de 2011

PIZZA DE ESPINACAS, MUZZARELLA Y BOQUERONES

Una riquísima pizza a la piedra, sencilla y a la vez con una combinación de sabores poco habitual:
MASA, para 3 pizzas
- 500 g de harina 0000 (refinada)
- 300 cc de agua
- 5 a 10 g de levadura fresca
- 50 cc de aceite de oliva
- 1 cucharadita de sal
- 1/4 cucharadita de pimienta blanca

COBERTURA, por pizza
-      2 paquetes de hojas de espinacas tiernas
-  150 g de muzzarella rallada o troceada
-      8 ó 10 boquerones o anchoas (en este caso enjuagarlas)
-      1 tomate maduro en rodajas delgadas
-         aceitunas verdes
-      2 cucharadas de aceite de oliva
-         sal y pimienta negra recién molida

Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera y en su volcamos el agua y disolvemos la levadura; le incorporamos la harina con cuidado y cuando comienza a integrarse agregamos el aceite.

Amasamos por unos minutos hasta lograr una masa suave y liviana (no hace falta mucho amasado para la pizza a la piedra). Cubrimos y esperamos unas 2 hs hasta que duplique su volúmen (el tiempo depende siempre de la cantidad de levadura empleada y la temperatura ambiente).

Quitamos los tallos de las hojas de espinacas, lavamos, escurrimos y cortamos con la mano. En una sartén grande salteamos el ajo con el aceite de oliva y cuando comienza a colorear incorporamos las hojas de espinacas mezclando permanentemente. Luego de 1 ó 2´, apenas las hojas comienzan a encogerse, retiramos, escurrimos, salamos y reservamos.
La salsa de tomate que sugiero es simplemente tomate maduro procesado y condimentado con sal pimienta, orégano, ají molido y un poco de aceite de oliva.

Pasado el tiempo de levado volcamos la masa sobre la superficie de trabajo, desgasificamos, dividimos en 3 partes, bollamos, cubrimos y dejamos reposar por unos 30´.

Al momento de estirar las pizzas debemos sentir la masa elástica, relajada. La estiramos bien delgada con la mano o la ayuda de un palote dejando los bordes un poco más gruesos, la pincelamos con la salsa de tomate, distribuimos por encima, en este orden, las espinacas escurridas, la muzzarella rallada, las rodajas de tomate, los boquerones, las aceitunas verdes, un chorro de aceite de oliva, unos granos de sal gruesa (opcional)  y pimienta negra recién molida.

Con la ayuda de una pala depositamos de inmediato la pizza sobre la piedra en el horno muy caliente y a temperatura máxima. Retiramos luego de 5´ a 10´, dependiendo del horno, cuando el queso haya comezado a gratinarse y la masa se vea cocida (tostada si nos gusta bien crocante).

Una pizza diferente, muy apropiada cuando las espinacas están tiernas y baratas...

martes, 20 de diciembre de 2011

RAVIOLES DE CALABAZA Y ESPINACAS CON TOMATES Y SALVIA

Una pasta vegetariana, liviana, nutritiva y de sabor muy refinado, la recomiendo incluso a los muy carnívoros... Para 4 personas:

MASA
- 200 g de harina refinada (0000)
-    2 huevos
-       aceite c/n, según tamaño huevos
- 1/2 cucharadita de sal
-    1 pizca de pimienta blanca

RELLENO
- 500 g de calabaza pelada y cubeteada
- 500 g de hojas de espinacas (aprox, 2 paquetes)
-     1 huevo
-     1 ó 2 cucharadas de pan rallado
-        sal, mix de pimientas, nuez moscada
-        aceite de oliva c/n

SALSA
-     1 kg de tomates maduros pelados y sin semillas
-     2 cucharadas de hojas de salvia fresca
-     2 cucharadas de aceite de oliva
-     2 dientes de ajo enteros
-        sal, pimienta negra, ají molido o peperoncino
-        parmesano recién rallado, opcional
-        crema de leche, opcional

Preparamos la masa del modo habitual, ver "Masa para pasta al huevo, técnicas básicas".

Ponemos la calabaza cubeteada en una asadera con un poco de aceite de oliva y sal y llevamos a horno medio por unos 20´ (mezclamos a mitad de cocción), hasta que se hayan tiernizado.

Cocinamos las espinacas 2´ en bol tapado en microondas (o al vapor); retiramos, escurrimos y picamos.

Hacemos un puré con la calabaza, mezclamos con la espinaca y el huevo, condimentamos a gusto y agregamos un poco de pan rallado según humedad, no más de 2 cucharadas.

Para rellenar la pasta ver "Agnolotis caseros...técnicas básicas"; reservamos enharinados y cubiertos por un repasador.

En una sartén grande con el aceite de oliva y una pizca de sal salteamos los ajos enteros y las hojas de salvia. Adicionamos los tomates cubeteados y continuamos la cocción a fuego suave hasta que los tomates comiencen a desintegrarse; agregamos el perejil picado. Retiramos los ajos y condimentamos con sal, pimienta negra o mix (yo prefiero) y abundante ají molido o peperoncino.

Cocinamos los ravioles en abundante agua con sal, retiramos bien al dente, volcamos sobre la sartén sin escurrir del todo, completamos la cocción y emplatamos dejando la opción al comensal de agregar parmesano rallado y/o crema de leche.

Los probé con y sin parmesano, con y sin crema de leche y en cualquier caso me parecieron buenísimos! Espero alguien se anime a prepararlos y comente cuánto le gustaron, tal vez tengamos gustos similares....

lunes, 19 de diciembre de 2011

PAN CON MASA MADRE, 4 CEREALES Y 5 SEMILLAS, TODO UNA COMIDA!

Este tipo de panes me encantan y los preparo con frecuencia probando modificar algunos de sus ingredientes; en esta oportunidad empleé 5 variedades de semillas y 4 de harinas con un resultado que me deja más que satisfecho: además de muy nutritivos salieron riquisimísimos como dice mi amiga Susana M.... Para 5 panes de molde de 30 x 10 cms:

-     1 kg de harina común o de fuerza
-     1 litro de agua
-   20 g de levadura fresca
- 400 g de masa madre
- 400 g de harina integral
- 150 g de harina de centeno
- 100 g de harina de maíz (polenta)
- 100 g de avena arrollada
-  100g de semillas de lino
- 100 g de semillas de girasol
- 100 g de semillas de sésamo
-  100 g de semillas de chia
-    50 g de semillas de amapola
-     2 cucharadas de azúcar morena
-   40 g de sal

Retiramos la masa madre de la heladera, la treceamos y dejamos atemperar en un bol con el agua. Luego de un rato agregamos la harina, mezclamos y esperamos unas 2 hs.

Hidratamos las semillas de chía y lino en 1, 5 veces la cantidad de agua.

Pasadas las 2hs incorporamos levadura desgranada y el azúcar morena; mezclamos y luego de 30´ añadimos el resto de los ingredientes (salvo las semillas de amapola que emplearemos para decorar); volcamos sobre superficie enharinada y amasamos por 15´ a 20´ hasta obtener una masa suave y sedosa, adicionando siempre la menor cantidad de harina posible. Si empleáramos una amasadora es conveniente completar el amasado a mano para incorporarle más aire y comprobar la calidad de la masa.

Hacemos un bollo y dejamos levar en bol cubierto y previamente pincelado con  aceite hasta que duplique su volúmen, unas 2 hs. Desgasificamos y repetimos (el tiempo de levado será algo menor).

Volcamos la masa sobre la superficie de trabajo, desgasificamos, hacemos un chorizo y dividimos en 5 partes iguales; las bollamos, cubrimos y dejamos reposar 15´. Encendemos el horno.

Para dar forma a los panes, con cada bollo hacemos lo siguiente:
- Presionamos con la mano conformando un rectángulo,
- volcamos uno de los lados más largos del rectángulo hacia su centro,
- sellamos con el canto de la mano
- repetimos con el otro lado y volvemos a sellar
- estiramos un poco con las palmas de la mano
- volcamos un lado de la masa sobre el otro y sellamos con los dedos todo el perímetro.
- hacemos con la masa un vaivén suave sobre la superficie de trabajo estirándola hasta el diámetro del molde.
- colocamos cada pieza, con las costuras para abajo dentro del molde previamente pincelado con aceite y presionamos para cubrir toda su superficie.

Pincelamos con aceite (o huevo si preferimos, o chuño), decoramos con las semillas de amapola, efectuamos algunos cortes con un cutter o cuchillo filosos, cubrimos y dejamos levar unos 30´ en ambiente cálido y sin corriente de aire (no debe levar tanto en esta oportunidad).

Horneamos en horno caliente (200*) y prehumidificado por unos 30´; el pan debe lucir bien tostado y su base sonar hueca. Retiramos y dejamos orear sobre rejilla.

Un pan nutritivo y exquisito, bien vale la pena el trabajo y el tiempo que le dedicamos!



domingo, 18 de diciembre de 2011

SE DICE DE MÍ....LA NACÍÓN, 18 DE DICIEMBRE

El arte del pan casero

(La Nación, /12/2012, http://www.lanacion.com.ar/1433565-el-arte-del-pan-casero )

Un destacado economista puso proa a su pasión: transmitir los secretos de la masa madre
Por Miriam Becker | Para LA NACION

Los cursos de cocina de la gran maestra Beatriz Chomnalez son una caja de sorpresas. Los alumnos que concurren, también. En uno de esos encuentros, Saúl Gerson -de él habla esta nota- llevó uno de sus famosos panes amasados con masa madre, una mezcla básica capaz de autofermentarse, a la cual se realimenta con la incorporación semanal de agua y harina (las indicaciones para hacerla, además de muchas otras recetas, están en el blog de Saúl, El arte de amasar).
El currículum profesional de Gerson apabulla. Imaginamos a este destacado economista de traje y corbata, corriendo de aquí para allá, sumando cargos como director ejecutivo de bancos y financieras, transformando lo deficitario en altamente rentable. "Después de 25 exitosos años, me cansé y decidí cambiar. Me acerqué al mundo espiritual, viajé, fui varias veces a la India y California. Soy discípulo de Osho. Cambié el amasar fortunas para otros por amasar panes para mí, para mis hijos y para la gente que quiero, sumando pizzas, pastas y mucho más. Hoy hago lo que amo: cocino, amaso, bailo tango y ando en bicicleta. Me gustaría enseñar lo que aprendí, quizá dar clases por televisión, asesorar a quienes les interesen mis dos profesiones, hacer panes con masa madre y seguir disfrutando de la vida sencilla."
Receta sencilla
Incluye masa madre y amorosa paciencia para que actúe la fuerza de la naturaleza. Se prepara en nueve pasos, partiendo de 300 g de masa por cada kilo de harina, más los sabores que se prefieran: kumel, chía, lino y más. Saúl usa su lenguaje de economista: "Intenten hacerlo porque es una excelente inversión."
1. Primer paso
Mezclar 250 g de harina OOO con 150 cc de agua y 20 g de miel.
2. Días siguientes
Amasar y dejar descansar. Agregar harina, agua y volver a hacerla descansar.
3. El levado
Sus tiempos son mucho más lentos que los tradicionales. Se pueden acelerar con una pequeña cantidad de levadura extra..

Mil gracias Miriam por esta amorosa nota! Espero me sirva para continuar haciendo esto que amo y que más gente pueda tomar provecho de mis experiencias y recetas...

sábado, 17 de diciembre de 2011

TARTA DE ESPÁRRAGOS Y LOMO DE ATÚN

Una deliciosa tarta preparada aprovechando que aún es la época de espárragos y los lomos de atún están a un precio bastante accesible en Buenos Aires...Para una tartera grande:

MASA PARA TARTA
- 200 g de harina leudante (2 tazas al ras)
-    65 cc de agua (2 tacitas)
-    65 cc de aceite (2 tacitas)
-   1/2 cucharadita de sal
-      1 pizca de pimienta blanca

RELLENO
-  350 g de lomo de atún en trozos pequeños
-     2 paquetes de espárragos verdes
-     1 cebolla pref. colorada, picada
-     1 cucharada de aceite de oliva
-     1 tacita de vino blanco
-     3 huevos
-     1 pote de yogurt
-       sal y mix de pimientas recién molidas

Mezclamos los ingredientes de la masa, amasamos hasta integrar, cubrimos y dejamos reposar.

Cortamos con la mano los espárragos desde la cabeza y desechamos los troncos (también los podemos  pelar, cocinar, procesar e incorporar al huevo, le dará sabor y volúmen a la tarta pero tapará un poco la presencia del pescado). Cocinamos las cabezas al vapor o en microondas hasta tiernizar, unos 5`. Pasamos por agua helada, escurrimos y reservamos.

Salteamos la cebolla en el aceite de oliva con una pizca de sal y cuando comienza a colorear agregamos el pescado; cocinamos a fuego fuerte por 1´, agregamos el vino blanco, mezclamos  y cocinamos por otro minuto; salpimentamos. Dejamos dejamos entibiar.

Batimos el huevo con el yogurt y mezclamos con el pescado.

Estiramos la masa bien delgada y forramos una tartera previamente pincelada con aceite, volcamos sobre ella la mezcla y por encima las cabezas de los espárragos. Recortamos los excedentes de masa.

Llevamos a horno moderado por unos 20´ hasta que la masa se vea dorada. Retiramos, desmoldamos y dejamos enfriar unos minutos antes de servir.

Prueben preparar esta tarta, sorprenderán muy gratamente a sus comensales!



viernes, 16 de diciembre de 2011

TALLARINES INTEGRALES CON PESTO DE BRÓCOLIS Y ALMENDRAS

Una pasta sabrosa, liviana, nutritiva y relativamente sencilla de preparar. Para 2 personas:

- 100 g de harina integral
- 100 g de harina común
-     2 huevos grandes
-     1 cucharada de aceite
- 1/2 cucharadita de sal
-    1 pizca de pimienta

- 250 g de flores de brócoli
-   50 g de almendras
-     1 diente de ajo
-  50 cc de aceite de oliva
-       sal y pimienta negra recién molida
-       agua de la cocción de los brócolis c/n
-      parmesano recién rallado (opcional)

Preparamos la masa del modo habitual mezclando previamente ambas harinas (ver: "Masa para Pasta al Huevo, Técnicas Básicas").

Cocinamos por 1´a 2´ las flores de brócoli en agua hirviendo y luego llevamos a agua helada para cortar la cocción y concentrar el color. Reservamos el agua de la cocción.

Procesamos (no demasiado) las flores de brócoli con el ajo, el aceite de oliva y la mitad de las almendras adicionando un poco del líquido de la cocción si hiciera falta; salpimentamos. El resto de las almendras picamos aparte para decorar.

Ponemos a hervir la pasta en abundante agua con sal, incluida la de los brócolis; retiramos bien al dente y echamos sobre una sartén a fuego suave con un poco de aceite de oliva y un cucharón del líquido de la cocción; agregamos el pesto, mezclamos y emplatamos preferentemente en en platos precalentados esparciendo por encima las almendras tostadas, pimienta negra, un chorro de aceite de oliva y, opcionalmente, parmesano recién rallado.

Riquísima, liviana y nutritiva esta sencilla pasta integral!

jueves, 15 de diciembre de 2011

VIEIRAS AL GRATEN (gratin de scallops)

Un delicioso y refinado plato de la cocina francesa tomado de las clases con Beatriz Chomnalez y adaptado a las preferencias (y recursos disponibles) del que suscribe; en particular empleo bastante menos materia grasa, no obstante lo cual el plato continúa siendo sabrosísimo. Para 2 personas o 4 como entrada:

- 500 g de cayos de vieiras
-     2 echalotes en láminas finas
-     1 cebolla colorada picada
-     1 diente de ajo en láminas finas
- 150 cc de vino blanco seco
      1 cucharada de manteca
-     1 cucharada de aceite de oliva
-     4 cucharadas de pan rallado
-  1/2 cucharadita de ají o peperoncino molido
         sal y pimienta negra recién molido

Salteamos la cebolla, los echalotes y el ajo en una sartén con la manteca, el aceite de oliva y una pizca de sal; apenas comienzan a tomar color desglasamos con el vino blanco, agregamos las vieiras y cocinamos a fuego fuerte por 1´; salpimentamos, retiramos del fuego, añadimos el pan rallado, mezclamos, llenamos las cazuelitas, colocamos una nuez de manteca en cada una (opcional, podemos prescindirlo) y llevamos a horno medio hasta que se hayan gratinado, de 10´ a 15´.

Es una deliciosa y refinada comida, como para lucirse con relativamente poco trabajo...



miércoles, 14 de diciembre de 2011

PITAS ÁRABES, CÓMO PREPARARLAS Y QUE SALGAN MUY BIEN!

Las pitas, las tradicionales y riquísimas figazas árabes, emplean muy pocos ingredientes, son muy sencillas y sin embargo no tan fácil de hacerlas bie. La manera tradicional de cocinarlas es sobre la piedra muy caliente, pero en hornos convencionales como verán también es posible lograr excelentes resultados. Para 24 pitas de 10 cms de diámetro completando 2 asaderas grandes:

- 600 g de harina común
- 350 cc de agua
-   15 g de levadura fresca
-     1 cucharada de azúcar
-    2 cucharadas de aceite
-    1 cucharadita de sal

Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera y en su centro echamos el agua y disolvemos la levadura y el azúcar. Vamos llevando con cuidado la harina hacia el centro, agregamos el aceite y amasamos unos 10´ hasta obtener una masa suave y sedosa.Dejamos reposar en bol cubierto y enharinado por 30´.

Volcamos el bollo sobre la superficie de trabajo, desgasificamos, hacemos un chorizo y cortamos en 24 partes de aprox 40 g c/u; bollamos, cubrimos y dejamos reposar por 15´ minutos. Encendemos el horno.

Con la ayuda de un palo de amasar estiramos cada bollo hasta obtener una superficie circular de unos 10cm de diámetro y los colocamos en las asaderas pinceladas con aceite. Cubrimos y dejamos reposar por 15´ a 30´ en ambiente cálido y sin corriente de aire.

Horneamos en la rejilla inferior del horno muy caliente y a temperatura máxima  por 4´ a 5´; los panes deben inflarse pero no tostarse.

Retiramos y dejamos enfriar sobre rejilla cubiertos por un repasador para que no se sequen. Una vez fríos pueden conservarse en bolsa de nylon y en frío por varios días.
Estas figazas árabes son ideales para llenarlas de cosas ricas, alegrar a los queridos y lucirnos!

martes, 13 de diciembre de 2011

ARROZ CON LIMÓN, MENTA Y ALMENDRAS TOSTADAS

Una explosión de sabor en este relativamente sencillo plato de arroz elaborado según la técnicas de los risottos, aún la siento en la boca... Interesante como acompañamiento de un pescado, como plato en sí mismo en una comida de varios o pasos o también, como fue para mí en esta oportunidad, como plato único de un mediodía cualquiera de un bello día primaveral... Para 2 personas o 4 como acompañamiento:

-    1 taza de arroz pref. basmati o jazmín
-    1 echalote cortado  en láminas delgadas
-    2 tazas de agua, aprox, según tipo de arroz
- 1/2 taza de vino blanco
-    1 cucharada de manteca
-    1 cucharada de aceite de oliva
-  12 almendras tostadas y picadas
-    1 cucharada de hojas de menta fresca picadas + adic p decorar
-       ralladura de 1 limón
-    2 cucharadas de jugo de limón
- 1/2 cucharadita de pimienta de Sishuan (opcional, le queda muy bien)
-       sal y pimienta negra recién molida.

En una sartén grande salteamos el echalote en el aceite, la manteca y una pizca de sal y cuando comienza a colorear echamos el arroz; luego de 2 ó 3´ incorporamos la mitad de la ralladura de limón, mezclamos y desglasamos con el vino blanco.

A fuego suave y siempre mezclando continuamos agregando el agua de a cucharones hasta que el arroz esté casi al dente, de 12´ a 15´; agregamos las 2 cucharadas de limón y la menta picada, mezclamos, tapamos y apagamos el fuego.

Emplatamos luego de unos 5´ distribuyendo por encima las almendras tostadas, la ralladura de limón reservada, la pimienta de Sishuan y algunas hojas.

Me encantó este plato de arroz con un sabor tan intenso, persistente y...delicioso! 

lunes, 12 de diciembre de 2011

PIZZA A LA PIEDRA DE BERENJENAS GRILLADAS, PEPERONCINO Y AJO

Ayer cuando estaba probando esta pizza pensaba que el comensal que fuere debería detestar las berenjenas para que no le gustara, la encontré deliciosa! El inconveniente fue que al ser el único comensal la terminé comiendo toda solito, lo cual me requirió luego un buen rato de digestión, gajes del oficio...:

MASA, para 3 pizzas
- 500 g de harina 0000 (refinada)
- 300 cc de agua
- 5 a 10 g de levadura fresca
- 50 cc de aceite de oliva
- 1 cucharadita de sal
- 1/4 cucharadita de pimienta blanca

COBERTURA, por pizza
-    1 berenjena mediana
  150 g de muzzarella rallada o troceada
-   50 g de parmesano rallado
-     1 diente de ajo picado
-     2 cucharadas de aceite de oliva
-        peperoncino
- salsa de tomates frescos

Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera y en su centro disolvemos la levadura en el agua; incorporamos con cuidado la harina al centro y cuando comienza a integrarse agregamos el aceite.

Amasamos por unos minutos hasta lograr una masa suave y liviana (no hace falta mucho amasado para la pizza a la piedra). Cubrimos y esperamos unas 2 hs hasta que duplique su volúmen (el tiempo depende siempre de la cantidad de levadura empleada y la temperatura ambiente).

Cortamos las berenjenas en rodajas de aprox 1/2 cm de grosor y las grillamos en una plancha bien caliente con un chorro de aceite por 3´ de cada lado (las probamos y las sentimos apenas tiernas).

En una sartén pequeña con el aceite de oliva y una pizca de sal salteamos apenas el peperoncino y el ajo picado; reservamos.

La salsa de tomate que sugiero es simplemente tomate maduro procesado y condimentado con sal pimienta, orégano, ají molido y un poco de aceite de oliva.

Pasado el tiempo de levado volcamos la masa sobre la superficie de trabajo, desgasificamos, dividimos en 3 partes, bollamos, cubrimos y dejamos reposar por unos 30´.

Al momento de estirar las pizzas debemos sentir la masa relajada, que se estira con facilidad. La estiramos bien delgada con la mano o la ayuda de un palote dejando los bordes un poco más gruesos, la pincelamos con la salsa de tomate, distribuimos por encima, en este orden, la muzzarella rallada, las rodajas de berenjena, el parmesano rallado y el aceite con el ajo y el peperoncino.

Con la ayuda de una pala depositamos de inmediato la pizza sobre la piedra en el horno muy caliente y a temperatura máxima. Retiramos luego de 5´ a 10´, dependiendo del horno, cuando el queso haya comezado a gratinarse y la masa se vea cocida (tostada si nos gusta bien crocante).

Una pizza como para "el cuadro de honor" en mi modesta opinión...

domingo, 11 de diciembre de 2011

PAN CON CALABAZA Y CINCO ESPECIAS

Este pan, casi "de autor", lo preparé ayer para un evento, buscaba un pan distinto, sabroso, aromático y en lo posible sorprendente. Nunca lo había hecho ni imaginado siquiera antes pero la fortuna volvió a acompañar y resultó un éxito, con un excelente desarrollo y una mezcla de sabores y aromas complejo y atrapante. El polvo de cinco especias empleado es una mezcla de especias propio de la cocina china compuesto habitualmente por clavo, canela, pimienta, nuez moscada (o anís) y jengibre. Para 2 panes en moldes de 30 x 12cms:

- 800 g de harina común o de fuerza
- 400 cc de agua
- 300 g de calabaza pelada y rallada
-   20 g de levadura fresca
-     1 huevo
-     1 cucharadita colmada de polvo de 5 especias
-     1 cucharada de miel
-    30 g de sal

En un bol disolvemos la levadura en el agua junto con la miel y la mitad de la harina y esperamos unos 30´ a que comience a levar.

Adicionamos el resto de los ingredientes reservando un poca de calabaza rallada para decorar, mezclamos, volcamos sobre superficie de trabajo enharinada y amasamos por unos 15´ hasta que la masa se torne suave y sedosa y ya no se nos pegue en las manos (siempre observaremos adicionar la menor cantidad de harina posible).  Hacemos un bollo, colocamos en un bol grande pincelado con aceite, cubrimos y dejamos levar hasta que duplique su volúmen, unos 60´.

Una vez levó, volcamos la masa sobre la superficie de trabajo apenas enharinada, desgasificamos, dividimos en 2, bollamos, cubrimos y dejamos reposar por 15´. Encendemos el horno.

Presionando con las manos hacemos un rectángulo con cada bollo, volcamos los lados myores hacia el centro, presionamos, repetimos la operación, sellamos bien y con un ligero vaivén vamos estirando el rollo hasta la longitud del molde.

Colocamos las piezas en los moldes pincelados con aceite o enharinados, pintamos o rociamos con agua, decoramos con la calabaza rallada, efectuamos los cortes, cubrimos y dejamos levar por unos 30´ en ambiente cálido y sin corriente de aire.

Llevamos a horno prehumidificado y 200* de temperatura por unos 30´, hasta que haya adquirido un color dorado intenso y su base suene hueca. (A veces es conveniente a mitad del horneado rotar los panes, los hornos a gas particularmente no hornean muy parejo...)

Retiramos del horno y dejamos orear sobre rejilla.

Resultó un excelente pan, liviano, tierno, de sabor complejo y muy aromático!

sábado, 10 de diciembre de 2011

MUFFINS DE YOGURT Y MIEL

Cada tanto preparo en casa yogurt natural (ver: "Yogurt Casero, muy fácil"), el cual empleo a veces en reemplazo de la crema para hacer tartas por ejemplo; en esta oportunidad, como tenía además una miel muy sabrosa, se me ocurrió emplear ambas para preparar muffins. Hice 3 docenas sucesivas variando las proporciones de algunos de sus ingredientes (manteca, miel, azúcar, polvo de hornear...); las 3 estuvieron buenas pero paso la última versión que creo que es la mejor. Debemos tener en cuenta la intensidad de sabor de la miel y el nivel de acidez del yogurt que empleamos, es cuestión de ir probando (también la cantidad de manteca, algunas recetas emplean un 50% en relación con la harina...). Para 10 a 12 unidades utilizando una miel de sabor intenso y un yogurt poco ácido:

- 250 g de harina común
-   10 g de polvo de hornear (1 cucharadita colmada)
- 200 g de yogurt natural
-   75 g de miel
-   75 g de azúcar
-   75 g de manteca derretida
-     2 huevos medianos
-     1 pizca de sal

Mezclamos y tamizamos los ingredientes sólidos en un bol y en otro más pequeño batimos los líquidos.

Con la ayuda de una cuchara de madera integramos ambas mezclas trabajando estricamente lo necesario. Cubrimos y dejamos reposar mientras se caliente el horno.

Con una cuchara vamos llenando los moldes previamente enmantecados (salvo que sean de silicona) y llevamos a horno a 200*  por 18`a 20´.

Retiramos del horno y luego de unos minutos desmoldamos y dejamos orear sobre rejilla.

Unos muffins sencillos, sabrosos y nutritivos, ideales tanto para un desayuno sustancioso, un té con amig@s, unos mates...

viernes, 9 de diciembre de 2011

CRÉPES VERDES DE ESPÁRRAGOS VERDES Y SALSA BLANCA-LIGHT

Un plato primaveral diferente, relativamente fácil y rápido de preparar, nutritivo y súper sabroso! La receta de las crépes la tomé de una clase de cocina con francesa con Beatriz Chomnalez y es muy recomendable tanto para crépes dulces como salados. El resto es una idea que se me ocurrió y, como otras veces, fui contrastando y modelando a través de la internet. Para 4 porciones:

CRÉPES (resultan unos 12)
- 300 cc de leche
- 125 g de harina
-   50 g de manteca derretida
-     3 huevos
- 1/2 cucharadita de sal
-    2 cucharadas de hierbas frescas picadas

RELLENO
- 16 espárragos verdes tiernos y gorditos
-   1 cucharada de aceite de oliva
-      peperoncino recién molido
-      mix de pimientas recién molidas

SALSA BLANCA-LIGHT
-    2 cucharadas de fécula de maíz
- 1/2 litro de leche
-       sal, pimienta blanca, nuez moscada
-    1 cucharada de aceite o manteca, opcional
-       parmesano recién rallado (para esparcir por encima)

Mezclamos todos los ingredientes de las crépes y batimos o procesamos hasta homogeneizar completamente. Dejamos reposar en heladera por lo menos por una hora.

En una crepera o sartén pequeña de teflón hacemos las crépes bien delgadas adicionando inicialmente una nuez de manteca; cocinamos de un sólo lado.

Quitamos la parte más dura del tallo de los espárragos y los pelamos hasta la cabeza. En una sartén grande calentamos el aceite de oliva y echamos dentro primero el peperoncino y el mix de pimientas y luego la sal y los espárragos; cocinamos a fuego suave por unos 15´ mezclando cada tanto hasta que se hayan tiernizado.

Para la salsa blanca-light, disolvemos simplemente la fécula de maíz en media taza de leche fría y luego la volcamos en el resto de la leche hirviendo; condimentamos mezclando constantemente, debe resultar una salsa no muy espesa. Si deseáramos podemos agregar finalmente un poco de aceite o manteca pero no es imprescindible, así tal cual es más liviana y aún sabrosa.

Colocamos 4 espárragos en cada crépe (sobre el lado cocido), los envolvemos con la misma dejando visible parte de las cabezas y los vamos colocando en una fuente de horno pincelada con aceite; cubrimos con la salsa blanca las crépes y por encima el parmesano recién rallado; tapamos las cabezas con papel de aluminio.

Llevamos a horno medio (180*) hasta que el queso se haya gratinado, unos 20´.

Un plato primaveral liviano, nutritivo y riquísimo, muy recomendable!

jueves, 8 de diciembre de 2011

PAN CASERO CON COUS COUS Y CEBOLLA COLORADA, DEMASIADO BUENO!

Pablo, un excelente cocinero del equipo de Beatriz Chomnalez me preguntó vez pasada si preparaba pan con cous cous, que alguna vez probó y le había gustado  mucho; no se me hubiera ocurrido siquiera le respondí...Y como el martes último iría como siempre con el pan bajo el brazo al Taller de Constelaciones en Luz de Luna....se me ocurrió hacer uno/s con cous cous + cebolla colorada. Al decir de mis compañeros del Taller, salió recontrarico y debo decir que coincido, superò con holgura mis expectativas...Para 2 panes de aprox 1kg c/u:

)-     1 kg de harina 000 (común o de fuerza)
- 600 cc de agua + adic p/ el cous cous
-   20 g de levadura fresca
- 150 g de cous cous
-     1 cebolla colorada
-     3 cucharadas de aceite
-     1 cucharada de miel
-     1 cucharada de sal

En un bol disolvemos la levadura en el agua junto con la miel, incorporamos la mitad de la harina, mezclamos y esperamos unos 30´ hasta que comience a burbujear, señal que la levadura ya está "trabajando".

Ponemos a calentar 150 cc de agua con 2 cucharadas de aceite y en cuanto rompe a hervir retiramos del fuego, incorporamos el cous cous, mezclamos adicionando otra cucharada de aceite y volvemos al fuego suave por 2´ ó 3´ mezclando constantemente, deben quedar bien despegados unos con otros.

Una vez la levadura comenzó a burbujear incorporamos el resto de los ingredientes reservando un poco de cous cous y cebolla picada para decorar, mezclamos, volcamos sobre superficie enharinada y amasamos por unos 15´ hasta obtener una masa suave y elástica; la colocamos en un bol pincelado con aceite, cubrimos y dejamos levar por aprox 1 hora, hasta que duplique su volúmen.

Volcamos sobre una superficie ligeramente enharinada, desgasificamos, dividimos en dos partes iguales, bollamos, cubrimos y dejamos reposar por unos 15´.

Encendemos el horno. Damos la forma deseada a los panes, decoramos con la cebolla colorada y el cous cous reservados, colocamos sobre una asadera enharinada o, mejor, "ensemolinada", efectuamos los cortes deseados, cubrimos y dejamos levar otros 30´ en ambiente cálido y sin corriente de aire.

Horneamos en horno caliente caliente, 200* a 220*,  y prehumidificado por unos 30´ hasta que los panes hayan tomado un color dorado oscuro y la base suene hueca. Dejamos orear sobre rejilla.

Resultó un pan excelente, "sensual" incluso según alguien que lo probó fuera del Taller...

miércoles, 7 de diciembre de 2011

ZAPALLITOS, ACEITE DE SÉSAMO Y SÉSAMO TOSTADO

Había comprado unos ricos y baratos zapallitos para preparar "algo": primero pensé un sufflé, que no, y luego un budín, unas torrejas, que no y que tampoco..., finalmente me pregunté como combinarían con sésamo tostado. Y como hago en algunas oportunidades googleé un poco para ver si a alguien se le había ocurrido antes tamaña idea y descubrí que algunos antes que yo los habían combinado (empleando zucchini en realidad); tomando entonces alguna idea de aquí y otra de allí, ideé este plato que resultó sabrosísimo, tanto como plato único como como acompañamiento. Nosotros (...)  lo comimos acompañando un salmón rosado al cartocchio (riquísimo!) y combinó muy bien. Para hasta 4 personas como acompañamiento:

-   1 kgs de zapallitos redondos (o zucchini)
-   1 diente de ajo grande picado
-   1 cucharada de aceite de girasol
-   1 cucharadita de aceite de sésamo
-   1 cucharadita de sal
-   1 cucharada de salsa de soja
-   1 cucharada de jugo de limón
-     sal

Rallamos los zapallitos desechando la parte interior con las semillas.

En una sartén grande salteamos el ajo con los aceites y una cucharadita de sal y cuando comienza a tomar color incorporamos los zapallitos rallados; cocinamos a fuego suave por unos 15´ de modo que vayan perdiendo bastante humedad. Si al cabo de ese tiempo encontramos aún mucho líquido podemos quitarlo con una cuchara (y beberlo, es bastante sabroso).

Mientras, en una sartén sin aceite tostamos las semillas de sésamo (las retiramos apenas comienzan a saltar).

Agregamos las semillas de sésamo y la salsa de soja a la sartén con los zapallitos, reservando algunas semillas para decorar. Mezclamos y luego de un par de minutos retiramos agregando el jugo de limón.

Rectificamos sabor de ser necesario y presentamos en una bandeja esparciendo por encima las semillas de sésamo reservadas.

Es posible que se sorprendan con lo sabroso que es este sencillo y nutritivo plato!

martes, 6 de diciembre de 2011

PIZZA A LA PARRILLA PARTY PARA LOS PRIMEROS 70 DE BLANCA

Tuvimos el gusto y el honor de preparar la comida para el cumple de los primeros 70 de Blanca en la preciosa casa de su hija Patricia y yerno Gabriel, unos divinos. El ambiente de trabajo fue rebueno, lo que siempre agradecemos, y anfitriones e invitados quedaron contentos y pipones, lo que siempre procuramos. El menú:


LAS ENTRADAS

-          Crudités de Verduras de Estación

-          Paté de Garbanzos (Hummus)

-          Paté de Berenjenas (Babaganoush)

-          Paté de Remolachas y Queso Azul

-          Paté de Zanahorias y Dijón

-          Lenguetas Caseras Saborizadas


LAS PIZZAS

-          Tomates cherry, Muzzarella, Albahaca y Ajo

-          Cebolla, Muzarella y Peperoncino

-          Jamón Crudo, Muzzarella y Rúcula

-          Cebolla Caramelizada, Queso Azul y Mix de Pimientas

-          Boquerones y Muzzarella Ahumada

-          Morrones Asados, Cebollas Asadas y Muzarella

-          Muzarella, Tomates, Olivas Negras y Ajo




EL POSTRE

-          Crumble de Manzanas con Crema Helada y Frutos Rojos






Gracias Patricia, gracias Gabriel por habernos elegido y será hasta la próxima!



                                               

lunes, 5 de diciembre de 2011

PASTA INTEGRAL CON BERENJENAS Y TOMATES CHERRY A LA CERVEZA NEGRA

Mi amigo Gaby K. buen cocinero y mejor gourmet, me sugirió que hagamos algún plato con berenjenas y cerveza...Se me ocurrió entonces preparar una pasta integral acompañada con una salsa basada justamente en berenjenas negras, cerveza negra, cebolla colorada y cherries...colorados! Salió excelente, súper recomendable. Para 4 ó 5 personas, abundante:

PASTA
- 250 g de harina integral
- 250 g de harina común
-     5 huevos grandes
-     1 ó 2 cucharadas de aceite de oliva
-     1 cucharadita de sal
- 1/4 cucharadita de pimienta blanca

SALSA
-     2 berenjenas grandes cortada en cubos
-     1 cebolla colorada grande picada
- 250 g de tomates cherry maduros
-     2 dientes de ajo picados
-     2 tazas de cerveza negra, aprox
-     3 cucharadas de aceite de oliva
-        sal, pimienta negra y peperoncino

Preparamos la masa del modo habitual (ver: "Masa para Pasta al Huevo, Técnicas Básicas")

En una sartén grande salteamos la cebolla y el ajo picados con el aceite de oliva, una cucharadita de sal y 1 cucharadita aprox de peperoncino; cuando comienzan a tomar color agregamos las berenjenas cubeteadas, mezclamos y luego de unos 5` adicionamos 1 taza de cerveza y continuamos  la cocción a fuego suave mezclando cada tanto.

Ponemos a hervir abundante agua con sal.

Luego de unos 10´ observaremos que la mayor parte del líquido se evaporó o fue absorbido, agregamos entonces otra taza de cerveza y los tomates cherry, los cuales cuando comienzan a explotar serán un buen indicio de que la salsa está lista; ajustamos condimentos y mantenemos a fuego corona. (Agregamos cerveza o agua de la cocción si encontraramos a la salsa escasa de líquido).

Ponemos la pasta a hervir, retiramos bien al dente y volcamos o bien el la sartén con la salsa o bien, siempre con la salsa, en otra cacerola más espaciosa y precalentada. Mezclamos completamos la cocción y emplatamos esparciendo por encima abundante parmesano recién rallado, pimienta negra y un chorro de aceite de oliva.

Espero se animen a preparar esta deliciosa salsa incluso con una buena pasta seca, es deliciosa!

domingo, 4 de diciembre de 2011

ENSALADA DE PAPAS, YOGURT Y MENTA

Una ensalada de papas diferente, liviana y sabrosa, muy recomendable. Para 4 personas como acompañamiento:

-    4 papas medianas
-    1 taza de yougurt griego (preferentemente)
-    2 cucharada de hojas de menta picadas
-    1 cucharada de ciboulette picado
-       hojas de menta para decorar
-    1 cebolla de verdeo, parte verde
-       aceite de oliva
-       sal y pimienta

Mezclamos el yogurt con la menta picada (no ponemos toda, vamos probando, algunas son más fuertes que otras), salpimentamos y dejamos que tome sabor.

Hervimos las papas con cáscara hasta que estén apenas tiernas. Retiramos, pelamos, dejamos enfriar y cortamos en cubos de tamaño mediano.

Mezclamos el yogurt con las papas, corregimos sabor  y llevamos a la heladera para enfriar.

Servimos decorando con la ciboulette picada, algunas hojas de menta y un chorro de aceite de oliva.

Una ensalada de papas muy fresca, liviana y sabrosa!

sábado, 3 de diciembre de 2011

BUDÍN DE CALABAZA Y SÉSAMO

Este sencillo budín salió muy sabroso; a la clásica combinación de calabaza y choclo, el sésamo le aportó un interesante toque de sabor y crocantez. Para un budín para 2 personas en budinera mediana:
- 1 kg de calabaza
- 1 lata de choclo en grano
- 100 g de sésamo integral
- 1 cebolla mediana picada
- 1 diente de ajo picado
- 2 huevos
- aceite c/n
- sal, pimienta y nuez moscada
Horneamos la calabaza entera hasta tiernizar. Retiramos, pelamos, hacemos un puré y condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada.

En una sartén con un poco de aceite y una pizca de sal salteamos el ajo y la cebolla e incorporamos luego el puré de calabaza.

Encendemos el horno.

Batimos los huevos y mezclamos con la calabaza y 3/4 partes del sésamo.

Echamos la mezcla sobre una budinera pincelada con aceite, esparcimos por encima el sésamo restante y horneamos a temperatura media por unos 30'.

Resistimos la tentación y esperamos unos minutos antes de servirlo, vale la pena...

viernes, 2 de diciembre de 2011

PAN DE CAMPAÑA CON MASA MADRE Y CENTENO

Los panes de campaña  más tradicionales se hacen con masa madre y una cierta proporción de harina de centeno o integral; esto fue lo que hice en este caso para un evento y tuvieron mucho éxito, salieron crocantes y súper sabrosos! Para 4 panes de 45 cms de largo que emplean la totalidad de una asadera de 45x35cms:

-     1,3 kg de harina común o de fuerza
- 400 g de masa madre
- 200 g de harina de centeno
-     1 litro de agua
-  10 g de levadura fresca
-    3 cucharadas de miel
-  35 g de sal

Retiramos la masa madre de la heladera, la troceamos y en un bol grande mezclamos con el litro de agua y un kg de harina; dejamos reposar por lo menos por 2 horas para que la masa madre se vaya atemperando y activando.

Incorporamos el resto de los ingredientes, volcamos sobre superficie de trabajo apenas enharinada y amasamos por unos 15´ hasta que la masa se vuelva suave y sedosa. Si empleamos una amasadora es siempre conveniente terminar el amasado a mano para orear un poco más la masa y "sentirla". Hacemos un bollo y dejamos levar en un bol pincelado con aceite y cubierto por unas 2 hs, hasta que duplique su volúmen. Repetimos la operación.

Volcamos la masa sobre la superficie de trabajo enharinada, desgasificamos, hacemos un chorizo, dividimos en 4 partes de similar tamaño, bollamos, cubrimos y dejamos reposar por 15´. Encendemos el horno.

Tomamos cada bollo y lo estiramos con la mano dándoles una forma rectangular, volcamos los lados mayores hacia el centro y sellamos con el canto de la mano; volvemos a aplastar un poco, volcamos un lado mayor sobre el otro y sellamos con los dedos haciendo una especie de repulgue. Con un ligero vaivén estiramos la masa hasta el tamaño que permita el largo de la asadera.

Colocamos los panes sobre la asadera previamente enharinada o aceitada dejando el mayor espacio posible entre los mismos; tapamos y dejamos levar por unos 30´.

Con un cutter o cuchillo filoso efectuamos los cortes, pulverizamos con un poco de agua y llevamos al horno prehumidificado y a 220* de temperatura por aprox 25´, hasta que adquieran un color bastante oscuro y la base suene bien hueca.

Retiramos y dejamos orear sobre rejilla.

Con la colaboración siempre necesaria de un poco de buena fortuna estos panes salieron riquísimos, me dejaron completamente satisfecho!