martes, 30 de noviembre de 2010

RAVIOLES INTEGRALES CASEROS DE CALABAZA Y SALVIA, UNA DELICADEZA!

Se viene el veranito y por razones varias es conveniente preparar pastas livianas, cual es el caso. Este plato además, aún preparado con harina integral, resultó sabroso y delicado, con sabores netos y a la vez sutiles; los acompañé con una súper simple salsa de tomate y oliva (nada más!) y tuve la suerte de compartirlos con una querida amiga-milonguera a quien "le encantaron", según me aseguró. Intencionalmente además empleé muy pocos ingredientes, a veces lo mucho restá más de lo que suma, como en la vida... Para 2 personas como único plato:

MASA
- 150 g de harina integral extra fina
-   50 g de harina común
-     2 huevos
-     1 cucharada de aceite
-        agua adicional si hiciera falta
-     1 pizca de sal + 1 pizca de pimienta blanca

RELLENO
- 500 g de calabaza ya pelada y sin semillas
-     1 cucharada de hojas de salvia picadas
-     1 yema de huevo
-        sal y pimienta a gusto

SALSA
-   1/2 kg de tomates maduros
-      2 cucharadas de aceite de oliva
-         sal y pimienta a gusto
-         queso parmesano recién rallado

Preparamos la masa del modo habitual (ver, "Masa para Pasta al Huevo, Técnicas Básicas"); la harina integral tal vez absorba algo más de líquido en cuyo caso vale adicionar alguna cucharada de agua.

Para el relleno cortamos en cubos la calabaza ya pelada y la cocemos al vapor o en microondas por 8' a 10', hasta que se haya tiernizado; le incorporamos las hojas de salvia picadas y la yema de huevo, hacemos un puré y salpimentamos a gusto.

 Hacemos 2 (ó 4) tiras de masa, distribuimos parejito el relleno sobre una de ellas con una cucharita o manga, rociamos agua por encima o pincelamos los bordes, cubrimos con la otra tira de masa, presionamos alrededor de los rellenos para quitar el aire y con un cortapastas cortamos y damos forma (podemos también emplear un molde para pastas). Dejamos reposar sobre superficie enharinada y cubiertos.

La salsa es extremadamente sencilla: procesamos los tomates de buena calidad y maduros y los cocinamos a fuego muy suave en una sartén con el aceite de oliva y una pizca de sal por unos 15', adicionando hacia el final pimienta negra y corrigiendo sal.

Ponemos a hervir la pasta en abundante agua con sal y cuando esté al dente la retiramos, escurrimos y volcamos en la sartén; mezclamos bien y emplatamos esparciendo por encima un chorro de aceite de oliva, buen parmesano recién rallado, pimienta negra y un chorro de aceite de oliva.

Un plato sencillo, distinto y delicadísimo. Prueben y verán.

lunes, 29 de noviembre de 2010

FIGACITAS DE PIMENTON DULCE Y PEREJIL

Alguna vez había leído de "panes con pimentón y perejil" y como tenía un montón de perejil en la heladera se me ocurrió hacerlos "a mi manera": salieron lindos, aromáticos y muy sabrosos, vale la pena que prueben hacerlos, no es difícil. Para una asadera grande:

- 500 g de harina común
- 150 cc de agua
- 150 cc de leche
-   15 g de levadura fresca
-   25 g de manteca o margarina
-      1 cucharada de miel
-      1 cucharada colmadade perejil picado
-      1 cucharada colmada de pimentón dulce
-    12 g de sal (2 cucharaditas)
-      1 huevo para pintar los panecillos

En un bol mezclamos la mitad de la harina, con la levadura, la miel y la totalidad de los líquidos; una vez comenzó a espumar (de 15' a 30')incorporamos el resto de los ingredientes, integramos bien, volcamos sobre superficie enharinada y amasamos por unos 10' hasta que la masa quede suave y sedosa. Dejamos reposar en bol cubierto por 15'. Encendemos el horno.

Hacemos dos rollos con la masa y la dividimos en porciones de 50g; bollamos, cubrimos y dejamos reposar por 15'.

Volvemos a bollar y aplastando un poco con las manos les vamos dando las formas definitiva y colocándolos en una placa de horno previamente enharinada. Pincelamos con huevo batido, cubrimos y dejamos levar por 30' en lugar cálido y sin corriente de aire (sobre la cocina, por ejemplo).

Volvemos a pincelar con el huevo y llevamos a horno caliente y 3/4 temperatura por 10' a 15' hasta que hayan tomado un lindo color rojizo.

Dejamos entibiar sobre rejilla y sorprendemos luego a nuetros comensales!!

domingo, 28 de noviembre de 2010

TOBOULE CLÁSICO, SENCILLO Y SABROSO!!

El taboule es una muy típica ensalada del Medio Oriente, fácil de preparar y muy sabrosa; se lo puede prepar con trigo burgol (trigo partido) en cuyo caso debemos precocerlo, o bien con cous cous (burgol precocido) como en la presente receta, que no requiere cocción previa.  Para 4 personas:

- 250 g de cous cous (se compra en herboristerías)
-  1/2 kg de tomates maduros (bien jugosos)
-     1 pimiento rojo
-  1/2 cebolla (opcional)
-  1/2 pepino (opcional)
-     1 cucharada de perejil picado
-     1 cucharada de menta fresca picada
-     2 cucharadas de aceite de oliva
-        jugo de 1 limón

Cortamos los tomates, el morrón y el pepino en cuadrados pequeñitos y picamos la cebolla, el perejil y las hojas de menta (reservamos algunas para decorar). Mezclamos todos los ingredientes incluyendo todo el jugo de los tomates en una ensaladera amplia.

Conservamos en lugar fresco removiendo cada  tanto durante 60'-90' hasta que el cous cous haya absorbido practicamente todo el líquido. Durante este rato el tomate irá largando su jugo y el cous cous lo irá absorbiendo, a su ritmo....

Antes de servir decoramos con aceitunas negras y hojas de menta.

Si aún no conocen esta ensalada prueben prepararla, se van a sorprender de lo rica que es!


sábado, 27 de noviembre de 2010

TALLARINES DE PIMENTÓN ROJO CON SALSA DE ESPÁRRAGOS VERDES Y PARMESANO

Es un plato con pocos ingredientes y sabores simples y netos, como me gustan ultimamente las cosas y no sólo en lo referido a la cocina (no les suena lindo una  vida simple, sencilla y sabrosa?). Por otro lado hace unos días hice unas figacitas con pimentón dulce (a publicar) que además de ricas lograron un lindísimo color, de donde me surgió la idea de hacer estos tallarines coloreados con el pimentón, cuyo sabor a su vez combina muy bien con la sencillísima salsita de espárragos. Para 2 personas, abundante:

MASA
- 200 g de harina
-     2 huevos
-     2 cucharaditas colmaditas de pimentón dulce
-     1 cucharadita sal +1 pizca de pimienta negra

SALSA
-    1 paquete de espárragos verdes
-    2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva
-    1 cucharada de perejil picado (u orégano fresco si prefieren)
-       sal y pimienta a gusto

Preparamos la masa del modo habitual (ver "Masa para Pasta al Huevo, Técnicas Básicas") procesando primero los huevos con el pimentón; estiramos hasta el punto máximo, cortamos según el grosor deseado y reservamos sobre superficie enharinada y cubierta con un repasador.

Lavamos los espárragos y los troceamos con la mano desechando aquellas partes que no puedan romperse; los cocemos unos minutos al vapor o en microondas con un poco de sal hasta tiernizar. Apartamos la mitad de las puntas de los espárragos y procesamos el resto con 1 ó 2 cucharadas de aceite de oliva; agregamos el perejil picado y salpimentamos a gusto.

Ponemos o hervir la pasta en abundante agua con sal y simultáneamente calentamos la salsa en una sartén con una cucharada de aceite de oliva; una vez la pasta al dente la volcamos dentro de la sartén sin escurrir del todo; mezclamos bien y servimos de inmediato distribuyendo por encima las puntas de los espárragos y el queso parmesano recién ralllado.

Un plato simple, sano y delicioso, como debe ser!

viernes, 26 de noviembre de 2010

PAN DE ZUCHINI AL MODO MÍO, MUY INTERESANTE

Una vieja amiga de la infancia que vive en USA me envió una receta del tradicional zucchini bread americano y como me pareció interesante lo investigué un poco y terminé haciéndolo, aunque de un modo en realidad no tan tradicional: el zucchini bread es habitualmente dulce y este lo hice saladito como para compañar una picada y alguna/s cervecita/s...Mi amigo José R., el degustador de anoche, opinió, aún antes de la segunda cerveza, que estaba muy rico (un rato después ya le pareció sensacional...); yo creo que tiene textura y sabor muy interesantes, también me gustó mucho. Para 2 panes medianos:

- 500 g harina
-    1 cucharadita de bicarbonato de sodio
-    1 cucharadita de polvo de hornear
-    2 cucharaditas de sal
-    1 cucharadita de nuez moscada
-    1 cucharada de canela
-    1 pizca de jengibre
-    1 cucharada de miel
-    3 ó 4 cucharadas de aceite
-      2 huevos
-  150 cc de agua
-  200 g de zucchini rallado

Encendemos el horno. En un bol grande mezclamos los ingredientes secos; batimos los huevos y el aceite, los incorporamos al bol junto con el zucchini rallado y revolvemos hasta lograr una preparación homogénea.

Aceitamos 2 moldes medianos y colocamos la preparación llenándolos hasta la 3/4 parte. Cocinamos a horno medio por aprox 30', hasta que hayan tomado buen color y se desprendan de los bordes.

Retiramos y dejamos reposar unos minutos antes de desmoldar.

Un pan sabroso y con textura y sabor muy características. (A mi me gustó salado pero bien pueden hacerlo dulce adicionándole 1/4 kg de azúcar).

jueves, 25 de noviembre de 2010

SUFFLÉ DE ZAPALLITOS: RICO, FÁCIL, BARATO Y SÚPER LIGHT!

La propuesta era esta vez hacer algo rico (eso siempre!), fácil, muy-light y, además, barato! Las pancitas engordan y los bolsillos adelgazan por estos lares, al menos en lo que al que suscribe se refiere...Y este sufflé de zapallitos cumplió con todos los requisitos: resultó sabroso, fácil de hacer, súper light y barato! Se lo puede encarecer un poco, hacerlo más calórico, desde ya, pero así como está está muy bien, muy recomendable en su sencillez. Para 2 personas:

- 500 g de zapallitos
-     2 huevos
-     1 cucharada de aceite
- 1/2  cebolla (si es colorada mejor)
- 1/4 morrón colorado
-    2 cucharadas de pan rallado (o parmesano rallado si prefieren)
-       sal, pimienta negra, ají molido, a gusto

Encendemos el horno. Picamos la cebolla y el morrón y los salteamos en una sartén grande con el aceite y una pizca de sal; mientras, rallamos los zapallitos y una vez transparentó la cebolla los echamos a la sartén; mezclamos, tapamos y cocemos por unos 5', destapamos y continuamos la cocción por algunos minutos más hasta que los zapallitos se hayan tiernizado y el agua evaporado. Condimentamos con sal, pimienta y ají molido.

Batimos las claras a punto de nieve. Ponemos los zapallitos en un bol, le incorporamos primero las yemas batidas y 1 cucharada de pan rallado, luego la mitad de las claras, mezclamos y finalmente la otra mitad efectuando ahora sólo delicados movimientos envolventes.

Tomamos un budinera de unos 20 cms de diámetro la rociamos con aceite o roció vegetal, espolvoreamos en toda su superficie con pan rallado y echamos dentro la preparación. Esparcimos por encima el pan o el queso rallado.

Horneamos en horno moderado por unos 20' cuidando no abrir el horno durante los primeros 15'.

Servimos de inmediato acompañado con una ensaladita.

Un sencillísimo y delicioso plato, bien casero y, chicas, recontralight!!!.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

TORTA DE QUINUA, AMARANTO, ARROZ INTEGRAL Y BRÓCOLI

El desafío fue hoy preparar algo con estas extraordinarias semillas andinas de amaranto y quinua y que además le gustara a mi hija Ceci que venía a almorzar, para lo cual es condición necesaria "que no tenga materia grasa, pa"!! Así que preparé este plato con "0" materia grasa adicionada y salió muy rico según mi comensal; es posible que adicionándole por ejemplo morrón y cebolla salteados en un poco de aceite el sabor se hubiera realzado, o queso rallado por encima, pero tampoco es que le hace falta.

Para 2 personas como única comida

- 100 g arroz integral
- 100 g semillas de amaranto
- 100 g semillas de quinua
- 250 g de brócoli
-     1 diente de ajo
-     4 huevos
-     1 cucharada de orégano fresco (o 1 cucharadita seco)
-        sal, pimienta y nuez moscada
-        azúcar o queso rallado para esparcir por encima (opcional)

Separamos las flores de los troncos de los brócolis, cortamos estos en trozos pequeños y cocemos todo al vapor o microondas hasta tiernizar, unos 4'.

Encendemos el horno. Lavamos bien la quinua dándole 2 enjuagues y la hervimos junto con el arroz integral y las semillas de sésamos en una cacerola con 3 tazas de agua y 1 cucharadita de sal. En aprox 25' debiera estar el agua completamente evaporada y el arroz y semillas cocidos. (La quinua podría ponerse a cocinar 5' más tarde pero así creo que queda más cremosa).

Procesamos los tallos del brócoli y los mezclamos con los huevos batidos y el resto de los ingredientes, reservando la mitad de las flores de brócoli. Salpimentamos.

Volcamos la mezcla dentro de una tartera de 28 a 30 cms de diámetro previamente engrasada (puede ser con roció vegetal), distribuímos las flores de brócoli, esparcimos por encima azúcar o queso rallado y llevamos a horno moderado por unos 30'.

Esperamos que entibie, desmoldamos y servimos acompañada por la ensaladita que nos guste. Si deseáramos darle un poco más de sabor podemos también saltear un poco de cebollita y echarla por encima de cada porción.

Una rica, sencilla y nutritva combinación de arroz integral, amaranto, quinua y brócoli que no creo hayamos comido muchas veces, hasta ahora...Una base además, espero, para muchas otras creativas combinaciones.

martes, 23 de noviembre de 2010

PANECILLOS DE CERVEZA Y ANIS

Estos panecillos son muy sabrosos, ideales para acompañar una picada de buenos quesos, buenos  fiambres y ... suficiente cerveza. Para unos 25 panecillos:


- 800 g de harina común
- 500 cc de cerveza
-   20 g de levadura
-   40 g de manteca
-     2 cucharadas de anís
-   20 g de sal

En un bol mezclamos la cerveza con la mitad de la harina y la levadura y esperamos unos 15´ hasta que comience a espumar. Incorporamos luego el resto de los ingredientes, volcamos sobre superficie de trabajo enharinada, amasamos hasta lograr una masa suave y sedosa, adicionando solo la harina estrictamente necesaria. Cubrimos y dejamos descansar unos minutos; encendemos el horno.

Hacemos con la masa unas tiras de aprox 3cms de grosor y cortamos en trozos de 50g (un puño mediano); bollamos y dejamos reposar cubiertos y sobre superficie enharinada por 15´. 

Volvemos a bollar los panecillos dándoles la forma definitiva y los colocamos sobre la placa de horno previamente enmantecada; cubrimos y dejamos levar unos 30´.  Pintamos con manteca o huevo (no es imprescindible) y horneamos a 3/4 temperatura por 10´ a 15´, hasta que hayan tomado buen color.

Difícil imaginar que no salgan buenos...

lunes, 22 de noviembre de 2010

PEQUEÑAS HAMBURGUESAS DE MIJO, PASAS Y ALCAPARRAS

Esta receta la extraje del precioso libro "Alquimia en la Cocina" que me regaló mi querida amiga Lili para el cumple; la receta original indica hacerlas grandes y en la planca, pero yo las hice pequeñas y al horno, salieron muy ricas. Para 2 personas (salen 6 del tamaño de la foto o 2 hamburguesas grandes):

- 100 g de mijo
- 300 cc de agua
-     1 cebolla mediana
-     2 cucharadas de aceite de oliva
-     1 hoja laurel
-     1 cucharada pasas de uva
-     1 cucharada alcaparras

Picamos la cebolla y la salteamos en una sartén con el aceite y una pizca de sal; una vez trasparentada le incorporamos el agua caliente, la hoja de laurel y el mijo; mezclamos, tapamos y cocinamos a fuego suave por unos 20´ hasta que se haya evaporado el agua. Dejamos enfriar y encendemos el horno.

Incorporamos las pasas y alcaparras, salpimentamos, mezclamos, aplastamos parejo; con un molde o tacita damos forma y colocamos sobre la fuente de horno ligeramente cubierta por semolina. (La receta no lo indicaba pero podría venirle bien adicionarle un huevo batido)


Horneamos a fuego moderado por 15´a 20´, según lo crocante que las deseemos.

Son originales, ricas y nutritivas, un plato para sorprender gratamente a los invitados.

domingo, 21 de noviembre de 2010

FOCACCIA CON ROMERO Y SAL GRUESA, MUY AROMÁTICA

Es una focaccia muy tradicional, sencilla y súper aromática. Si bien sostengo que para lograr  una "gran"  focaccia o pizza es preciso preparar la masa el día anterior (ver "Pizza, el Tiempo de Levado hace la Diferencia"), también como en esta ocasión es posible hacer una buena facaccia en menos de 3 hs; de hecho los comensales no dejaron ni quejas, ni...migas. Para una asadera de unos 50 x 40 cms:

- 500 g de harina 0000
- 300 g de agua
-    15 g de levadura
-   1/2 tacita de aceite de oliva + adicional para rociar por encima
-   10 g de sal fina
-      1 cucharada de sal gruesa
-      2 cucharadas de hojitas de romero fresco
-        ajo picado (opcional, yo le puse un poco)

Hacemos una corona con la harina y la sal fina por fuera; en su centro disolvemos la levadura en el agua y de a poco le vamos integrando la harina primero y luego el aceite; amasamos por unos minutos, bollamos y dejamos levar en bol cubierto hasta que duplique su volúmen, aprox 1h.

Encendemos el horno. Desgasificamos la masa, y dejamos reposar unos minutos. Aceitamos generosamente la asadera, volcamos dentro la masa y con las manos la vamos estirando hasta completar su superficie. Cubrimos y dejamos reposar por unos 30´.

Descubrimos la masa y con los dedos la presionamos  de forma irregular y en cada hoyito ponemos unas hojas de tomillo; esparcimos por toda su superficie sal gruesa y ajo picado (opcional) junto abundante aceite de oliva.

Horneamos en horno bien caliente por 10´ a 15´, hasta que la focaccia haya tomado buen color y la casa se haya inundado del delicioso aroma a tomillo...

Puede servirse  caliente, tibia o fría; sóla o acompañando ensaladas, fiambres o quesos.

En una mesa compitiendo con un montón de delicias, desaparece en un santiamén...

sábado, 20 de noviembre de 2010

TARTA INTEGRAL DE ZANAHORIAS YOGUR KUMEL Y COMINO

Es una tarta rica, sana, nutritiva, con un sabor bastante original y, como si eso fuera poco, súper rápida y fácil de hacer! Para una tartera de 25 cms de diámetro:

MASA
- 175 g harina integral
-     1 tacita de agua
-     1 tacita de aceite
-        sal y pimienta

RELLENO
- 500 g de zanahorias ralladas
- 100 cc de yogur
-     1 huevo
-     1cucharada de semillas de kumel
-     1 cucharadita de comino
-     1 cucharada de fécula de maíz
-        sal y pimienta a gusto
-    1 ó 2 cucharadas de azúcar

Encendemos el horno. En un bol mezclamos  los ingredientes de la masa, amasamos un poco hasta integrar y dejamos descansar en una bolsa de nylon o similar. Podemos también emplear  la procesadora.

Pelamos y rallamos las zanahorias; mezclamos con el yogur y el huevo batido adicionando 1 ó 2 cucharadas de fécula de maíz para espesar; incorporamos el comino y el kumel, salpimentamos y  reservamos.

Una vez que está caliente el horno estiramos bien delgada la masa con un palote y forramos la tartera previamente aceitada; volcamos el relleno y esparcimos por encima el azúcar.

Horneamos en horno moderado por unos 30'.

Es una tarta sencilla, sabrosa y bien fácil y rápida de hacer!

viernes, 19 de noviembre de 2010

PAN DE CENTENO Y SEMILLAS DE QUINOA TOSTADAS

Continúo experimentando con panes con 100% de harina de centeno y viendo técnicas alternativas para lograr buen levado y buen sabor. Estos panes creo que lograron el objetivo y no son tan complicados de hacer. Para 2 panes medianos:

- 750 g harina de centeno
-     1 cucharada glúten de trigo (opcional, ayuda)
- 550 cc  agua
-   10 g levadura fresca
-   50 g manteca o margarina
-     1 cucharada de miel
-   15 g de sal
- 100 g de semillas de quinoa

La noche anterior mezclamos en un bol 500 g de centeno con 500 g de agua, cubrimos y dejamos reposar en lugar fresco hasta el día siguiente.

Por la mañana disolvemos la levadura en 50 cc de agua, agregamos la miel, una cucharada del centeno restante y la cucharada de glúten; mezclamos y esperamos que comience a espumar.

Lavamos y escurrimos bien las semillas de quinoa (es conveniente un doble enjuague) y en una sartén a fuego bajo salteamos 2/3 de las mismas: las semillas restantes reservamos para decorar.

Volcamos el fermento a la mezcla del día anterior, agregamos el resto de la harina, la sal, las semillas de quinoa tostadas  y la manteca derretida; amasamos por unos 10', bollamos y dejamos levar en bol cubierto por aprox 1 hora hasta que doble el volúmen.

Encendemos el horno. Volcamos el bollo sobre superficie de trabajo apenas enharinada, lo dividimos en 2 y luego de unos minutos de reposo damos forma empleando una técnica similar a la de las baguettes (ver: "Baguettes Caseras, Técnicas Básicas") y colocamos en los moldes previamente engrasados; pintamos con huevo o manteca echamos por encima las semillas de quinoa que dejamos sin tostar, efectuamos los cortes, cubrimos con una tela plástica y dejamos levar sobre el horno por otros 45'.

Horneamos en horno caliente a 3/4 temperatura por unos 30' hasta que los panes hayan tomado buen color y su base suene hueca. Al retirar dejamos orear sobre rejilla.

Es un pan muy nutritivo y que gustó mucho a los comensales; más allá de las palabras no dejaron ni las migas...

jueves, 18 de noviembre de 2010

SORRENTINOS NEGROS DE SALMÓN BLANCO, SALSA ROJA Y CAMARONES

Este plato hace tiempo lo tenía in mente y aproveché la oportunidad de recibir a unos queridos amigos de la infancia para que me oficien de degustadores (la modestia me impide hacer referencia a los efusivos halagos recibidos...). Para 4 personas entonces:


MASA
- 300 g de harina
-     3 huevos
-     2 sobres de tinta de calamar
-        aceite c/n
-     1 cucharadita de sal
-     1 pizca de pimienta

RELLENO
- 600 g de filetes de salmón blanco
-     1 cebolla mediana
-     2 cucharadas de hojas de tomillo fresco
-     1 cucharada de aceite de oliva
-     1 cucharada de manteca
-        sal y pimienta a gusto

SALSA
-    1 kg de tomates maduros
- 1/2 kg de camarones con su jugo
-    1 cebolla de verdeo
-    1 diente de ajo
-    1cucharada de pimentón dulce
-    1 cucharada de aceite de oliva
-       sal y pimienta a gusto

Hacemos la masa del modo habitual (ver "Masa para Pasta al Huevo") sólo que procesamos los huevos con la tinta de calamar antes de incorporalos a la harina.

Para el relleno, salteamos la cebolla en la manteca y el aceite y una vez transparentó desglasamos con el vino blanco y  le incorporamos los filetes de salmón previamente lavados y troceados; cocemos unos minutos mezclando, añadimos las hojas de tomillo picada mezclando bien, salpimentamos y dejamos enfriar. Procesamos y reservamos.

Pelamos y cubeteamos los tomates. Picamos el ajo y la parte blanca de la cebolla de verdeo (la parte verde también la picamos y reservamos) y los salteamos en una sartén con el aceite de oliva y una pizca de sal. Volcamos dentro los camarones con su jugo y una vez este se evaporó, retiramos 1/3 de los mismos e incorporamos los tomates cubeteados y el pimentón dulce. Cocinamos a fuego muy suave por unos 30' mezclando cada tanto; salpimentamos.

Depositamos una tira de masa sobre un molde de sorrentinos previamente enharinado y con una cucharita o manga colocamos el relleno; humedecemos ligeramente con un rociador una cara de otra tira que colocamos por encima; hacemos presión con los dedos alrededor de cada relleno para quitar el aire y pasamos un palo por encima para sellar. Si "reciclamos" la masa remanente nos salen unos 38 sorrentinos.

Ponemos a hervir la pasta en abundante agua con sal y una vez cocidos, unos 5', escurrimos, volcamos sobre la salsa caliente, mezclamos y emplatamos esparciendo por encima los camarones reservados y la parte verde de la cebolla de verdeo bien picadita.

Es un plato con un sabor intenso y al mismo tiempo delicado y muy equilibrado.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

PAN CON HARINA DE QUINUA Y COPOS DE AMARANTO

Aunque la harina de quinua está un poco cara en Buenos Aires no pude resistir la tentación de probar incorporarla a un pan, tanto por sus extrardinarias cualidades nutricionales como por el toque distintivo de sabor que pensé aportaría. Con el plus de los copos de amaranto resultó un rico, nutritivo pan y recomendable.

Para 3 panes (o dos más grandes):
- 250 g harina de quinua
- 500 g harina de trigo
- 450 cc de agua
-   25 g de levadura
-     1 cucharada de miel
-   60 cc de manteca o margarina
-   20 g de sal
-     3 cucharadas de copos de amaranto.
-     1 huevo batido para pintar

En un bol mezclamos en el agua la levadura, la miel y la mitad de la harina; una vez espumó, luego de unos 30', incorporamos el resto de los ingredientes (salvo los copos de amaranto);  integramos, amasamos por unos 10' sobre superficie de trabajo enharinada, bollamos y dejamos levar en bol cubierto hasta que duplique el volúmen, unos 60'.

Encendemos el horno. Volcamos la masa sobre la superficie de trabajo enharinando si hiciera falta, desgasificamos, dividimos en 3 partes y luego de unos minutos de reposo damos la forma deseada, colocamos sobre una asadera engrasada o enharinada, pintamos con el huevo batido, decoramos con los copos de amaranto presionándolos un poco para que se fijen, cubrimos y dejamos levar por unos  45'.

Volvemos a pintar, efectuamos los cortes deseados y llevamos a horno caliente y 3/4 temperatura por unos 20' hasta que hayan tomado buen color y sus bases suenen huecas.

Es un rico pan, tanto para comerlo con dulce de leche como con cantimpalo...

martes, 16 de noviembre de 2010

RISOTTO CON TOFU Y HONGOS SHITAKE

Es una muy buena receta "100% vegetariana", el hongo shitake le da un sabor muy interesante al risotto y el tofu salteado en aceite de sésamo le aporta también su dosis bien distintiva de textura y sabor.  Para 2 ó 3 personas omo comida única:

- 250 g de arroz arbóreo o carnaroli
- 750 cc de agua o caldo 
- 150 g de tofu duro
-   25 g de hongos shitake seco
- 1/2 cebolla colorada picada
-    2 cucharadas de manteca
-    1 cucharada de aceite de oliva
-    1 cucharada de aceite de sésamo
- 1/2 copa de vino blanco
-    1 cucharadita de pimentón ahumado, opcional
-    1 cucharada de ciboulette picada
-       sal y pimienta a gusto
-      queso rallado, opcional

Lavamos los hongos shitake, cortamos en trozos e hidratamos un par de horas (podemos acelerar el proceso con unos minutos de microondas). Escurrimos bien y dividimos en trozos más pequeños. Reservamos el líquido para incorporar a el caldo.

Salteamos la cebolla en una sartén con una cucharada de manteca, una de aceite y una pizca de sal y una vez transparentó incorporamos los hongos, continuamos la cocción por 5'; agregamos el arroz, mezclamos y luego de 2' ó 3' desglasamos con vino blanco y, siempre mezclando,  vamos agregando el caldo caliente de a cucharones. (Uuna idea para el caldo: agua + el líquido de los hongos + 1 cucharadita de pimentón ahumado).

Cortamos el tofu en cuadraditos pequeños y los salteamos en una sartén con el aceite de sésamo hasta que estén bien crocantes. Reservamos.

Luego de unos 20' de cocción y con la incorporación de la última cucharada de caldo agregamos la otra cucharada de manteca y los cuadraditos de tofu, salpimentamos, mezclamos bien, apagamos el fuego, tapamos y esperamos 5'antes de servir.

Emplatamos esparciendo por encima ciboulette picada.

Es un risotto sencillo, liviano, nutritivo y, fundamentalmente, delicioso!

lunes, 15 de noviembre de 2010

PAN CASERO CON ACEITUNAS Y CEBOLLAS, MMMMM

Estos panes salieron sabrosos y muy atractivos, prueba de ello fue lo muy poco que duraron en la mesa en la cual fueron servidos... Para 3 panes de molde medianos:


-     1 kg de harina 000
- 600 cc de agua
-   20 g de levadura
- 200 g de cebolla picada
- 200 g de aceitunas verdes y negras
-     1 cucharadita de levadura
-   50 g de aceite
-   25 g de sal

En un bol mezclamos la mitad de la harina con el agua, la levadura y la miel y una vez comenzó a espumar incorpramos el resto de los ingredientes. (Si lo deseamos podemos también saltear la cebolla en el aceite y una vez enfrió incorporarla a la mezcla junto con el aceite). Una vez integrados los ingredientes volcamos sobre superficie de trabajo, amasamos por 10', bollamos y dejamos levar en bol cubierto por aprox 1 hora (el tiempo depende siempre de la temperatura ambiente, a mayor temperatura menor tiempo de levado).

Encendemos el horno. Volcamos la masa sobre superficie enharinada, desgasificamos, dividimos en 3 y luego de unos 10' de reposo damos forma y colocamos en los moldes. Pintamos con huevo batido o con una mezcla de huevo, leche, azúcar y sal, cubrimos y dejamos levar por unos 45'. Descubrimos, volvemos a pintar, hacemos los cortes deseados y llevamos a horno caliente y 3/4 temperatura por unos 25' hasta que hayan tomado buen color y su base suene hueca. Retiramos del horno y dejamos entibiar sobre rejilla.

Para estos día primaverales estos panes van muy bien con unos ricos quesos y fiambres y una/s cervecita/s bien helada/s...

domingo, 14 de noviembre de 2010

FAINÁ O FARINATA CASERA, RIQUÍSIMA Y FÁCIL DE PREPARAR!

La fainá es un plato hecho a base de harina de garbanzos, agua, aceite de oliva, sal y pimienta; es originaria de Génova,  de cuyo dialéctico deriva el nombre fainá, mientras en el resto de Italia se la denomina farinata y en Francia socca. En Buenos Aires se hizo popular acompañando la pizza muzarella. Suele incorporársele hierbas aromática (orégano, tomillo, perejil, etc), o incluso ajo.

Esta receta que propongo es muy fácil de preparar y la fainá sale riquísima!. Para una pizzera grande:


- 200g de harina de garbanzos
-     2 cucharadas de harina común (consejo de un maestro pizzero porteño quien también le ponía huevo)
- 550 ml de agua
-   50 ml de aceite de oliva
-     1 cucharadita de tomillo fresco (opcional)
-     1 cucharadita de sal

Tamizamos bien las harinas y en un bol las mezclamos con el agua y el aceite de oliva; esperamos unos minutos, salpimentamos, incorporamos las hierbas, batimos vigorosamente y dejamos reposar un par de horas (algunos recomiendan incluso hasta  el día siguiente pero no creo que haga falta).

Calentamos a máximo el horno, aceitamos la pizzera y la precalentamos dentro (importante para que la fainá no se pegue); la retiramos  volcamos dentro la mezcla y horneamos a temperatura alta por unos 25' hasta la veamos doradita.

Retiramos del horno, desmoldamos y la comemos caliente, tibia o fría, sola o acompañando una pizza, con una cervecita...Muy rica asi, muy rica asá...

sábado, 13 de noviembre de 2010

RAVIOLES DE BROCOLI Y MUZZARELLA: AL OLLIO Y CON SALSA DE TOMATE, ACEITUNAS Y ALBAHACA

Estos ravioles de brócoli y muzarella son definitivamente deliciosos; los pensé y preparé con una salsa de tomates, albahaca fresca y aceitunas negras y quedaron muy buenos; los probé luego sólo con oliva y parmensano y también quedaron muy buenos, unos más intensos otros más delicados. Recomiendo ambos acompañamientos y recomiendo también jugar con algunas otras combinaciones que les tienten tales como oliva y ajo,  tomate y albahaca, tomate y ajo, etc., en todos los casos saldrá un plato muy apetecible.

Para 4 personas:

MASA
- 330 g de harina
-     3 huevos grandes
-        aceite de oliva c/n
-   1/2 cucharadita de sal + pizca pimienta blanca

RELLENO
- 400 g brócoli
- 200 g muzarella
-     1 cucharada de aceite de oliva
-      1 diente de ajo picado
-        sal, pimienta, nuez moscada

SALSA
- 500 g tomates maduros
-     1 diente de ajo picado
-   12 hojas grandes de albahaca
-   12 aceitunas negras picadas
-        parmesano recién rallado

Preparamos la masa del modo habitual (ver "Masa para Pasta al Huevo").

Separamos las flores de los brócolis, cortamos los tallos en trozos pequeños y blanqueamos en agua hirviendo o 5' en microondas; reservamos.
Salteamos el diente de ajo picado en un poco de aceite, incorporamos los brócolis, mezclamos y continuamos la cocción por  2'. Dejamos enfriar, añadimos la muzarella troceada y procesamos para formar una pasta.

Con una cucharita o manga vamos poniendo la mezcla sobre una tira de masa guardando una distancia regular, cubrimos con la otra ligeramente humedecida, presionamos con los dedos alrededor de los rellenos de modo que no quede aire y se adhiera la masa; con un cortapasta cortamos según forma y tamaño deseado. 

Para la salsa en una sartén grande salteamos el diente de ajo en el aceite, incorporamos los tomates previamente procesados, cocinamos por 10', añadimos las hojas de albahaca picadas y las aceitunas troceadas, continuamos la cocción por 2'ó 3' y condimentamos a gusto.

Cocinamos la pasta en abundante agua con sal y cuando esté al dente escurrimos y volcamos sobre la sartén, mezclamos y emplatamos esparciendo por encima parmesano recién rallado, un chorro de aceite de oliva y pimienta negra.

Alternativamente, calentamos aceite de oliva en una sartén grande y volcamos dentro la pasta al dente no del todo escurrida; mezclamos y servimos esparciendo por encima abundante queso parmesano, un poco de pimienta y, si les gusta como a mí, un poco pimentón picante (o dulce).

Como comentaba al principio son unos ravioles que resultan muy sabrosos tanto con una salsa de sabores intensos y contrastantes como con simplemente un buen aceite de oliva y parmesano; es cuestión de probar aquello que nos siente mejor para justamente esa comida...

viernes, 12 de noviembre de 2010

GALLETAS MARINERAS, BIEN SEQUITAS Y CROCANTES

Las galletas marineras se denominan así porque se las preparaban de modo que pudieran conservarse secas y crocantes durante los largos viajes en barco. Después de unos cuantos intentos encontré una manera de hacerlas (encontré, no inventé...) que me dejó muy satisfecho: las galletas salen verdaderamente crocantes y así se mantienen por unos cuantos días; ahora mismo estoy comiendo unas que preparé hace unos días y aún están súper crocantes! Para completar una placa grande de horno, o más, según grosor::

- 300 g de harina refinada (0000)
- 150 g de agua
-   10 g de levadura fresca
-     2 cucharadas de aceite
-   1/2 cucharadita de sal (6 a 8 gramos)
-         harina de maiz o semolina c/n.

Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera y en el medio disolvemos la levadura en el agua; le incorporamos de a poco la harina y ya en el momento del amasado, el aceite. Amasamos por unos 10', bollamos y dejamos levar en recipiente cubierto por 45' a 60' hasta que duplique el volumen.

Volcamos la masa sobre superficie enharinada, desgasificamos, dejamos reposar por unos minutos y con un palo de amasar la vamos estirando en forma rectangular; la doblamos por la mitad, amasamos y repetimos la operación 2 veces más; estiramos bien delgado y con la ayuda de un molde cortamos las galletas del tamaño deseado.

Encendemos el horno. Esparcimos semolina o harina de maíz en la asadera y ubicamos las piezas dejando algún espacio entre ellas; esparcimos también por encima un poco de semolina o harina de maíz y con un tenedor o cuchillo las pinchamos de forma irregular; cubrimos y dejamos levar nuevamente por 30' (si las queremos más chatitas reducimos el tiempo de levado).

Llevamos a horno mínimo por unos 30' hasta que las veamos bien secas. Según el horno podrá ser conveniente dejar entreabierta la puerta durante los últimos minutos de cocción para que escape el vapor y las galletas queden más secas.

Se las pueden guardar en frasco por bastante tiempo (si las esconden, porque si no no creo que duren...)

jueves, 11 de noviembre de 2010

TARTA DE REPOLLO COLORADO, RICOTA, SEMILLAS DE MOSTAZA Y SÉSAMO

Se estaban horneando unos panes y se acercaba la hora del almuerzo, había que sacar provecho del horno calentito... (la profesión de economista siempre está!). Y como tenía repollo colorado decidí experimentar combinarlo en una tarta con alguno de los otros ingredientes disponibles y razonablemente compatibles; el resultado fue muy bueno, un lindo ejemplo yo creo de las posibilidades que tenemos de combinar, en la cocina y en la vida, aquellos recursos con que contamos de un modo lindo y gustoso...Para una tartera de 25 cms de diámetro:

MASA
- 150 g de harina
-   50 g de manteca o margarina
-   50 ó 60 cc de agua (1 tacita de café aprox)
-   1/2 cucharadita de sal + 1 pizca pimienta blanca

RELLENO
-     1 repollo colorado mediano, aprox 600 g
-     1 cucharadita colmada de semillas de mostaza
-     2 cucharadas de aceite
-     3 cucharadas de vinagre de manzana
-     1 cucharada de limón (opcional)
-     1 cucharada de azúcar negra (o blanca...)
- 250 g de ricota o queso crema
-     2 huevos grandes
-     1 cucharadita de comino (opcional)
-        sal, pimienta negra y nuez moscada a gusto
-    2 cucharadas de semillas de sésamo

En un bol desmenuzamos la manteca o margarina en la harina, agregamos el agua, la sal y la pimienta y amasamos hasta integrar. Envolvemos en nylon o papel film y llevamos a heladera por lo menos por 30'. (Podemos también emplear la procesadora). Encendemos el horno.

Lavamos el repollo, cortamos por la mitad, con un cuchillo quitamos la nervadura central y cortamos el resto en juliana delgada.

 En una sartén con el aceite salteamos las semillas de mostaza por 2', incorporamos el repollo cortado y cocinamos a fuego suave y mezclando por unos 15' hasta que se hayan tiernizado; a mitad de cocción agregamos el vinagre y el azúcar. Retiramos y dejamos enfriar.

Batimos los huevos y mezclamos con la ricota y el repollo; condimentamos.

Retiramos la masa de la heladera y con un palote la estiramos bien delgada sobre una superficie enharinada. Forramos la tartera previamente engrasada, volcamos por encima el relleno, decoramos a gusto y llevamos a horno moderado por unos 25', hasta que la masa haya tomado buen color.

Es una tarta rica, fresca, diferente; lo comensales quedamos encantados....

miércoles, 10 de noviembre de 2010

PAN LACTAL CON SALVADO, UN BUEN LACTAL!

Salió muy rico, es sencillo, fácil de comer y tiene el plus del mayor aporte de fibras. Para 4 panes de molde:

-     1 kg de harina 000
- 200 g de salvado de trigo
- 375 cc de leche
- 375 cc de agua
-     1 cucharada de miel
-   25 g de levadura fresca
     50 g de manteca o margarina
-    25 g de sal
-      1 huevo para pintar (o chuño o aceite)

Hacemos un fermento con la mitad de la harina, los líquidos y la levadura y reservamos. Una vez espumó, unos 30', le incorporamos el resto de los ingredientes, amasamos por 10', bollamos, cubrimos y dejamos levar por aprox 1h (el tiempo depende siempre de la temperatura ambiente, la humedad, cantidad y calidad de la levadura, etc).

Encendemos el horno. Volcamos la masa sobre superficie ligeramente enharinada, dividimos en cuatro, dejamos reposar unos minutos, damos forma y colocamos en los moldes procurando cubrir toda su superficie; cubrimos y dejamos levar por unos 40'. 

Pintamos, esparcimos por encima un poco de salvado, efectuamos los cortes y horneamos en horno caliente a 3/4 temperatura por unos 25'.

Resulta un pan sencillo, apetecible y nutritivo, siempre mejor que un lactal comprado...

martes, 9 de noviembre de 2010

PASTEL DE CHOCLO CON SALSA DE QUINOA Y CEBOLLA COLORADA

La idea fue tomada de un precioso libro de cocina peruana que me prestó mi amiga peruana (y milonguera!) Cecilia y  transformada bastante en función de los recursos disponibles y ciertas inclinaciones personales tales como procurar siempre cocinar con poca materia grasa; el plato salió muy bueno.Para 2 personas:

PASTEL DE CHOCLO
-     1 lata choclo en grano
-     1 cucharada de aceite
-   1/2 cebolla colorada picada
-      1 cucharada morrón colorado picado
-     1 diente de ajo
-     1 cucharadita de comino molido
-      3 huevos batidos
-      2 cucharadas de parmesano rallado
-      2 cucharadas de ricota fresca
-         sal, pimienta, ají molido, a gusto
          azúcar para esparcir por encima del pastel

SALSA DE QUINOA
-       1 tacita de semillas de quinoa
-    1/2 cebolla colorada
-       2 ó 3 cucharadas de crema de leche (o leche y fécula de maiz)
-        sal,  pimienta, ají molido

Salteamos la cebolla y el morrón en aceite y una pizca de sal y luego de 5' agregamos el choclo y el ají molido; continuamos la cocción por unos 10', salpimentamos y dejamos enfriar. Mezclamos con los quesos el huevo batido y corregimos condimentos. (El choclo puede también procesarse, yo no lo hice).

Lavamos bien la quinoa (dos enjuagues) y cocinamos por 20' en 3 veces su cantidad de agua. Una vez cocida la procesamos con un poco de leche o crema y si fuera necesario la espesamos un poco con fécula de maiz.

Salteamos por 5' la cebolla colorada picada con un poco de aceite y una pizca de sal, le incorporamos la quinoa procesada y continuamos la cocción por unos minutos.

Vertemos la preparación en una budinera apenas aceitada, esparcimos por encima el azúcar y llevamos a horno fuerte hasta que dore, unos 15'.


Acompañamo cada porción del pastel con la salsa de quinoa y una ensaladita de tomates u hojas verdes; resulta un plato sabroso, nutritivo y diferente.

lunes, 8 de noviembre de 2010

TALLARINES CASEROS CON SALSA CRUDA DE TOMATES CHERRIES Y HIERBAS FRESCAS

Este plato es ideal para "salir del paso con elegancia", muy rico y muy rápido y fácil de hacer, mas aún si se reemplaza la pasta casera por una buena pasta seca (aunque si le agarran la mano a la pasta fresca les aseguro que no les llevará demasiado tiempo adicional). Es muy importante, eso sí, prestar especial atención a la calidad de los ingredientes de la salsa cruda. Para 2 personas:

MASA
- 220 g de harina
-     2 huevos grandes
-        aceite c/n
-   1/2 cucharadita de sal +  1pizca pimienta blanca

SALSA CRUDA
- 1/2 kg tomates cherries bien maduros
-    2 cucharadas aceite de oliva
- 1/2 diente de ajo picado
-   2 cucharadas de hierbas frescas picadas: tomillo, orégano, albahaca, perejil, o la combinación y en las proporciones que prefieran.
-     sal y pimienta negra a gusto
-     queso parmesano recién rallado

Preparamos la masa del modo habitual (ver: Masa para Pasta al Huevo,Técnicas Básicas).

Para la salsa cortamos los tomates cherries en 2 ó 4 según tamaño, mezclamos con el resto de los ingredientes, salpimentamos y dejamos macerar por lo menos por 1/2 hora. (Si luego de la comida van a bailar tango o tienen una cita, sugiero excluir el ajo...)

Ponemos a calentar abundante agua y cuando rompe a hervir salamos y echamos la pasta; una vez al dente la escurrimos bien y volvemos a poner en la misma olla -para qué ensuciar otra?- junto con la salsa, mezclamos y emplatamos esparciendo por encima parmesano recién rallado.

Un riquísimo plato muy fácil de hacer.

  

domingo, 7 de noviembre de 2010

PANECILLOS DE PIMENTÓN AHUMADO Y AJO

Salieron muy ricos, aromáticos y coloridos estos panecillos. Para unos 20 y una asadera grande:

- 600 g de harina
- 360 cc de agua
-    10 g de levadura fresca
-       1 cucharada de miel
-   60 g de margarina o manteca
-   20 g de pimentón ahumado. preferentemente el español "De la Vera" si consiguen
-     1 cucharadita de ajo en polvo o 1 diente de ajo picado y salteado (yo empleé en polvo)
-   15 g de sal (2 cucharaditas colmadas).

Mezclamos en un bol la mitad de la harina con el agua, la miel y la levadura y esperamos 20'- 30' a que comience a espumar; incorporamos el resto de los ingredientes, volcamos sobre superficie de trabajo enharinada y amasamos por unos 10'; bollamos y dejamos levar en recipiente cubierto hasta que duplique su volúmen, aprox 1hora, dependiendo de la temperatura ambiente.

Encendemos el  horno. Volcamos nuevamente el bollo sobre la superficie de trabajo, desgasificamos, hacemos un rollo y cortamos trozos de 50 g c/u; dejamos reposar unos minutos, bollamos, cubrimos y luego de unos 15' volvemos a bollar dando forma definitiva; colocamos los panecillos sobre la asadera previamente engrasada o enharinada y horneamos a horno fuerte (no máximo) por 10' hasta que hayan tomado buen color; a mitad de cocción revisamos si no hace falta rotarlos para que se horneen bien parejo.

Retiramos del horno y dejamos orear sobre rejilla. Y como prueba de fuerza de voluntad por lo menos por 20' ni los tocamos, hasta que se hayan enfriado un poco...

sábado, 6 de noviembre de 2010

PAN DE CAMPO, CON GRASA, BIEN CRIOLLO

Aquellos que me siguen habrán observado que habitualmente propongo panes con poca materia grasa, y/o integrales y/o con masa madre, con mezcla de harinas, etc, de modo de hacerlos más sanos y nutritivos. Pero en esta oportunidad mi amigo-milonguero Julián me pidió unos panes para un asado que haría en su casa con motivo de su cumple, con vino, chorizos, guitarras y mucha música campera, razón por la cual  me pareció que no merecía menos que unos buenos panes de campo, bien criollos (los de salvado hubieran desentonado...). Para 2 panes de campo grandecitos entonces, aunque no con tanta materia grasa como suelen ponerle algunos:

-     1 kg de harina 000
- 600 cc de agua
- 100 g de grasa vacuna
-    25 g de levadura
-     1 cucharada de miel
-     1 cucharadita de extracto de malta (opcional)
-   25 g de sal

En un bol mezclamos la mitad de la harina con la levadura, la miel y el agua y esperamos a que comience a espumar. Derretimos mientras la grasa y esperamos a que enfríe.

Una vez espumó la mezcla incorporamos el resto de los ingredientes, volcamos sobre una superficie de trabajo enharinada y amasamos por 10' agregando harina si fuera necesario pero cuidando de no excedernos. Bollamos y dejamos levar en bol cubierto hasta que duplique su volúmen, alrededor de 1h, dependiendo de la temperatura ambiente.

Encendemos el horno. Retiramos del bol, desgasificamos, dividimos en 2 partes, bollamos, cubrimos y dejamos reposar por unos 15'. Volvemos a bollar, damos forma definitiva, colocamos en la placa de horno previamente enharinada, cubrimos y dejamos levar por otros 45' (no debe llegar a duplicar su volúmen).

Empleando un colador esparcimos harina por encima de cada pan, efectuamos los cortes según nuestro gusto y la forma final que deseemos tenga (si hacemos una cruz quedará más alto y redondo, si hacemos cortes paralelos se alargará y achatará un poco).

Horneamos en horno caliente y prehumidificado por unos 20'.

Dejamos entibiar sobre rejilla y lo disfrutamos con amigos!

viernes, 5 de noviembre de 2010

RISOTTO DE QUINOA, O QUINOTTO??

Es un delicioso plato fusión en el cual empleamos una semilla andina ancestral de extraordinarias cualidades nutricionales con una técnica bien tradicional de risotto italiano. Para 2 personas:

- 200 g de semillas de quinoa
-        1 paquete de espárragos verdes
-        1 cebolla colorada mediana picada
-     1/4 morrón rojo picado
-     1/2 vaso de vino blanco
-    600 cc aprox de agua o caldo de verduras
-        1 diente de ajo picado
-        2 cucharadas de aceite de oliva
-        1 cucharada de manteca
-        1 cucharada de cilantro fresco picado
-     50 g de parmesano rallado
-        sal y pimienta a gusto

Lavamos bien las semillas de quinoa (2 enjuagues es recomendable), escurrimos y reservamos.

Lavamos los espárragos, los troceamos con la mano y desechamos la parte que no pudimos partir. Separamos las puntas y las cocemos al vapor o en microondas o en una sartén con un poco de aceite hasta tiernizar y reservamos; al resto lo cortamos con un cuchillo en trozos de 2' ó 3'cms.

En una sartén grande con el aceite (o aceite y manteca) y una pizca de sal salteamos la cebolla, el ajo y el morrón; pasados 5' incorporamos los espárragos troceados y luego de otro tanto las semillas de quinoa; continuamos la cocción por 2' ó 3' mezclando bien; desglasamos con el vino blanco y una vez se haya absorbido vamos incorporando de a cucharones el caldo o agua bien caliente, siempre mezclando. Cuando la quinoa esté casi a punto, luego de unos 20', incorporamos la manteca, el queso parmesano y las hojas de cilantro picadas, mezclamos, decoramos con las puntas de espárragos, apagamos el fuego, tapamos y esperamos unos 5' antes de servir.

Este plato es una buena idea para ir incorporando la quinoa a nuestra dieta, sencillo de hacer, nutritivo y muy sabroso!

jueves, 4 de noviembre de 2010

BAGELS INTEGRALES, SALIERON MUY BUENOS!!

 Resulta que por esto del Facebook descubrí que un viejo amigo y colega-economista que hacía más de 20 años  no veía estaba viviendo en Aruba como dueño de un "bagels store" (esta profesión de economista da para todo...) así que se me ocurrió volver a hacerlos y esta vez integrales. Hay cientos de recetas de "bagels auténticos" y seguramente esta no es el caso tanto por su sencillez como por el empleo de harina integral, pero aún así salieron muy buenos, con una consistencia y textura bien características. Para unos 10 bagels grandes:

- 250 g harina integral
- 250 g de harina 000
- 300 g de agua
-   10 g levadura fresca
-     1 cucharada de aceite
-     1 cucharada de miel
-     1 cucharadita de extracto de malta (o 1 cucharada de harina de malta)
-    12 g de sal (2 cucharaditas)
-     1 cucharada de bicarbonato de sodio

Hacemos una esponja con la mitad de la harina, la levadura, la miel y el agua y esperamos a que espume bien; incorporamos luego el resto el resto de los ingredientes y amasamos por 10', la masa debe quedar firme pero suave y maleable. Dejamos levar en bol cubierto hasta que duplique su volúmen, 1 hora aprox.

Retiramos la masa del bol y sobre superficie apenas enharinada la desgasificamos y dividimos en trozos de unos 120g que luego de unos minutos de reposo bollamos y volvemos a dejar reposar.

Con el dedo pulgar hacemos un agujero en el centro de cada bollo y vamos girándolo suavemente hasta lograr un diámetro de unos 5 cms con proporciones lo más regulares posible. Encendemos el horno y dejamos levar por unos 30' hasta que dupliquen su volúmen.

Ponemos a hervir abundante agua con 1 cucharada de bicarbonato de sodio en una olla baja con base amplia.

Una vez levados los bagels los vamos depositándolos de a 2 ó 3 por tanda en el agua hirviendo; hervimos por 1' de cada lado y los vamos depositando en una placa de horno espolvoreada con semolina, esparciendo por encima las semillas deseadas y/o sal gruesa, ajo picado, etc; presionamos  un poco con los dedos para fijarlas.

Horneamos en horno caliente y a 3/4 temperatura por unos 12'hasta que queden bien doraditos.

Son ricos solos, son ricos con salmón queso crema y pepinitos, son ricos con mermelada...

miércoles, 3 de noviembre de 2010

RAVIOLES DE BERENJENA GRILLADA, TOMILLO FRESCO Y ALMENDRAS

Estos ravioles tienen un sabor intenso y definido, si te gustan sus ingredientes sin duda te van a encantar; los sugiero acompañar con manteca, tomillo y parmesano (como en la foto) o bien con una salsa uave de tomates y ajo (súper light en ese caso). Para 2 a 4 personas según sea o no plato único:

-MASA
 220 g de harina 000
-     2 huevos grandes
-        aceite c/'n
-   1/2 cucharadita de sal
-      1 pizca pimienta blanca

RELLENO
-    1/2 kg de berenjenas
-       2 cucharadas de hojas de tomillo fresco
-       2 cucharadas de almendras
-       1 diente de ajo
-       1 huevo
- 1 ó 2 cucharadas de aceite de oliva
-          sal y pimienta a gusto
-          pan rallado, opcional

SALSA I
- 50  de manteca
-   1 cucharada de hojitas de tomillo
-      sal y pimienta a gusto
-      parmesano rallado a gusto

Preparamos la masa del modo habitual (ver Masa para Pasta al Huevo, Técnicas Básicas)

Pelamos las berenjenas, las cortamos en rodajas de 1/2 cm y las grillamos de ambos lados a fuego fuerte hasta que estén tiernas.

Procesamos conjuntamente las berenjenas, las almendras y el ajo con un poco de aceite de oliva; salpimentamos a gusto y mezclamos con el huevo previamente batido. Si encontramos la mezcla muy fuerte o líquida le agregamos pan rallado cuindando de no excedernos, el gusto del relleno debe ser intenso.

Colocamos una tira de masa sobre un molde de ravioles previamente enharinado y con una manga o cucharita vamos poniendo el relleno; humedecemos con un rociador, cubrimos con otra capa y con un palo presionamos hasta que queden bien sellados y se separen. Reservamos cubiertos sobre superficie enharinada.

Ponemos a hervir los ravioles en abundante agua con sal mientras que en una sartén grande derretimos la manteca, le agregamos las hojas de tomillo, salpimenamos y mantenemos a fuego corona. Cuando la pasta está al dente la incorporamos a la sartén no del todo escurrida, mezclamos y emplatamos esparciendo por encima queso parmesano recién rallado y hojitas de tomillo.

Es un plato sabroso, liviano y poco común, vale la pena probarlo.

martes, 2 de noviembre de 2010

PAN INTEGRAL CON SALVADO DE AVENA Y GLUTEN DE TRIGO

El salvado de avena (para información más detallada ver "salvado de avena") tiene una alto contenido de fibras solubles, alto contenido proteico, baja cantidad de grasas, elevada cantidad de vitamina B y minerales; mejora el funcionamiento del aparato digestivo, el nivel de colesterol , los niveles de azúcar en la sangre y, como si esto fuera poco, es muy recomendado para los regímenes  de control y reducción de peso. Si además en la elaboración del pan empleamos harina integral y glúten de trigo logramos un pan de excepcionales cualidades nutricionales, además lindo y sabroso, no está mal. Para 4 panes medianos:


- 500 g harina integral
- 500 g harina 000
- 250 g salvado de avena
-   25 g de levadura fresca
-   25 g glúten de trigo
- 800 cc de agua
-     1 cucharada azúcar negra
-   50 cc de aceite
-   30 g de sal

Hacemos una esponja con la harina 000, el glúten, el agua, el azúcar negra y la levadura y esperamos 1/2 hora hasta que haya comenzado a espumar; incorporamos el resto de los ingredientes y amasamos por 10'; bollamos y dejamos levar en bol cubierto hasta que duplique el volúmen, aprox 1hora. Repetimos la operación.

Encendemos el horno.

Volcamos la masa sobre una superficie de trabajo enharinada, la dividimos en 4,y luego de unos 10' de reposo damos la forma deseada (ver como ejemplo Baguettes Caseras, Técnicas Básicas), colocamos en los moldes, pintamos con huevo o manteca, esparcimos por encima las semillas que gustemos o salvado de avena, efectuamos los cortes , cubrimos  dejamos levar nuevamente por 30' a 45' según la temperatura ambiente.

Horneamos en horno caliente a 3/4 temperatura por 30'. Retiramos y dejamos orear sobre rejilla.

Un pan tan rico como nutritivo, muy recomendable.

lunes, 1 de noviembre de 2010

PIZZA DE AVENA CON ZAPALLITOS Y CEBOLLA COLORADA, EN 30 MINUTOS!

Me gusta siempre buscar manera alternativas de combinar ingredientes nutritivos, económicos y/o de estación para lograr comidas sabrosas y en lo posible de sencilla preparación; este es el caso: una pizza rica, nutritiva, diferente y fácil y rápida de preparar, no está mal, no? Para 2 personas:

- 2 y 1/2 tazas de avena arrollada
-          1 taza de agua tibia
-          1 cucharada de aceite
-          1 cucharadita de sal
-          1 pizca de pimienta negra
-          2 zapallitos medianos
-       1/2 cebolla colorada (o común si no tienen)
-          200 g de muzzarella o similar
-          condimento para pizza: orégano, ají molido, etc

Encendemos el horno.

En un bol mezclamos la avena con el agua y salpimentamos.

Lavamos y cortamos los zapallitos en rodajas gruesas y las cebollas en aros.

Sobre una pizzera o placa apenas aceitada estiramos la masa y damos forma con la ayuda de una cuchara o paleta humedecida; cubrimos con los zapallitos y por encima las cebollas, un chorro de aceite de oliva y sal.

Llevamos  a horno fuerte por 20'. Retiramos, condimentamos con las especies deseadas, cubrimos con el queso cortado en rodajas delgadas o rallado y llevamos nuevamente al horno hasta que este haya gratinado.

Es rica, sana, diferente y súper rápida!