martes, 31 de agosto de 2010

FIGAZAS DE MANTECA, SIMPLES, RICAS Y FÁCILES DE HACER

Son simples, ricos y fáciles de hacer, porqué comprarlos entonces en la panadería o el súper con un montón de aditivos y etcéteras? Para llenar una fuente grande de horno, de 12 a 16 piezas:

- 500 g de harina 000
- 300 g de agua (o mitad agua, mitad leche)
-   50 g de manteca pomada
-   20 g de levadura fresca
-   10 g de sal (1 y 1/2 cucharadita)
-     1 cucharadita de miel

Hacemos un volcán con la harina y la sal por fuera, ponemos en el centro el agua, la levadura y la miel y le vamos incorporando de a poco la harina;  adicionamos la manteca y amasamos por unos 10'. Bollamos y dejamos levar en bol cubierto por unos 45'. Encendemos el horno.

Volcamos la masa sobre superficie enharinada,  hacemos un rollo y lo dividimos en piezas de unos 50g; los dejamos descansar unos minutos, los bollamos, damos forma aplanándolos con la mano y colocamos en asadera enharinada o enmantecada; los cubrimos y dejamos reposar por unos 15'.

Horneamos en horno caliente y a temperatura alta por 10' a 15' observando a mitad de cocción si hiciera falta rotar la asadera para que se cocinen parejo. Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

(Estas salieron blanquitas, si quisiéramos darle un poco más de color podemos pintarlas con manteca o huevo inmediatamente después de sacadas del horno, yo preferí no "engrasarlas" tanto).

Pueden guardarse en la heladera en una bolsa plástica y darles una calentadita antes de comerlos.

Estos pancitos son ricos, fáciles de hacer, y van bien tanto con dulce de leche como con jamón crudo...

lunes, 30 de agosto de 2010

FETUCCINIS INTEGRALES CON GAMBAS, ESPINACA Y SÉSAMO TOSTADO, UNA DELICIA BIEN LIGHT

Este plato es una deliciosa y sofisticada combinación de sabores y texturas, nutritivo, súper liviano, y ni tan caro ni tan difícil de preparar; tentador, no?

 Para 2 personas como único plato:

MASA
- 100 g de harina integral
- 100 g de harina 0000
-     2 huevos
-        agua adicional si hiciera falta
-  1/2 cucharadita de sal + 1 pizca de pimienta

SALSA
- 400 g de hojas de espinacas (2 paquetes chicos)
- 200 g de gambas o langostinos
-     1 diente de ajo
- 1/2 vaso de vino blanco
-     2 cucharadas de sésamo tostado
-        unas gotas de tabasco
-        sal y pimienta a gusto
-        aceite de oliva c/n

Preparamos la pasta del modo habitual, ver "Masa  para Pastas al Huevo" y cortamos tiras de 1 cm de grosor aprox; reservamos sobre superficie enharinada y cubiertos por un repasador.

Blanqueamos las espinacas en agua hirviendo o las cocemos tapadas y sin agua en el microondas por 2'; escurrimos, picamos y reservamos. Ponemos a hervir abundante agua con sal.

En una sartén pequeña tostamos las semillas de sésamo a fuego suave y sin aceite; revolvemos continuamente y cuando comienzan a saltar apagamos el fuego.

En una sartén grande salteamos en el aceite de oliva el ajo picado por un minutito, incorporamos las gambas, luego de 2' el vino blanco y finalmente las espinacas; cocinamos por unos 5'. Salpimentamos, echamos unas gotas de tabasco y mezclamos bien.

Ponemos a hervir la pasta y cuando está al dente escurrimos, volcamos sobre la sartén con la salsa caliente,  mezclamos y servimos de inmediato esparciendo por encima el sésamo tostado.

Una delicia digna de las mejores mesas!

domingo, 29 de agosto de 2010

PAN CON MASA MADRE, GERMEN DE TRIGO Y MIEL

Con el propósito de lograr panes blancos diferentes y más nutritivos, probé estos con masa madre y germen de trigo, salieron tan buenos que los incorporaré a la lista de panes que alguna vez habré de ofrecer a la venta... Para 5 panes de molde (30 X 10 cms):

-1500 g de harina 000
-  300 g de masa madre
-1200 g  de agua
- 300 g de gérmen de trigo tostado
-   10 g de levadura fresca
-   40 g de miel (dos cucharadas)
-   40 g de sal (unas 3 cucharadas

Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera y en el medio colocamos el agua con la masa madre desmenuzada, la levadura y la miel; mezclamos, incorporamos de a poco las harinas y  amasamos por unos minutos; añadimos el gérmen de trigo y continuamos amasando hasta que la masa quede suave y sedosa. Bollamos y dejamos reposar en bol cubierto por espacio de una hora; repetimos la operación.

Encendemos el horno. Retiramos la masa del bol, la dividimos en 5 partes, dejamos descansar unos minutos, damos forma, colocamos en los moldes, cubrimos y dejamos levar una vez más por unos 45'.

Humedecemos la superficie de los panes, decoramos, efectuamos los cortes y horneamos en horno caliente y prehumidificado por unos 30' a temperatura medio alta, deben quedar bien doraditos, crocantes por fuera y tiernitos por dentro.



sábado, 28 de agosto de 2010

PAN CON MASA MADRE, MIEL Y SEMILLAS DE AMAPOLA

Es un pan relativamente simple de hacer, casi  convencional, pero la masa madre, la miel y las semillas de amapola le dan un toque distintivo. (Veremos también una alternativa a la masa madre que le da un carácter similar). Para 2 moldes de aprox 30 x 10:

- 450 g de harina 000
- 200 g de masa madre
- 300 g de agua
-     5 g de levadura fresca
-   10 g de miel (1 cucharada al ras)
-   20 g de manteca o margarina
-   12 g de sal (2 cucharaditas
-           semillas de amapola p/decorar

En reemplazo de la masa madre, podemos hacer el día anterior una masa con 150 g de harina, 100 cc de agua y un poquito de levadura y una vez comenzó a levar la llevamos a la heladera hasta el día siguiente; la retiramos unas dos horas antes de realizar el pan. Es una aceptable alternativa.

Hacemos una corona con la harina y la sal por fuera y en el medio echamos el agua, la levadura, la miel y la masa madre desmenuzada; vamos incorporando la harina al líquido y al comenzar a amasar añadimos la manteca blanda; amasamos por unos 10', bollamos y dejamos levar en bol cubierto hasta que duplique el tamaño, unos 90', dependiendo de la temperatura del ambiente y la cantidad de levadura empleada.

Retiramos del bol, desgasificamos, dividimos en 2 agregando un poco de harina si hiciera falta y dejamos descansar unos minutos.

Encendemos el horno, damos forma, colocamos en los moldes, cubrimos y dejamos levar unos 45'.

Horneamos en horno prehumidificado bien caliente y luego de unos 5' bajamos un poco la temperatura. Cuando los veamos bien doradito, luego de unos 20'-25', retiramos y dejamos entibiar sobre una rejilla.

Es un pan bastante relativament sencillo y muy rico!

viernes, 27 de agosto de 2010

PANECILLOS DE MAIZ: RICOS, DISTINTOS

Tienen el sabor, la textura y el color particular que le aporta la harina de maiz, son ricos, "especiales".

Para 10 -12 panecillos (una fuente grande):
- 200 g de harina de maiz extra fina
- 200 g de harina de trigo 000
- 250 cc de agua
-   15 g de levadura
-   40 g de margarina o manteca + adicional para pintar.
-   10 g de sal (2 cucharaditas)

Hacemos un volcán con la harina y la sal por fuera; disolvemos en el centro la levadura en el agua, mezclamos con la harina  y agregamos la manteca a temperatura ambiente cortada en trozos pequeños. Amasamos por unos 10', hacemos un bollo y dejamos levar en bol cubierto por unos 45' hasta que duplique su volúmen.

Retiramos del bol, desgasificamos y dividimos en 10-12 porciones que y dejamos descansar por unos minutos.

Encendemos el horno. Damos a los panecillos la forma deseada, colocamos en una asadera y dejamos levar por otros 30', mientras el horno tome temperatura.

Pintamos los panecillos con manteca, le hacemos unos cortes (con una tijera por ejemplo) y horneamos en horno caliente a 3/4 temperaturar unos 10'-15' hasta que estén doraditos. Dejamos orear sobre rejilla.

Ricos con algo dulce para el mate, con manteca y jamón crudo para la tardecita...

jueves, 26 de agosto de 2010

CINTAS INTEGRALES CON BRÓCOLI Y HIERBAS FRESCAS: SÚPER LIGHT Y SABROSAS

Quienes me siguen habrán observado que procuro emplear poca materia grasa, creo que es uno de los aportes que debemos hacer los que exploramos el mundo de la cocina en estos tiempos, y  no por esa loca obsesión de Ser Flaco/a sino por una cuestión básica de salud. Debo reconocer sin embargo que me estoy excediendo un poco con la "no-obsesión", hecho que puede facilmente corroborarse observando mi "línea media" (y no es que esté taaan gordo, chicas, es que los 2 ó 3 kilos que tengo en exceso están todos concentrados justamente en esa línea...). Así que inspirado en esta circunstancia (que dicho sea de paso se está haciendo cada vez más evidente), iré incorporando platos amasados "bien light" y aún bien sabrosos. La pasta de hoy, para dos personas:

MASA
- 100 g de harina común
- 100 g de harina integral
-     2 huevos
-     1 pizca de sal y pimienta blanca

SALSA
-     1 cebolla cortada en aros bien delgados
-     1 diente de ajo picado
- 400 g de brócoli, los troncos pelados y en trozos pequeños y las ramas parejitas
-     1 cucharada de aceite de oliva
-     1 cucharada de hierbas frescas, según gusto y disponibidad
-        sal y pimienta


Preparamos la masa del modo habitual (ver: Masa para Pasta al Huevo), adicionando esta vez agua en lugar de aceite si hiciera falta. Podríamos también haber empleado 3 claras para reducir aún más calorías y colesterol, si quieren intentarlo...

Colocamos los vegetales cortados del modo indicado junto con el aceite en un bol para microondas, tapamos y cocinamos por unos 8'a 10' a pontencia máxima; agregamos las hierbas frescas (yo puse orégano, tomillo, perejil, y un poquito de romero) y salpimentamos.

Hervimos la pasta en abundante agua con sal y cuando está al dente la mezclamos con los vegetales calientes y servimos de inmediato, echando por encima un chorro de aceite de oliva  y pimienta negra recién molida.

Un plato muy liviano, rico y nutritivo.

miércoles, 25 de agosto de 2010

GALLETAS DE CEREALES Y SEMILLAS: RICAS Y NUTRITIVAS

Aportan fibras, calcio, vitaminas, hierro y además son ri-quí-si-mas, se hacen fácil y se conservan bien; interesantes, no? Para 1 ó 2 fuentes de horno, según grosor de las galletas:

- 200 g harina de trigo 0000
- 100 g harina de trigo integral
-   75 g salvado de trigo
-   75 g harina de maíz
-   50 g avena
-     2 cucharaditas azúcar negra
-     1 cucharadita polvo de hornear
-     1 taza de mezcla de semillas: lino, sésamo, amapola (o quinoa, amaranto, etc)
- 250 a 275 cc agua
-   50 cc aceite
-     2 cucharaditas de sal
-     1 cucharada aceite de oliva
-  1/2 cucharadita de finas hierbas
-     1 pizca de pimienta

En una sartén pequeña con el aceite de oliva salteamos por 2ó 3minutos las semillas + una cucharadita de azúcar.

En un bol grande mezclamos el resto de los ingredientes sólidos y les incorporamos las semillas; agregamos el agua y el aceite y amasamos hasta lograr una consistencia no muy firme ya que los cereales continuarán abosbiendo agua. Encendemos el horno y dejamos reposar por unos 30'.

Dividimos la masa en 2 y sobre superficie enharinada las estiramos con un palote; cortamos con un cortante según tamaño y forma deseada y ubicamos las piezas sobre una asadera grande sin engrasar; si hacemos las galletas bien delgaditas deberemos hacer dos horneadas, creo que vale la pena.

Horneamos a fuego medio por 15'a 20' hasta que estén doraditas y crocantes.

martes, 24 de agosto de 2010

ÑOQUIS A LA FLORENTINA DE SÉMOLA Y ESPINACAS

Es un plato rico, lindo, nutritivo y muy liviano, una forma poco común de ñoquis por esas tierras. Para 2 porciones (aunque uno-como-yo si está sólo también se los come todos...):

-  1/2 l de leche
-  1/2 taza de espinacas cocidas y escurridas
- 125 g de sémola
-     1 yema de huevo
-     1 cucharada de aceite
-     1 cucharada de hierbas frescas
-        queso rayado para espolvorear
-        sal, pimienta, nuez moscada

Llevamos a ebullición la leche con las espinacas y el aceite y vertemos la sémola en forma de lluvia batiendo energicamente. Una vez que tomó consistencia retiramos del fuego y agregamos la yema y las hierbas; condimentamos.

Extendemos la preparación en forma pareja sobre una superficie humedecida hasta un grosor de aprox 2cms y con la ayuda de un cortante hacemos círculos de 7 ó 8 cms de diámetro que vamos colocando sobre una bandeja para horno ligeramente engrasada; espolvoreamos con el queso rayado.

Horneamos a temperatura alta hasta que los ñoquis se vean doraditos y servimos de inmediato.

Son ricos acompañando una carne al horno. Son ricos acompañando un vino o una cervecita...

lunes, 23 de agosto de 2010

TOTILLA DE PAPA Y CEBOLLA EN MENOS DE 20 MINUTOS, A QUE SÍ!!

He comido tortillas más ricas que esta pero también unas cuantas menos ricas...;el asunto es que esta fue hecha literalmente en menos de 20'. Es una tortilla un tanto heterodoxa que se hace fácil y se come más fácil!.

Para una o dos personas:
- 2 papas (unos 400g)
- 1 cebolla (unos 250g)
- 2 huevos
- 2 cucharadas de aceite
-    sal, pimienta, ají molido
-    nada más!

Pelan las papas y la cebolla (rápido rápido) y las rallan con la procesadora (o a mano rápido rápido...); quitan el líquido y colocan lo rallado en un recipiente para microondas con el aceite y los condimentos; cocinan destapado por 10'.

Ponen a calentar una sartén chica con unas gotitas de aceite; baten los huevos, los mezclan con la papa y la cebolla y vuelcan sobre la sartén bien caliente: un minutito a fuego máximo, reducen el fuego y cuando comienza a cuajar dan vuelta; otro minuto más a fuego máximo y lista la tortilla!

Emplatamos, acompañamos con una ensaladita de tomates y/o hojas verdes y tenemos un rico almuerzo casi en el tiempo que hubiéramos terminamos de pedir un delivery: 2' o menos para pelar, 2' o menos para rayar, 10' para el microondas, 5' para la sartén = 19 minutos, y sin apurarnos tanto...

domingo, 22 de agosto de 2010

PASTEL DE PESCADO FRESCO Y POLENTA, QUÉ AROMA!

Me sorprendió lo rico que salió este sencillo y económico pastel: bien básico, bien sabroso y aromático, qué más? Para 4 porciones, en una fuente de 25 x 7 cms:

MASA
-    1 taza de polenta
- 2,5 tazas de caldo de pescado
-    1 cucharada de manteca
- 1/2 cucharadita de curry (opcional)
-       sal y pimienta

RELLENO
- 3/4 kg de filetes de merluza
-    1 cebollita de verdeo
- 1/2 cebolla
- 1/4 morrón rojo
-    1 cucharada de aceite
-       sal, pimienta, ají molido
-       queso parmesano para gratinar
-       manteca para pintar

Ponemos a calentar el caldo en una cacerola y en cuanto rompe a hervir condimentamos echamos la harina de maiz en forma de lluvia mientras revolvemos con un batidor de alambre; agregamos la manteca y continuamos mezcando con una cuchara de madera hasta que la polenta esté cocida (debe quedar bien espesa). La extendemos sobre una superficie apenas aceitada y con una pala o espátula la estiramos en forma pareja con un grosor de unos 2 cms. Dejamos enfriar.

Salteamos el morrón junto con la cebolla y la parte blanca de la de verdeo, agregamos luego la merluza troceada y continúna la cocción por unos minutos; hacia el final de la cocción adicionamos la parte verde picada de la cebolla de verdeo y condimentamos a gusto. La merluza se desmenuzará bastante, es lo buscado.

Cortamos la masa de polenta según las dimensiones de la budinera y cubrimos su base previamente enmantecada; distribuimos sobre esta el relleno, cubrimos con la otra capa de polenta, pintamos con manteca y esparcimos por encima queso rallado.

Cocinamos en horno mediano por unos 20' hasta que el queso haya gratinado bien.

Si hacen este plato se sorprenderán como yo por lo rico que es, en su sencillez...

sábado, 21 de agosto de 2010

RISOTTO DE CALABAZA, SEITÁN CROCANTE Y SALVIA: UNA DELICIA VEGETARIANA

No saben lo rico que es este plato vegetariano! El seitán crocante combina de maravillas con la cremosidad del risotto de calabaza redondeando una comida deliciosa, sana y nutritiva. Para dos buenas raciones:

- 1 taza arroz carnaroli o arbóreo
- 2 y 1/2 tazas de caldo de verduras
- 1/2 cebolla
- 1/2 diente de ajo
- 1 cucharada de hojas secas de salvia (cuando no hay frescas...)
- 1/4 taza de vino blanco
- 400 g de calabaza pelada
-   40 g de manteca (2 cucharadas)
-     1 cucharada de aceite de oliva
-  40 g de queso parmesano rallado
- 200 g de seitán
-        maicena, c/n     

Cortamos la calabaza en cuartos pequeños y colocamos en bol para microondas con el aceite, las hojas de salvia y un poco de sal; cocinamos destapado por 10', la calabaza debe quedar tierna como para hacer un puré (podemos desde ya hornear la calabaza pero así es más rápido y sencillo y queda muy bien).  Dejamos escurrir el aceite y hacemos un puré.

Cortamos el seitán (si quieren hacerlo ustedes mismos, vean mi receta, no es difícil) en rectángulos delgados, pasamos por maicena y sealteamos de ambos lados con un poco de aceite hasta que los veamos crocantes. Reservamos sobre papel absorbente.

Picamos la cebolla y el ajo y salteamos en una sartén grande con la mitad de la manteca; cuando transparentó la cebolla incorporamos el arroz, mezclamos y luego de 2'o 3' agregamos el vino blanco y, continuamente mezclando, cada vez que vemos "sediento" el arroz agregamos de a cucharones el caldo bien caliente.

Hacia el final de la cocción añadimos el resto de la manteca, el parmesano rallado (reservamos un poco), el puré de calabazas y la mitad de los trozos de seitán; mezclamos hasta que el líquido se haya absorbido casi por completo, apagamos el fuego y dejamos tapado el recipiente por unos 5' antes de servir. 

Servimos echando por encima parmesano rallado y el resto del seitán. Si tuviéramos hojas frescas de salvia podríamos también poner algunas. 

No imagíné que saldría tan rico...

viernes, 20 de agosto de 2010

PAN DE CENTENO, MASA MADRE Y GIRASOL SEGÚN UNA ANTIGUA RECETA, MUY BUENO!

Esta receta, tomada del libro "El Aprendiz de Panadero" de Peter Reinhart, propone una interesante manera de trabajar el centeno que le imprime al pans un sabor y una liviandad que lo hace muy especial, de lo mejorrr, mucho más ricos que lindo!. Para 2 panes medianos (yo hice 3):

Para el prefermento de centeno:
- 200 g de harina de centeno 
- 180 g de agua

Para la masa
- 250 g de harina
- 150 g de masa madre
- 150 g de agua
-   10 g de sal
-   10 g de levadura
-   75 g de girasol

 El día anterior al horneado mezclamos la harina de centeno con el agua, cubrimos y dejamos reposar hasta el día siguiente.

El día del horneado retiramos la masa madre de la heladera, la dejamos atemperar un rato, la desmenuzamos y echamos en un bol con el agua, 1/3 de la harina y la levadura; mezclamos y dejamos reposar de 15'a 30'. Incorporamos luego el resto de la harina, la sal, el prefermento de centeno y las semillas de girasol y amasamos por unos 10' adicionando sólo lo imprescindible de harina (es preferible que nos aceitemos un poco las manos para que no se nos pegue la masa). Bollamos y dejamos levar en bol cubierto unos 90' hasta que duplique el volúmen.

Retiramos del bol procurando desgasificar lo menos posible, dividimos en dos, damos la forma deseada y ponemos en moldes o dejamos levar sobre una asadera engrasada otros 60' hasta que aumente su volúmen en un 50%.

Horneamos en horno máximo y prehumidificado (podemos emplear un rociador y/o dejar en el piso del horno un tarro con agua) y luego de unos minutos reducimos un poco la temperatura horneando por un total aproximado de 30' (a mitad de cocción es conveniente girar los panes para asegurarnos un horneado parejo). Deben tomar buen color y sonar hueco cuanod los golpeamos en la base

Al retirar del horno dejamos orear sobre rejilla; es conveniente resistir una hora antes de comerlos. Si no se puede no se puede...

jueves, 19 de agosto de 2010

GRISINES CON SÉMOLA: RICOS, CROCANTES Y FÁCILES DE HACER!

Se hacen realmente en un santiamén y salen muy ricos, bien crocantes. Esta receta básica se puede enriquecer saborizando los grisines por ejemplo con orégano, parmesano, cebolla, pimentón, ajo, etc.

Para completar una asadera grande:
- 200 g de harina 000
-   50 g de sémola
-   10 g de levadura
-     1 cucharadita de extracto de malta (optativo)
- 125 cc de agua
-     2 cucharadas de aceite + adic para pintar
-     1 cucharadita de sal fina
-        sal gruesa para decorar y saborizar.

Encendemos el horno. Hacemos un volcán con la harina, la sémola y la sal por fuera y en el medio disolvemos la levadura y el extracto de malta en el agua y el aceite. Amasamos y dejamos reposar unos 15' en bol cubierto, la masa no requiere levado, sólo relajarse.

Ya reposada la masa la estiramos la sobre superficie enharinada dandole forma rectangular y según el largo deseado de los grisines; cortamos con un cuchillo o cortapastas y vamos colocando las tiras en una asadera previamente aceitada. Pintamos los grisines con aceite y esparcimos por encima granitos de sal gruesa. Dejamos reposar otros 15' mientras el horno se termina de calentar...

Horneamos a temperatura moderada por unos 20' hasta que hayan tomado buen color (deben quedar bien sequitos, pero no quemados...). Una vez apagado el fuego es conveniente dejarlos unos minutos más en el horno con la puerta entreabierta para que queden má crocantes. Dejamos entibiar sobre rejilla.

Se enfrían rápido y se comen también más rápido.... Si sobran pueden conesrvarse en recipiente cerrado.

miércoles, 18 de agosto de 2010

TALLARINES CON CHAMPIGNONES Y MANTECA DE SALVIA

Esta pasta la preparé en casa de mi hermanita-mayor Elisa para recibir a su hija Marina que venía de un largo viaje por Europa, la nena...Según estas ilustres comensales el plato estuvo rebueno, razón por la cual  me abstendré de dar mi propia, tal vez no tan-pero-tan obejtiva como la de ellas... Para 4 raciones abundantes:

MASA
- 440 g de harina 000
-     4 huevos grandes
-     1 cucharada de aceite
-     1 cucharadida de sal + pimienta blanca

SALSA
-      1 puñado de hojas de salvia fresca ó 1  cucharadita de hojas secas
-   75 g de manteca
- 300 g de champignones fileteados
-     1 diente de ajo
-        aceite c/n
-       queso parmesano rallado
-       sal y pimienta

Realizamos la pasta del modo habitual (ver Pastas al Huevo, Tips para los que Recién Comienzan)

Salteamos los champignones y el ajo en un poco de la manteca y reservamos.

Funidmos a fuego muy suave el resto la manteca hasta "punto noissette" (hasta que adquiere un color oscuro y un olor a avellanas); agregamos los champignones fileteados y la salvia cortada bien finito y salteamos por 2 minutos; reservamos algunos champignones para decoración.

Hervimos la pasta en abundante agua con sal; precalentamos una fuente de mesa  y cuando la pasta está al dente la escurrimos y llevamos a la fuente junto con la salsa caliente; mezclamos y esparcimos por encima el parmesano rallado,  pimienta negra recién molida y los champignones reservados. Servimos de inmediato.

Y esperamos los aplausos...

martes, 17 de agosto de 2010

EMPANADA GALLEGA DE PESCADO FRESCO, CEBOLLA, PIMIENTO Y CURRY, SABROSA Y LIVIANA!

Es una empanada gallega no muy convencional que sale muy sabrosa y a su vez nada pesada, casi "light". Para una tartera de 25 cm de diámetro, la que tengo...(3 personas comen bien):

- MASA
- 360 g de harina 0000
- 100 cc de aceite
-   50 cc de agua
-   50 cc de vino blanco
-     5 g de sal
-     1 cucharadita de pimentón dulce

RELLENO
- 400 g de filetes de merluza
- 800 g de cebolla
-     1 pimiento rojo grande
-     1 cucharadita de curry
-     3 cucharadas de aceite
-     3 cucharadas de agua
-        harina c/n
-     1 huevo batido para pintar la masa

Hacemos un volcán con la harina y la sal y en el centro los líquidos y el pimentón; mezclamos, amasamos y dejamos reposar.

Cortamos las cebollas en juliana y cocinamos en cacerola tapada con el aceite, el agua y una pizca de sal por unos 15' mezclando cada tanto; destapamos y continuamos la cocción hasta que se hayan secado bastante. Retiramos, escurrimos el aceite, incorporamos el curry y salpimentamos.

Cortamos los filetes en trozos más o menos parejos, rebozamos en harina con sal y salteamos en aceite caliente por un minutito de cada lado. Reservamos.

Asamos el pimiento cortado por la mitad en horno caliente hasta que quede tierno, quitamos piel, nervadura y semillas y cortamos en tiritas.

Dividimos la masa en dos, una parte más grande que la otra. Estiramos bien la parte más grande y forramos la tartera ligeramente enmantecada; echamos por encima la mitad de las cebollas, luego los trozos de pescado, la otra mitad de la cebolla y por último las tiritas de pimiento; cubrimos con la otra tapa de masa, repulgamos, hacemos un corte en el medio y colocamos alrededor círculo de masa a modo de "cañon".

Horneamos a fuego medio por unos 30 minuto, retiramos del horno, pintamos con el huevo y continuamos la cocción por otros 15' hasta que quede bien doradita. Dejamos entibiar un poco antes de servir.

Dicen que al día siguiente queda aún más rica, pero no lo pudimos comprobar, desapareció antes...

lunes, 16 de agosto de 2010

RAVIOLES DE LOMOS DE ATÚN Y SUAVE PESTO DE RÚCULA

Es un plato delicioso y relativamente fácil de hacer; el sabor del atún combina muy bien con un pesto suave de rúcula, tal que permita que se perciba el sabor más delicado del atún. Para dos raciones abundantes::

MASA
- 220 g de harina
-     2 huevos grandes
-     2 cucharaditas de aceite de oliva
-   1/2 cucharadita de sal
-      1 pizca de pimienta blanca

RELLENO
- 200 g de lomos de atún en aceite
-     1 ó 2 cucharadas de queso crema
-     1 huevo
-        pan rallado c/n
-        sal y pimienta negra, a gusto

PESTO DE RÚCULA
- 100 g de hojas de rúcula
-   25 g de almendras
-   40 g de parmesano rallado
-  1/2 diente de ajo
-  1/2 taza de aceite de oliva
-        sal y pimienta

Preparamos la masa del modo habitual (ver "Pastas al huevo, tips para los que recién comienzan")
El relleno es muy simple, la idea es no incorporar demasiados sabores: escurrimos el aceite de los lomos de atún y los desmenuzamos mezclándolos con el queso crema y el pan rallado hasta lograr un sabor delicado pero aún bien definido, salpimentamos y reservamos.

Para el pesto procesamos las hojas de rúcula con el ajo, las almendras y el aceite de oliva; revisamos consistencia y sabor, agregamos el queso parmensano y salpimentamos. Debe quedar un pesto sauve.

Con una cucharita vamos colocando el relleno sobre una tira de masa, cubrimos con la otra y con un cortapastas o molde damos forma a los ravioles. Reservamos sobre superficie enharinada y cubierta.

Cocinamos los ravioles en abundante agua con sal (10 g de sal x litro de agua y 1litro de agua x c/100 g de pasta) y una vez al dente escurrimos y volcamos sobre fuente de mesa bien precalentada, echamos por encima el pesto, mezclamos y servimos de inmediato. Podemos agregar al plato una cucharada de crema.

Si empleamos un buen atún y cuidamos no excedernos en la intensidad del sabor del pesto, nos puede salir un plato memorable!

domingo, 15 de agosto de 2010

TARTA INTEGRAL DE ALCAHUCILES

Se pueden hacer muy ricas tartas con harina integral y esta es una de ellas, una buena manera de paso de comer alcahuciles. Para dos personas y una tartera de 25 cms de díametro:

MASA:
- 90 g de harina integral
- 70 g de harina 0000
-   5 cucharadas de agua fría
- 50 g de manteca o margarina
-   1 cucharadita de sal + 1 pizca de pimienta

RELLENO
-    5 alcahuciles
-    1 cebolla mediana
-    1 cebollita de verdeo
- 1/4 pimiento rojo
-100 cc de yogur natural o crema
-    2 huevos
-       sal y pimienta a gusto
-       aceite c/n
-       vino blanco para desglasar

Hacemos la masa como siempre: mezclamos los ingredientes (la manteca fría y cortada en pedacitos), amasamos sólo un poco llevamos a heladera por lo menos por 1/2 hora.

Cocinamos los alcahuciles en agua hirviendo y sal por unos 30' y dejamos enfriar. Una vez fríos extraemos el corazón y las partes tiernas de las hojas y cortamos en trozos pequeños. Encendemos el horno.

Picamos las cebollas y el pimiento y rehogamos en un poco de aceite por unos minutos, desglasamos con el vino blanco, incorporamos los alcahuciles troceados y continuamos la cocción unos minutos más.

Batimos los huevos con el yogur, añadimos el queso rallado, salpimentamos y mezclamos con el resto del relleno.

Estiramos la masa con un palo sobre superficie enharinada, forramos la tartera y volcamos encima el relleno.

Hornemos a fuego medio por unos 25' hasta que haya gratinado. Dejamos entibiar, desmoldamos y disfrutamos!

sábado, 14 de agosto de 2010

PANES BLANCOS CON MASA MADRE, MÁS RICOS QUE BLANCOS

Siempre en la búsqueda de hacer panes que aún sencillos resulten nutritivos y del algún modo especiales, hice estos panes con harina de trigo común y masa madre. Creo que es una buena alternativa para aquellos que prefieren el pan blanco pero rico-y-sano: es crocante, tierno, muy sabroso, y justamente por la masa madre no taaaan blanco.  Para dos moldes de 30x10 cms:


- 600 g de harina 000
- 200 g de masa madre
- 175  cc de agua
- 175 cc de leche
-     5 g de levadura fresca
-  10 g de sal (dos cucharaditas)

Hacemos como siempre un volcán con la harina y la sal por fuera (para que no se toque con la levadura) y en el medio volcamos los líquidos con la levadura y la masa madre a temperatura ambiente y desmenuzada (debemos sacarla un par de horas antes de la heladera); mezclamos añadiendo de a poco  la harina y amasamos por unos 10' procurando siempre incorporar aire a la masa; va a resultar una masa no muy firme, un poco pegajosa al principio (no desesperar y poner más harina, no hace falta). Bollamos y dejamos levar en bol cubierto por 1 hora aprox hasta que doble su volúmen. Encendemos el horno.

Volcamos la masa sobre superficien enharinada, desgasificamos y damos forma; colocamos en moldes o asadera, humedecemos la superficie con agua o aceite o huevo y esparcimos por encima lo que gustemos para decorar (semillas, avena , salvado, etc); cubrimos y dejamos levar por otros 45'.

Horneamos en horno prehumidificado a temperatura medio-alta por unos 25'. Al sacarlos del horno deben estar doraditos y la base sonar hueca. Dejamos orear sobre rejilla.

Con manteca y miel o mermelada para el desayuno, con tomate y muzzarella o una fetita de jamón crudo para la tardecita, siempre rico... 

viernes, 13 de agosto de 2010

TAPENADE, FÁCIL Y DELICIOSA

Es una pasta riquísima y muy fácil de hacer, generalmente se la sirve sobre rodajas de pan tostado. Para unas 4 tostadas:


- 75 g de aceitunas negras descarozadas
- 1 diente de ajo chico
- 1 anchoa
- 1 cucharada de alcaparras
- 1 cucharada de jugo de limón
- 3 cucharadas de aceite de oliva

Procesamos las aceitunas, el ajo, la anchoa y las alcaparras y hacia el final del procesado adicionamos el aceite y el jugo de limón; debe quedar una pasta cremosa.


Servimos sobre tostadas, decoramos con cuadraditos de tomate u otra verdura y ya está, fácil y delicioso!!

jueves, 12 de agosto de 2010

RISOTTO DE MERLUZA Y CAMARONES, QUÉ RICO!

Quería comer algo rápidito y encontré en el freezer merluza, unos camarones y arroz carnaroli en la alacena, porqué no probar entonces un "risotto de merluza y camarones", me dije y procedí. Salió muy rico y creo que hubiera salido también rico sin los camarones (por si por causalidad no tuvieran en la heladera...).

Para 2 porciones abundantes:
-          1 vaso de arroz carnaroli
-       2,5 vasos de caldo de pescado
-     250 g de filetes de merluza
-         1 puñado de camarones congelados
-       1/2 cebolla
-          1 diente de ajo
-       50 g de manteca
-          1 cucharada de aceite de oliva
-      1/2 cucharadita de semillas de eneldo
-      25 g de parmesano rallado
-           sal y pimienta
-          hojas de cilantro para decorar (opcional)
 
Picamos el ajo y la cebolla y los rehogamos en el aceite y la mitad de la manteca; agregamos el arroz y el pescado cortado en trozos y luego de unos minutos desglasamos con el vino blanco.

Una vez el arroz haya absorbido completamente el vino y siempre mezclando, incorporamos el caldo bien caliente y las semillas de coriandro (el arroz debe estar "sediento" cuando le agregamos cada cucharón adicional de caldo). Luego de incorporar el último cucharón añadimos los camarones, la manteca y el parmesano rallado y continuamos mezclando hasta que el líquido se haya absorbido casi por completo. Apagamos el fuego, cubrimos, dejamos reposar unos 5 minutos y servimos decorando los platos con hojas de cilantro.

Rápido de hacer y muy sabroso! (me comí las sólo la ración de dos...)

miércoles, 11 de agosto de 2010

ÑOQUIS DE REMOLACHA CON CREMA DE HOJAS TIERNAS DE REMOLACHA, PRÁCTICO Y SABROSO

Me imagino que para algunos es novedad esto de emplear las hojas de remolacha pero sí, se usan y pueden salir cosas muy ricas: tortillas, buñuelos  e incluso salsas! Por mi parte quise probar hacer ñoquis de remolacha con alguna salsita "distinta" (con manteca, ciboulette y parmesano por ejemplo,  desde ya quedan muy bien) y porqué no probar emplear las hojas me dije. Acabo de comerme una abundante ración para dos personas lo cual sería un primer indicio que mal no salieron, muy por el contrario, la remolacha y sus hojas tienen sabores contrastante (una dulce, las otras amarguitas) que combinan muy bien en este plato. Para dos personas:

- 300 g de papas negras medianas
- 300 g de remolachas chicas (tardan + en hervir)
-     1 huevo
-     3 ó 4 cucharadas de harina
-  200 g aprox de hojas tiernas de remolacha
-      1 cebolla de verdeo
-  200 g de crema de leche
-   1/2 taza de vino blanco
-      1 cucharada de aceite
-         sal y pimienta

Hervimos las papas y las remolachas sin pelar hasta que estén bien tiernas y hacemos los ñoquis del modo habitual (ver "Pastas", "Ñoquis, fáciles de hacer pero...) procurando que el puré quede bien sequito. Los ñoquis salen tiernitos pero manipulabes.

Lavamos las hojas tiernas de las remolachas y las cocemos por 2' en microondas. Escurrimos y reservamos.

Picamos la parte blanca de la cebolla de verdeo y la rehogamos en el aceite; desglasamos con el vino blanco y una vez se evaporó el alcohol incorporamos la crema y las hojas cortadas groseramente; mezclamos y cocinamos por unos minutos hasta que se haya concentrado la crema y las hojas tiernizado; hacia el final de la cocción agregamos la parte verde picada de la cebolla de verdeo y apagamos el fuego.

En una olla grande ponemos abundante agua con sal y una vez hirvió echamos los ñoquis (si no eliminamos la harina excedente como indica la receta, la extraemos del agua con una espumadera en cuanto suba a la superficie); vamos sacando los ñoquis con la misma espumadera apenas emergen y volcando a la sartén con la crema; mezclamos, emplatamos y esparcimos por encima parmesano recién rallado. Ya está.

Un plato original, nutritivo, sabroso y además práctico. Espero lo intenten, no se van a arrepentir!

martes, 10 de agosto de 2010

PAN DE CERVEZA, TÍPICO ALEMÁN


Sea cual fuere la razón que me llevó a hacer un segundo pan bien-alemán seguido (serán las raíces?, bienvendida, salió relindo, dorado por fuera, tiernito por dentro, aromático y muy sabroso, casi peligroso diría: es un pancito que va directamente a engrosar la pan-cita, je. Tiene un sabor muy interesante que invita a acompañarlo con quesos, fiambres y....cervecita, mmmm. Para un pan como el de la foto (o más lindo, claro):

- 250 g de harina 000
-   50 g de harina de centeno
- 200 cc de cerveza (pueden "rebajarla" un poco con agua)
-   10 g de levadura fresca
-   25 g de manteca o aceite
-   12 g de sal (2 cucharaditas)
-        kumel para decorar (opcional)
-        huevo batido para pintar

 Hacemos el pan como es habitual: un volcán con las harinas y la sal por fuera, en el medio la cerveza con la levadura, vamos incorporando de a poco la harina en el centro, añadimos la materia grasa y amasamos por unos 10'; bollamos y dejamos levar en bol cubierto hasta que duplique el volúmen. Retiramos del bol, desgasificamos, damos la forma deseada y colocamos sobre asadera ligeramente engrasada; cubrimos y dejamos levar por unos 45'. Encendemos el horno. Pintamos con huevo, decoramos (y saborizamos) con el kumel, hacemos los cortes y hornemos por unos 25' a temperatura medio-alta, hasta que lo veamos bien doradito (la base debe sonar hueca).

Ya comí unas cuantas rodajas intentando encontrar características precisas para descibirlo pero sólo me viene decir que es muy fácil comerlo, deja un sabor muy interesante en la boca, y da ganas de ir a buscar otra rodaja más para seguir probando...

lunes, 9 de agosto de 2010

SORPRENDENTES CREPES DE ORÉGANO-SURPRISE

Este creo que es un plato sorprendente, no puedo decir que lo "inventé" en el sentido estricto pero al mismo tiempo no creo que lo encuentren tal cual en ningún libro de recetas (por ahora, como dijo Messi...): son unas crepes hechas con orégano fresco que envuelven a tomatitos rellenos con camembert y  se sirven gratidas con parmesano rallado; pinta interesante, no? 

Para 6 crépes
- 100 g de harina
-     2 huevos
-     1 tacita de hojas de orégano fresco.
- 250 cc de leche 
-    1 cucharadira de aceite
- 50  g de queso camembert o brie
-    6 tomates redondos chicos
-       queso rallado para gratinar
-       sal y pimienta

Batimos los huevos, la harina, la leche y el aceite, salpimentamos y dejamos reposar en la heladera; incorporamos luego las hojas de orégano.

Cortamos los tomates por la mitad o más alto, dependiendo del tamaño, quitamos las pulpa y las semillas e incorporamos dentro 1/6 del queso camembert o brie (son 6 crepes).

Preparamos las crepes del modo habitual y envolvemos con ellas los tomates (ver foto),

Colocamos las crepes en una fuente para horno enmantecada, esparcimos por encima el queso rallado y horneamos a fuego medio hasta que gratinen.

Es un plato muy sabroso y delicado; para su éxito es crucial emplear ingredientes de muy buena calidad.

domingo, 8 de agosto de 2010

BUDIN DE PAN, EN EL DÍA DEL NIÑO Y JUGANDO...

Esta receta seguro que no va a ganar ningún premio de Alta Cocina, pero la publico por el espíritu con el cual fue hecha: jugando, experimentando,dudo se parezca a alguna publicada en ningún lado. El budín salió rico, se puede cambiar esto o aquello, más o menos azúcar, más huevo, otra cobertura, etc; la idea es justamente jugar, experimentar (y qué mejor día que hacerlo que el Día del Niño, no?). Empleé una budinera  con una base de 5cms de diámetro y altura y diámetro superior de 10cm. Los ingredientes:

- 500 g de los panes que tengan
-  1/2 l  de leche
- 100 g de azúcar (yo empleé negra)
- 100 g de pasas de uva
-   50 g de nueces partidas
-   1/2 cucharadita de canela molida
-     2 huevos grandes
-        manteca para enmantecar y pintar
-        azúcar impalpable para espolvorear.
-    4 cucharadas de vodka u otra espirituosa.

Encendemos el horno.

Cortamos en trozos los panes y embebemos en la leche con el azúcar; con una procesadora (o tenedor y paciencia) desmenuzamos bien; adicionamos el vodka, las pasas, las nueces partidas y la canela;, mezclamos y reservamos.

Batimos los huevos y los añadimos a la mezcla.

Echamos la mezcla en una budinera enmantecada y horneamos por unos 20 minutos. Al retirar desmoldamos, pintamos con manteca y echamos por encima azúcar impalpable. Una alternativa interesante hubiera sido esparcir azúcar en la budinera enmantecada antes de incorpar el relleno; el azúcar caramelizado creo que le hubiera dado un lindo color al budín; otra alternativa hubiera sido glasear (si experimentan cuenten).

Es un budín rápido y fácil de hacer, rico, nutritivo.Y nos permite cumplir con lo que de chicos nos inculcaron casi todos nuestros padres: el pan no se tira!!!

sábado, 7 de agosto de 2010

TAGLIATELLE VERDE CON PESTO DE MENTA, SABORRRRR!.

La idea de este plato está tomada del libro "Bagliali on Pasta" que me trajo mi hermanita Elisa de NY (que siga viajando!!); es sumamento sabroso y aromático, con un gusto muy distintivo. Hizo esta vez de degustador mi amigo Carlos J. quien espero deje su opinión ya que la mía (le pongo un A+) podría parecerle a algún lector no del todo...objetiva.  Para dos porciones abundantes :

PASTA
- 350 g de harina
-     3 huevos grandes
-     2 cucharadas colmadas de espinaca procesada

PESTO DE MENTA
- Difícil dar cantidades exactas de hojas verdes, depende del gusto de cada una y de la intensidad del sabor de las hojas que empleemos, pero debiera ser una cantidad relativamente abundante de hojas con una proporcion de 50% menta, 25%  albahaca  y 25% perejil
-  Nueces, unos 50 g
-  Aceite de oliva, 1/2 tacita
-  Parmesano rallado, unos 30 g
-  Sal y pimienta


Preparamos la pasta del modo habitual (ver Pastas al huevo) incorporando previamente la espinaca a los huevos. Estiramos hasta el último punto de la máquina, cortamos "ancho" con la máquina o a cuchillo y reservamos sobre superficie bien enharinada.

Para el pesto procesamos las hojas verdes con el aceite de oliva y las nueces e incorporamos luego el queso parmesano rallado;  ajustamos proporciones, salpimentamos, cubrimos y reservamos.

Cocinamos la pasta en abundante agua y sal y cuando está al dente la escurrimos, llevamos a una fuente precalentada, echamos por encima el pesto, mezclamos y servimos de inmediato.

Es una pasta con un sabor no convencional y, en mi opinión, memorable!

viernes, 6 de agosto de 2010

TARTA DE PAPAS, ARVEJAS Y PIMIENTOS DE TRES COLORES, MÁS RICA AÚN QUE RARA

Esta tarta está basada en una de Karlos Arguiñano que cuando la leí me pareció tan rara (tarta con papas arvejas y pimientos ?!) que decicí hacer mi propia versión de la misma, y salió riquísima! Para una tartera de 25 cms de díametro:

MASA (sugiero siempre con poca materia grasa)
- 170 g de harina 0000
-       5 cucharadas de agua fría
-  50 g de manteca o margarina
-       5 g de sal + 1 pizca de pimienta

RELLENO
- 250 de de papa
- 200 g de crema
- 200 g de yogur
-     2 huevos grandes
- 100 g de arvejas (en lo posible frescas)
-  1/4 pimiento rojo
- 1/4 pimiento verde
- 1/4 pimiento amarillo
-    1 cebolla de verdeo
- 40 g de queso rallado
-      aceite c/n

Mezclamos la harina con el agua, la manteca fría desmenuzada, la sal y la pimienta, amasamos un poco (tambíen podemos emplear la procesador, no problem) y llevamos a la heladera por lo menos por 1/2 hora.

Pelamos y lavamos las papas para quitarles el almidón y las cortamos en rodajas delgaditas; las colocamos en una olla junto con la crema y el yogur y las cocinamos por unos 20' a fuego suave cuidando mezclar de vez en cuando; agregamos las arvejas, salpimentamos y cocinamos por un par de minutos más. Apagamos el fuego y dejamos enfriar. Encendemos el horno

Picamos bien los pimientos y la cebolla de verdeo y los rehogamos en aceite por unos 5'. Reservamos.

Batimos los huevos, agregamos el queso rallado y salpimentamos (ojo que las papas ya tienen sal!).

Retiramos la masa de la heladera y estiramos bien sobre superficie enharinada; forramos la tartera ligeramente engrasada (salvo que sea de teflón); echamos por encima las papas y los pimientos en cierto "desorden",jugando con los colores, y cubrimos finalmente con los huevos batidos.

Horneamos a fuego moderado por unos 25 minutos.

Estoy seguro que por lo rica que es, esta tarta va a sorprender a más de uno...

jueves, 5 de agosto de 2010

PAN DE CENTENO Y KUMEL, BIEN ALEMÁN

Este es un pan típicamente alemán y a mí por su sabor me recuerda no tanto el pan como el queso blanco con kumel que preparaba mi Opa cuando yo era chico, me encantaba. Es un pan que va muy bien con un sinmúmero de quesos, fiambres, arenques, salmón, y hasta con mantequita para el desayuno...

Para una hogaza mediana:
- 275 g harina de centeno
-   75 g harina 000
-   75 g harina integral
-   50 g harina de maíz
-   10 g de levadura fresca
- 150 g de agua
-  150 g de leche
-    10 g de sal
-      1 cucharadita de kumel
-      1 cucharadita de miel

Hacemos una corona con las harinas, el kumel y la sal por fuera y en el medio volcamos los líquidos junto con la miel y la levadura. Incorporamos lentamente las harinas al líquido y amasamos luego por espacio de unos 15; hacemos un bollo y dejamos levar por unos 90' en bol cubierto hasta que haya duplicado su volúmen. Retiramos el bollo, desgasificamos, damos la forma deseada y colocamos sobre la asadera; humedecemos ligeramente la superficie del pan con agua, manteca o aceite, esparcimos por encima algunas semillas de kumel o salvado y efectuamos los cortes que deseemos; cubrimos con un repasador y dejamos levar nuevamente hasta que casi duplique su volúmen.

Horneamos a temperatura medio alta por aproxs 30'. La base debe sonar hueca y el aroma característico debe sentirse bastante intensamente....Es muy rico.

miércoles, 4 de agosto de 2010

SORRENTINOS DE ESPINACA, RICOTA Y NUECES, OTRO CLÁSICO

Una pasta con este relleno no es nada original, más allá de la forma que decidamos darle. Sin embargo por algo  los clásicos perduran en el tiempo, por algo superan  generaciones de comensales: porque son muy ricos!. La salsa que acompaña es una pomodoro también clásica, que queda muy bien, pero la probé luego con manteca y hojas de salvia maceradas en vino blanco y resultó aún mejor (les debo la foto). Para 4 porciones, unos 36 sorrentinos:

MASA
- 330 a 350 g de harina
-     3 huevos grandes
-     2 ó 3 cucharaditas de aceite
-     1 cucharadita de sal + 1 pizca de pimienta

RELLENO
- 250 g de hojas de espinaca
- 250 g de ricota
- 100 g de nueces picadas-pero-no-mucho
-   80 g de queso parmesano rallado
-  1/2 diente de ajo
-        sal y pimienta a gusto
-        aceite c/n

SALSA TIPO POMODORO
- 200 g de tomate procesdo
-  1/2 cebolla
-  1/2 vaso de vino blanco
-     1 cucharada aceite de oliva
-     hojas de orégano y/o albahaca frescas
-     1 cucharadita de pimentón dulce
-     1 hoja de laurel
-     1 pizca ají molido
-        sal y pimienta a gusto

MANTECA Y SALVIA
-  50 g de manteca
-    5 g de hojas secas de salvia
-  1/2 vaso de vino blanco

Realizamos la masa del modo habitual (ver: Masa para Pastas al Huevo, Técnicas Básicas), dividimos en 2 y estiramos hasta el último punto de la máquina. Reservamos sobre repasador enharinado y cubierto.

Blanqueamos las espinacas o las cocemos por 2' en microondas tapadas y sin agua; escurrimos y picamos. Salteamos el ajo picado y apenas comienza a colorear le incorporamos las espinacas y cocemos por 1' más. Mezclamos con la ricota, las nueces picadas y el parmesano y dejamos enfriar

Sobre una tira de masa vamos poniendo el relleno dejando espacios equiproporcionales, cubrimos con la otra tira y damos forma con la ayuda de un corta pastas o un molde. Si la pasta está seca rociamos una de las tiras con agua para asegurarnos que se peguen. Dejamos orear sobre superficie enharinada.

Para la salsa, doramos en aceite la cebolla y el ajo picados, desglasamos con el vino blanco y agregamos el tomate triturado. Condimentamos de inmediato con el laurel, el ají molido y el pimentón dulce; cocinamos a fuego medio y al final incorporamos la sal , la pimienta y las hojas de albahaca u orégano frescas.

Hervimos los sorrentinos en abundante agua con sal y una vez a punto, los escurrimos y volcamos sobre la sartén con la salsa caliente, mezclamos bien y servimos en platos precalentados esparciendo por encima parmesano recién rallado y pimienta negra.

Para la salsa de manteca y salvia: hidratamos por un par de horas las hojas de salvia en el vino blanco. Derretimos la manteca en una sartén y agregamos la salvia con el vino, cocinamos unos minutos hasta evaporar el alcohol y echamos por encima la pasta al dente. Mezclamos y servimos (sin queso!).

A mí me gustaron más aún con manteca y salvia, a ustedes?

TALLARINES DE PIMIENTA NEGRA CON SUAVE SALSA DE ROQUEFORT, RICOTA Y PARMESANO

Este plato es una interesante combinación del sabor intenso de la pimienta negra recién molida incorporada en la pasta con el delicado sabor de una cremosa salsa de tres quesos. Lo serví en la cena de despedida del amigo-milonguero Rubén que se iba a Italia (para que compare...je), combinando la pasta a la pimienta con pasta fresca  "neta" y resultó un plato sabroso y con muchos contrastes, verdaderamente delicioso.

Para dos o 3 personas como plato único):

MASA
- 330 g de harina 0000
-     3 huevos
-     2 cucharadas de pimienta negra en grano
-     1 cucharada de aceite
-     1 cucharadita de sal

SALSA DE QUESOS
- 175 g de crema doble
- 125 g de queso azul
-  125 g de ricota
-    50 g de parmesano rallado

Molemos la pimienta negra con un molinillo de café, un mortero o envolviéndola en una bolsa doble y golpeándola con un palo; hay que procurar esté bastante molida, caso contrario se va a romper la masa al estirarla.

Preparamos la masa del modo habitual (ver "Pastas al huevo, tips para los que recién comienzan") incorporando la pimienta en el huevo; la estiramos hasta el penúltimo punto de la máquina y si vemos que no se rompe avanzamos hasta el último; cortamos en cintas de aprox 1/2 cm de ancho. Espolvoreamos bien los tallarines, los enrollamos y dejamos reposar sobre un repasador enharinado y cubierto. Como ya indiqué, podemos también hacer una parte con y una parte sin pimienta.

Para la salsa ponemos la crema en una cacerolita y añadimos el queso azul cortado en trocitos, el parmensano rallado y la ricota y cocinamos por 2 ó 3 minutos hasta que se fundan.

En una olla con abundante agua y sal hervimos los tallarines por 1' ó 2' mezclando un poco para evitar que se peguen; escurrimos, colocamos en una fuente honda precalentada y vertemos por encima la salsa de tres queso. Mezclamos y servimos de inmediato.

A mis comensales milongueros Julián y Rubén les gustó mucho este plato (siguen insistiendo que cocino mejor que lo que bailo tango, qué querrán decir exactamente con ello me pregunto...).

martes, 3 de agosto de 2010

LASAGNA DE POLENTA Y CHAMPIGNONES, RICA Y FÁCIL DE HACER

Es una buena alternativa para emplear la polenta de un modo diferente y a la vez hacer una lasagna de un modo también diferente. Es un plato relativamente fácil de hacer y muy rico, no me imagino que a alguien  pudiera no gustarle, especialmente comido en uno de estos días frrrrrrios de invierno. Para dos personas (empleé una budinera de 22 x 6 cms):

MASA DE POLENTA
-     1 taza de harina de maíz
-     1 taza de agua
-     1 taza de leche
-     1 cucharada de manteca
-     1 cucharadita de sal + 1 pizca de pimienta

RELLENO
- 250 de champignones fileteados
-  1/2 cebolla bien picada
-  1/2 taza de vino blanco
-  1/2 litro de salsa bechamel  espesa
-       sal y pimienta a gusto  

SALSA
-    2 tomates bien maduros procesados
-    1 diente de ajo chico
-  1/2 cucharadita de sal
-        algunas hojas de albahaca fresca
-        sal y pimienta a gusto
-        queso parmesano rallado

Ponemos a hervir el agua con la leche, agregamos la manteca y vertemos lentamente la harina de maíz mezclando permantentemente; salpimentamos. Debe quedar una polenta bien firme. La volcamos sobre una bandeja enmantecada y con una espátula húmeda la estiramos de modo que quede de un grosor de entre 1/2 y 1/cm y bien parejita. Llevamos a heladera para que se enfríe bien y encendemos el horno.

En una sartén con un poco de aceite rehogamos la cebolla con una pizca de sal, añadimos los champignones fileteados y luego de unos minutos el vino blanco continuando la cocción hasta que este se haya evaporado.

Preparamos una salsa bechamel bastante espesa ( 50g de manteca + 50 g de harina para el roux y luego vamos añadiendo le leche necesaria; agregamos nuez moscada y salpimentamos) y le incorporamos los champiñones mezclando bien. Reservamosos algunos champiñones para decorar.

Salteamos ligeramente el ajo picado, agregamos los tomates procesados, dejamos reducir por unos minutos y finalmente salpimentamos y agregamos las hojas de albahaca cortadas groseramente.

Retiramos la polenta de la heladera y cortamos láminas de las dimensiones de la budinera. Colocamos la primera en su base ya enmantecada, echamos por encima la mitad del relleno, repetimos y cubrimos. Esparcimos por encima la salsa y los champignones reservados y espolvoreamos con el queso rallado.

Horneamos a fuego medio por unos 30' hasta que haya gratinado. Esperamos unos minutos antes de servir.

Esta lasagna es para dos, pero yo me la comí sólo y me cayó muy bien!

lunes, 2 de agosto de 2010

PAN DE YOGUR

Los panecillos con yogur tipo naan que hice vez pasada salieron tan ricos que decidí intentar hacer panes de molde con receta similar, eventualmente saborizados, con el objeto de obtener panes blancos más nutritivos y característicos. En esta oportunidad hice uno saborizado con kumel y otro decorado con semillas de amapola, ambos salieron muy ricos. El primero de ellos va muy bien con queso crema, salmón, arenques, pepinos agridulces, etc; el otro creo que va bien con cualquier cosa.

Para dos moldes de aprox 30 x 10:
- 500 g de harina 000
- 175 g de agua
- 125 g de yogur
-   10 g de levadura
-     1 cucharada de manteca + adicional p/pintar
-     2 cucharaditas de sal (12g)
-     1 cucharada de azúcar

Hacemos una corona con la harina y en el medio disolvemos la levadura en el agua, el yogur y el azúcar. Mezclamos, agregamos la sal y la manteca y amasamos unos 10' hasta que la masa quede tierna y sedosa. Bollamos y dejamos reposar en bol cubierto hasta que duplique el volúmen (aprox 1 hora).

Encendemos el horno. Dividimos la masa en 2, bollamos y luego de que hubieran reposado unos minutos damos forma y ponemos en los moldes. Pintamos, decoramos y dejamos reposar por otros 45'

Efectuamos los cortes y horneamos en horno medio prehumidificado por unos 30'; retiramos y dejamos enfriar sobre rejilla.

Sale un pan bien tierno por dentro, crocantito por fuera y con un toque de acidez muy particular, bien rico.

domingo, 1 de agosto de 2010

CINTAS CORTADAS A CUCHILLO CON SALSA DE SEIS HIERBAS, DE LO MEJOR!

Es un plato originario de la Toscana italiana, relativamente sencillo y sorprendentemente sabroso y perfumado; está tomado del libro Buglialli on Pasta y me resultó literalmente memorable. Para 4 porciones abundantes:

PASTA
- 450 g de harina
-    4 huevos grandes
-    2 cucharadas de aceite
-    1 pizca de sal

SALSA
-    1 diente de ajo
-    1 cucharada de romero fresco
-    1 cucharada de orégano fresco
- 1/2 cucharada de tomillo fresco
-    1 cucharada de hojas de salvia picadas
-       algunas hojas de menta fresca
-    2 hojas de laurel
-250 gramos de espinacas cocidas y picadas
- 1/2 vaso de vino blanco seco
-  50 g de manteca
-    1 vaso de agua o caldo (o el líquido que largan las espinacas si las cuecen en microondas sin agua)
-  25 cc de aceite de oliva

Picamos finamente el ajo con las hierbas y dejamos macerar en el vino blanco junto con las hojas de laurel.

Hacemos la masa del modo habitual (ver "Pastas al huevo"), estiramos con la máquina hasta el último punto, dejamos secar unos minutos sobre repasador, enharinamos bien, enrollamos y cortamos a cuchillo cintas de unos 25 x 2,5cms.

Lavamos bien las espinacas, las blanqueamos, escurrimos y picamos (también podemos cocerlas por 1' ó 2' en microondas y reservar el líquido).

En una sartén pesada derretimos la mitad de la manteca y salteamos a fuego medio las espinacas por 2' o 3'. Retiramos las hojas de laurel del macerado de hierbas, lo incorporamos a la sartén mezclando bien y salteamos hasta evaporar el alcohol; salpimentamos, añadimos el caldo bien caliente y cocinamos a fuego medio por unos 20' para reducir la salsa.

Hervimos la pasta en abundante agua con sal por 1' y sobre una bandeja precalentada la mezclamos con el resto de la manteca y luego con la  salsa; volvemos a mezclar y servimos de inmediato.

A pesar de su simpleza es uno de los platos más delicados y sabrosos que comí ultimamente, excelente!